_
_
_
_
_

España puede alcanzar los 20 unicornios para fin de año y el peso de la economía digital aumenta

La digitalización de la economía alcanzó el 22,6% en 2022, pero las pymes continúan excluidas en gran parte de este crecimiento

Cesar TP y Pablo Claver.
Cesar TP y Pablo Claver.
Luis Alberto Peralta

Las empresas españolas están cada vez más digitalizadas y pronto se podrían ver hasta 5 nuevos unicornios en el país. Así lo afirma el último informe de Economía Digital en España, que ha sido presentado este jueves por Boston Consulting Group (BCG) y la Asociación Española de Economía Digital (Adigital). Según el documento, por lo menos unas 11 empresas se encuentran actualmente en la categoría de scaleup, nombre que reciben las startups con un ritmo de crecimiento anual superior a un 20% en facturación y con una facturación mínima de 1 millón de dólares. Así, se proyecta que alguno de estos proyectos pueda alcanzar la categoría superior en los próximos meses.

Cuando una scaleup alcanza una valoración de 1.000 millones de dólares, se convierte en un unicornio. En este sentido, según el estudio, se anticipa que algunas empresas como Capchase, Civitatis, Clikalia, Cobee, Holaluz, Lingokids, Paack, Tradeinn, Typeform, Seedtack o UserZoom están encaminadas a convertirse en este tipo de empresa. Esto se debe a que estarían creando nichos de negocio aun sin explotar o con poca competencia, o a que se sitúan en sectores ya explotados, pero aportan valor mediante la digitalización. Actualmente, España cuenta con 15 unicornios y ocupa el quinto lugar en Europa por número.

El informe también muestra que la economía digitalizada (aquellas actividades económicas basadas en bienes y servicios digitales), alcanzaron el 22,6% del total del PIB español, un aumento del 0,6% respecto a la cifra de 2021. Asimismo, detalla que el impacto directo estimado de la economía digital en el PIB en 2022 fue del 11,2%, un 0,3% más que en 2021. Los investigadores destacan que, en España, ahora se pueden encontrar dos grupos principales de sectores con características concretas según su nivel de digitalización. Por una parte, se encuentran los “sectores con madurez digital”, como por ejemplo la banca, que se encuentran plenamente digitalizados o con avances muy significativos (sus negocios están digitalizados entre un 30% y un 100%).

En el sector financiero, por ejemplo, la cifra de negocio generada a través de canales digitales de los bancos españoles ha aumentado en 3.7000 millones de euros entre 2020 y 2022, un crecimiento del 30%. Esto se debe a que el número de clientes que prefieren canales digitales para relacionarse con las empresas del sector ya supera el 62%, al aumento de ventas digitales y a la proliferación de medios de pago de este tipo también.

Por otra parte, se encuentran los “sectores “moderadamente digitalizados, que están iniciando programas digitales e invierten en pilotos (pero sus procesos solo están digitalizadas entre un 6% y un 30%). En esta categoría, se pueden observar también avances, como por ejemplo el aumento de las ventas digitales del comercio al por menos, que ha aumentado el valor de la digitalización en 1.700 millones desde 2020.

El problema de las pymes

En esta edición se buscó profundizar en la digitalización de las Pymes, que representan un 99,8% del tejido empresarial español. En cuanto a este grupo, los investigadores afirman que existen retos para la digitalización como la imposibilidad de beneficiarse de economías a escala, los recursos limitados para invertir, el menor acceso al crédito, la dificultad para profesionalizarse, y la dificultad para expandirse internacionalmente.

“España es un país de Pymes. Son una parte substancial de la economía, mucho más que en Alemania o Francia. Pero hay que ayudar con este procesos de digitalización para que se vuelva parte central del negocio. Así se podrá aumentar la competitividad, liberando tiempo que se invierte en ciertos procesos que podrían digitalizarse”, ha explicado Pablo Claver, líder de la práctica de Organización y personas para Iberia y Latinoamérica de BCG durante la presentación del informe.

Claver ha respondido a CincoDías que, por el momento, no existen indicadores para medir de forma clara el impacto real que tiene la digitalización sobre la productividad de las PYMES españolas, que muchas veces optan por vías de digitalización que no son adecuadas para su tipo de negocio. En este sentido, no se puede tener una visión exacta de qué tan efectivo está siendo este proceso en las pequeñas empresas. No obstante, ha aclarado que en los próximos años surgirán mejores indicadores que permitirán medir qué tanto la digitalización ha beneficiado a este grupo realmente.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_