_
_
_
_

CIE liquida su negocio en Rusia con unas pérdidas de 17,6 millones

Cierre definitivo de la planta de Samara con 42 trabajadores

Jesús María Herrera. CEO de Cie Automotive.
Jesús María Herrera. CEO de Cie Automotive.

Los ecos de la invasión de Rusia a Ucrania se siguen escuchando en la economía del país que preside Vladimir Putin. El fabricante de componentes de automoción CIE Automotive ha iniciado la fase de liquidación de sus negocios en Rusia, concentrados en una fábrica en la localidad de Togliatti, en la región de Samara. Asume unas pérdidas de 17,6 millones, según los datos del balance de 2022 auditados por PwC.

Desde la guerra de Ucrania, la mayoría de las marcas de automoción instaladas en Rusia congelaron las líneas de ensamblaje de vehículos y sus proveedores, como CIE, tomaron nota del nuevo escenario.

De hecho, el grupo con sede en Bilbao paralizó desde hace un año, prácticamente al inicio de la guerra, la actividad del centro de Samara, dedicado a la producción de piezas de inyección en aluminio y que entró en operación en 2015. Con 61 trabajadores en 2021, hoy cuenta con 42 empleados, acogidos a la fórmula rusa del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

La decisión de liquidación ya está tomada y CIE ha iniciado la vía del retorno de parte de la inversión por la vía del dividendo. De momento, consigue recuperar con esta fórmula hasta 150.000 dólares al mes (más de 142.000 euros con el actual tipo de cambio).

Brasil

La corporación, cuyo consejero delegado es Jesús María Herrera, siempre ha reaccionado con contundencia para responder a los escenarios que marca la coyuntura económica. En su momento, a Herrera no le tembló el pulso a la hora de afrontar un millar de despidos en sus fábricas de Brasil. Pero la posterior reactivación de este mercado de automoción llevó a CIE a comprar el año pasado, y por 20 millones, la empresa carioca del sector Iber-Oleff.

CIE está presente desde hace 23 años en Brasil y sigue recibiendo propuestas para la adquisición de fabricantes locales de automoción que no han conseguido rentabilizar sus inversiones. La industria carioca de automoción prevé incrementar un 5% su volumen de producción y llegar a las 2,3 millones unidades durante este ejercicio. Su nivel de motorización es relativamente bajo (el 20% sobre el total de población) y el parque de automóviles tiene una antigüedad elevada, superior a los once años. Las marcas y sus proveedores asumen que viene un ciclo de reposición de esa flota.

La desinversión en Rusia resta una implantación industrial a un grupo con, hasta ahora 112 fábricas en una decena de países.

No es la única salida prevista en su base industrial, puesto que CIE también ha puesto a la venta su división de forja en Alemania. Integrada por tres fábricas que facturaron 230 millones en 2022 con 676 trabajadores. Ya ha recibido ofertas, pero de momento gestiona los pedidos que ha recibido de sus principales clientes, los fabricantes de camiones.

Hasta la liquidación definitiva de Rusia, los 42 trabajadores de las instalaciones de Samara estaban integrados en una plantilla formada por casi 25.000 profesionales al cierre del ejercicio anterior.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_