_
_
_
_
_

Ferrovial busca un 50% más de liquidez para la acción con 3.000 millones extra en EE UU

Explica a la CNMV los motivos de una deslocalización que se fragua desde hace un año

Javier Fernández Magariño
Banderas de EE UU ante el edificio de la Bolsa de Nueva York (NYSE).
Banderas de EE UU ante el edificio de la Bolsa de Nueva York (NYSE).Stephen Chernin (Getty Images)

La dirección de Ferrovial ha tenido en estudio el traslado de su sede social a Países Bajos durante un año. El consejo, explican fuentes de toda solvencia, apretaba con la necesidad de aumentar la visibilidad en los principales mercados de capitales. Y la opción preferida era la de estar listada en EE UU. El camino hasta Nueva York no es sencillo, pero tiene réditos.

Cotizar directamente con la filial estadounidense y sus activos estuvo sobre la mesa, pero dejaba fuera una buena parte del negocio (Europa y Australia). Establecer al holding en Norteamérica fue descartado desde el primer momento por coste y dificultades tanto legales como operativas. De ahí la elección de Países Bajos y la próxima entrada de la compañía en el Euronext de Ámsterdad, donde las acciones ordinarias de Ferrovial tendrán vía directa para estar presente en índices neoyorquinos por los lazos entre esta Bolsa europea y la estadounidense.

Fuentes cercanas a la compañía calculan que la demanda extra generada en el escaparate neoyorquino estaría entre los 2.000 y los 5.000 millones de euros anuales. El escenario central, de algo más de 3.000 millones de nueva liquidez se daría con Ferrovial como integrante del índice Russell.

La acción tiene un volumen medio de negociación de 30 millones de euros diarios en el Ibex (1,1 millones de acciones), lo que supone mover 6.000 millones al año. Con una inyección del 50% al valor, con los referidos 3.000 millones de negociación anual, se persigue un salto en la cotización.

Ferrovial presenta un precio medio en los últimos cinco años de 22,9 euros por acción, y supera en la actualidad los 27 euros. Lejos aún de los 30,15 euros de precio objetivo que fija el consenso de los analistas. Alcanzar ese nivel supondría subir de 20.000 millones de capitalización a 22.000 millones.

Todos estos argumentos salieron a relucir el viernes en un encuentro de directivos de Ferrovial con la CNMV. Se trataba de explicar que ahora solo tienen acceso a Nueva York a través de los poco líquidos ADR (American Depositary Receipt), certificados que representan la propiedad de acciones no estadounidenses y que están depositadas en bancos de ese país.

En Ferrovial están seguros de que la Bolsa española podría establecer puentes en el futuro con el mercado estadounidense. También se incidió en que el grupo seguirá cotizando en Madrid.

Un día antes de ir a la CNMV, directivos del área Financiera habían justificado el movimiento de la empresa ante la Delegación Central de Grandes Contribuyentes, insistiendo en que su motivación no es el ahorro fiscal.

A por fondos americanos

El 92% de las inversiones comprometidas por Ferrovial hasta 2027 están en Norteamérica, con proyectos como la nueva Terminal 1 del aeropuerto JFK de Nueva York, la autopista I-66 en Virginia y la North Tarrant Express 35W 3C en Texas.

Pese a ese esfuerzo al otro lado del Atlántico, donde es una de las mayores operadoras de infraestructuras, solo un 13% del capital de Ferrovial está en manos de fondos estadounidenses. Un hecho que inquieta en el consejo de administración desde hace años.

El proyecto de fusión inversa entre Ferrovial y Ferrovial International SE, por el que esta última pasará de filial a matriz, no salió de las cuatro paredes de la sala del consejo durante meses. Y fue en diciembre cuando empezó a tomar cuerpo.

La decisión fue mantener al Gobierno español, y al propio mercado, ajenos a una operación que ha provocado una fuerte onda expansiva. El presidente del Gobiermo, Pedro Sánchez, volvió a referirse el viernes en términos de reproche a la salida de España de Ferrovial: “La patria no solo es hacer patrimonio, es ser solidario, arrimar el hombro, y ayudar, sobre todo, cuando tu país te necesita”, dijo en Helsinki (Finlandia).

En su relocalización, Ferrovial valora la calificación crediticia ‘AAA’ de Países Bajos, su estabilidad jurídica y la presencia de empresas con exposición a Norteamérica. La firma busca mejorar sus costes financieros y el primer paso será el de la refinanciación del bono híbrido por 500 millones, emitido en 2017 con condiciones favorables. Este fue a parar en un 90% a inversores internacionales.

TCI, el fondo que aconsejó el salto

Accionista de peso. En el mercado se apunta al fondo británico The Children’s Investment Fund (TCI) como uno de los inductores del esperado paso de Ferrovial a las Bolsas de Ámsterdam y de Nueva York. Titular de un 6,4% del capital, la entidad que lidera Chris Hohn habría insistido desde hace meses en la necesidad del asentamiento en el parqué estadounidense, en busca de aflorar valor para la acción y la compañía. La perseverancia de TCI también fue definitiva para que Aena sometiera, en su día, la política ambiental a la votación de los accionistas.


Un ejemplo en Reino Unido. Otra referencia europea de la construcción, como es la británica CRH, ha anunciado sus planes de mover la sede de cotización principal de Londres a Nueva York. La empresa, en la que ahora se mira Ferrovial, ha señalado ante los inversores que estar en Estados Unidos elevará sus oportunidades comerciales y operativas, al tiempo que abre posibilidades en el campo de las adquisiciones. 


Talento. Pese a resaltar que España seguirá siendo un lugar esencial para contratar profesionales, Ferrovial reconoce la necesidad de ganar atractivo en Europa y Norteamérica para atraer personal cualificado.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Archivado En

_
_