_
_
_
_
_

NH planea arrebatar este año la primera posición del ranking hotelero en España a Meliá

Superó sus ingresos y su capitalización bursátil en 2022 y rozó su beneficio neto

Meliá NH Gráfico
Belén Trincado Aznar

NH quiere arrebatarle a Meliá la primera posición en el ranking hotelero en España por ingresos y por beneficio. Hasta que la Gran Recesión estalló en 2008, la primera hotelera en España por ingresos era NH. En ese ejercicio obtuvo una cifra de negocio de 1.532,4 millones de euros, sumando actividad recurrente y no recurrente, con una cartera de 345 hoteles y 51.591 habitaciones. En ese mismo período, la hotelera en manos de la familia Escarrer obtuvo unos ingresos de 1.279 millones de euros, con 301 hoteles en cartera y 75.022 habitaciones. NH se mantuvo por delante de Meliá los dos años posteriores y finalmente perdió esa posición de privilegio en 2011. Desde esa fecha nunca la volvió a recuperar (solo lo hizo en 2020 coincidiendo con la etapa más destructiva de la crisis del coronavirus) y la mayor brecha de ingresos entre ambas compañías se produjo en 2016 con 357 millones en favor de Meliá. La diferencia se fue estrechando hasta alcanzar los 92 millones en 2019 y en 2022 es cuando finalmente se ha producido el sorpasso.

La hotelera propiedad de Minor contabilizó unos ingresos de 1.759 millones de euros el pasado ejercicio frente a los 1.692 millones de Meliá. La primera razón que justifica ese adelantamiento es la fuerte rebaja de costes acometida por NH en las distintas fases del coronavirus. Todas las hoteleras con actividad en España se acogieron a los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTES) diseñados por el Gobierno y NH fue la única que se atrevió además con un despido colectivo. Pese a que inicialmente iba a afectar a 700 personas, las negociaciones con los sindicatos rebajaron la cifra de afectados hasta solo 187 personas de los servicios centrales. Buena prueba de ese ajuste es la comparación entre los costes de personal en 2019 (448 millones de euros) y en 2021 (268 millones), con un ahorro de 180 millones en dos años entre Ertes, reducciones de jornadas y despidos.

Otra de las claves del sorpasso, según los analistas consultados por Cinco Días, reside en el fuerte incremento de precios y rentabilidades de NH al diversificar su cartera hacia el lujo, en especial a través de la marca NH Collection. La tarifa media cobrada en sus 350 hoteles se elevó a 116 euros en 2022, lo que supuso un 35% más que en 2021 y un 10,5% por encima respecto a los niveles precrisis. Los ingresos por habitación disponible, el principal indicador de rentabilidad de la industria hotelera, más que se duplicaron en los últimos doce meses hasta alcanzar los 71,8 euros, a tan solo 3,6 euros del valor de 2019.

Otras dos batallas

Pero NH no se conforma con superar los ingresos de Meliá, si no que también quiere situarse por encima en capitalización bursátil y beneficio. La primera batalla ya la ganaba desde 2019 y ha consolidado la brecha en 2022 y en lo que va de 2023, ya que de una capitalización similar se ha pasado a una diferencia favorable de 285 millones al cierre de 2022 y a otra que rozaba los 340 millones de euros al cierre de ayer.

La segunda batalla todavía tendrá que esperar para ser resuelta, aunque los analistas auguran que podría tener un final este mismo año. En 2022, Meliá alcanzó un beneficio neto de 120 millones de euros frente a los 100 millones de NH. Una diferencia de 20 millones que también se repitió en 2018 y 2019. La inercia positiva generada por el impacto positivo de la recuperación del turismo de negocios, incentivos y congresos en la segunda mitad de 2022 augura un mayor beneficio para NH por su mayor peso en el negocio.

Las tres alternativas que maneja Minor con el 6% que cotiza en bolsa

La compra del 94% de las acciones de NH en 2018 se ha convertido en un problema para la tailandesa Minor. En primer lugar porque la idea inicial del gigante asiático no era hacerse con un porcentaje tan elevado del capital (en el folleto de la OPA limitaba su interes a una horquilla entre el 51% y el 55% de los títulos), lo que le obligó a sobreendeudarse en un escenario en el que nada anticipaba que vendría una crisis de dos años en el que la actividad turística fue la más afectada por las restricciones al movimiento de los turistas y por la ausencia de conectividad aérea.

La desaparición del turismo tuvo su reflejo en la cotización bursátil del 6% del capital que cotizaba en bolsa. Minor compró las acciones de NH a 6,4 euros para que la OPA saliera adelante y solo se mantuvieron cerca de ese nivel hasta octubre de 2018. Allí iniciaron una tendencia bajista que se aceleró con  la irrupción de la pandemia, que llevó a la acción a desplomarse hasta alcanzar un mínimo histórico rozando los dos euros en octubre de 2020.  En ese nivel se mantuvo durante 24 meses y en los últimos cuatro meses se ha visto beneficiada por la revalorización de la que se han beneficiado todas las empresas cotizadas ligadas al turismo, como IAG, Aena, Amadeus o Meliá. Los títulos de NH se han apreciado un 68% en ese período y se han situado cerca de los cuatro euros. Pese a ello todavía están lejos de los 6,4 pagados por Minor y a una distancia sideral de los 15 euros que rozó en abril de 2007.

En ese contexto, la compañía podría estar replanteándose los tres escenarios que ya barajó cuando adquirió NH en 2018. En primer lugar, una oferta pública de adquisición (OPA) de exclusión, que le serviría para sacar de los mercados ese 6% que cotiza. Para ello tendría que lanzar una oferta para recomprar esas acciones (solo se podrá hacer en efectivo) y para ello tendrá que retratarse ante la CNMV detallando las circunstancias de la oferta, la situación actual de la empresa y todas las características del proceso. Esta primera opción parece ser la opcion más adecuada en el actual momento del mercado. Pese a la fuerte apreciación de los títulos desde noviembre, la acción cotizaba ayer por debajo de los cuatro euros, por lo que el grupo tailandés se ahorraría un importante dinero frente a los 6,4 euros que desembolsó en 2018 cuando compro NH.  En cualquier caso tendría que desembolsar 67 millones de euros, una cantidad insignificante frente a los 3.325 millones que ha facturado en 2022.

La segunda alternativa sería la entrada de un socio en el capital de la compañía, que se quedara con el 6% que no controla la matriz. Otra opción muy probable en un momento en el que los inversores institucionales están elevando su participación en empresas turísticas ante la reactivación del sector y en el que los grandes grupos estadounidenses como Marriott, Hilton, Hyatt, IHG o Wyndham están tanteando entrar en empresas con activos hoteleros en Europa. La tercera sería el cambio de deuda por acciones para convertir a los acreedores del gigante tailandés en accionistas de NH, la filial hotelera en Europa y Latinoamérica.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.

Archivado En

_
_