_
_
_
_

Grifols bate récord en ventas pero el beneficio continúa lastrado por los márgenes

Gana 208 millones, un 10% más, y eleva la facturación a más de 6.000 millones

Alfonso Simón Ruiz
Laboratorio de Grifols.
Laboratorio de Grifols.

Grifols batió su récord de ingresos el pasado año, al alcanzar los 6.064 millones de euros, lo que supone un 22,2% más que el año anterior. Pero esa cifra no sirve al laboratorio catalán para volver a los beneficios de antes de la pandemia, ya que ganó 208 millones, un 10% más, todavía lejos de las cifras de 2019 o 2020, cuando ganaba 625 millones y 618 millones, respectivamente.

Las acciones del fabricante de hemoderivados reaccionaron con una caída del 9% a estos resultados.

El laboratorio reconoció este martes en la presentación de resultados de 2022 remitida a la CNMV que los márgenes seguían impactados por “el alto coste por litro de plasma obtenido en 2021 y la mayor parte del 2022 derivada de la alta compensación” a las personas a las que extrae ese componente sanguíneo, “a pesar de haber disminuido significativamente” desde el cuarto trimestre. También recoge una caída por los test de Covid-19 y Zika. De hecho, el margen bruto se situó en el 36,8%, disminuyendo desde el 39,8% reportado en 2021

Además, muestra que su problema de deuda también lleva a un impacto en el beneficio del grupo “por gastos financieros elevados”.

El fabricante de medicamentos hemoderivados presentó a mediados de febrero un plan para ahorrar 400 millones al año y que conllevará el despido de 2.300 personas (la mayor parte en EE UU) de una plantilla cercana a los 27.000 empleados en el mundo.

La multinacional catalana destaca su incremento del ebitda un 16,5%, hasta los 1.221 millones, lo que provoca que el ratio de apalancamiento se reduzca de 9 veces ebitda a 7,1. Aun así, la deuda financiera neta continúa en elevados niveles de 9.193 millones, tras la compra del laboratorio alemán Biotest y la obligación de apuntarse como pasivo la inyección de capital que el fondo sobereno de Singapur (GIC) inyectó en una filial en EE UU.

Este laboratorio cotizado en el Ibex, el mayor del país, también revela algunas previsiones para 2023, en los que destaca que los ingresos subirán entre el 8% y el 10% “respaldado por una sólida demanda subyacente”, el incremento de precios y su “mix de productos”, que ya en 2022 ha llevado a la empresa a esas ventas récord. También eleva el ebitda un 27%-28%, hasta los 1.700 millones si se incluye la implementación del plan de medidas operativas. Y traslada hasta el segundo semestre de este año “la significativa expansión de márgenes”. Además, la empresa afirma que las donaciones de plasma crecen al 25%, “apuntalando el crecimiento”.

“Grifols está centrada en la expansión de márgenes y en alcanzar los volúmenes de plasma previstos para 2023, reduciendo el coste por litro hasta niveles más sostenibles”, señaló la empresa en el documento remitido a la CNMV.

En medio de la presión de los inversores por las dudas sobre la recuperación del negocio tras la pandemia de Covid-19 y por elevado endeudamiento, la empresa relevó la semana pasada a su presidente ejecutivo. Thomas Glanzmann pasó a ocupar la dirección tras la dimisión de Steven F. Mayer, que dejó el cargo cuatro meses después de ser nombrado por razones de salud y “otros motivos personales”.

A diferencia de Mayer, con una carrera forjada como financiero en el capital riesgo, Glanzmann, de origen suizo, tiene un perfil más de conocedor del mercado farmacéutico. Consejero de Grifols desde 2006, entre otros cargos relevantes ha sido presidente de Baxter Bioscience, consejero delegado de Immuno International y presidente de European Biotech Group. Permanecen como co-consejeros delegados Raimon Grifols, que además se convirtió en vicepresidente del consejo, y Víctor Grifols Deu, miembros de la familia Grífols que controla alrededor del 30% del capital de la cotizada en el Ibex 35.

La aportación de Biotest

El laboratorio catalán integró el pasado a su rival alemán Biotest. De momento, la firma germana aportó 361 millones en 2022 en ingresos, 90 millones de margen bruto, 23 millones de ebitda y lastró con 16 millones de pérdidas.

“La ejecución de nuestras principales prioridades ha dado lugar a un año de transformación”, afirmó Alfredo Arroyo, director financiero del grupo, en un comunicado con motivo de los resultados de 2022. “Estamos centrados en la ejecución de este plan para seguir aumentando nuestros ingresos, expandir significativamente los márgenes y reducir el apalancamiento”, agregó.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Alfonso Simón Ruiz
Graduado en Economía y máster de Periodismo UAM / EL País. En Cinco Días desde 2007. Redactor especializado en información empresarial, especialmente sobre el mercado inmobiliario, operaciones urbanísticas y, también, sobre la industria farmacéutica y compañías sanitarias.

Archivado En

_
_