_
_
_
_

Iberdrola supera su récord con un beneficio de 4.339 millones, un 12% más

La compañía ha recurrido el impuesto energético, que le supondrá 200 millones este año

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.
Carmen Monforte

Iberdrola obtuvo en 2022 un beneficio neto de 4.339 millones de euros, casi un 12% más (11,7%) que el año anterior, gracias, según informa la compañía a la CNMV, “a la evolución del resultado operativo y el crecimiento del negocio internacional”. El beneficio aumentó en todos los países, salvo en España, donde cayó un 19%, “lastrados por las medidas regulatorias y fiscales y el aumento de costes que la empresa no ha trasladado a sus clientes”, dice Iberdrola.

La compañía destaca una cifra récord de inversiones de 10.730 millones de euros, un 13% más que en 2021 (4.677 millones en redes), “superando los problemas actuales de cadena de suministro global”. De esa cifra, un 38% correspondió a la Unión Europea (casi 3.000 millones a España), un 25% a Estados Unidos, un 20% a Latinoamérica y un 13% a Reino Unido. Estas inversiones impulsaron las compras hasta los 17.800 millones de euros a 20.000 proveedores. Iberdrola realizó más de 4.700 contrataciones en el año.

El Ebitda de la energética crece un 10% hasta 13.228 millones de euros, con Estados Unidos y Brasil compensando la evolución negativa de España y la desaceleración en México. Por su parte, el flujo de caja operativo aumentó un 25%, hasta 11.123 millones y una liquidez de 23.530 millones de euros. La deuda a 31 de diciembre alcanzó 43.749 millones de euros. Según Iberdrola, la evolución de las principales divisas de referencia de Iberdrola tuvo un impacto positivo de 736 millones en el Ebitda y de 87 millones en el beneficio neto.

Un 49% del Ebitda correspondió a al negocio de redes y un 40% se registró en la UE. En producción de electricidad y clientes más de la mitad del Ebitda correspondió a España (52%).

Según ha desvelado el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en una conferencia de analistas para presentar las cuentas del año pasado, el nuevo impuesto que grava el 1,2% los ingresos de las energéticas, le supondrá a la compañía 200 millones de euros este año. Galán anunció que ya ha recurrido este tributo ante los tribunales porque vulnera el derecho comunitario, por gravar los ingresos y no los beneficios. Un pleito que “espera ganar”. Según sus palabras, “hemos recurrido estas medidas arbitrarias y y discriminatorias que solo afectan a algunos sectores (energéticas y banca), sectores que no están en situación comparable”. El director de los servicios jurídicos de la compañía, Gerardo Codes, no espera que este mismo año haya una decisión de los jueces: “probablemente el año que viene”, indicó.

 40.000 MW de renovables

El año 2022 se caracterizó por el incremento de la producción de ciclos combinados (un 61% más), carbón (+56%), solar (+30%), eólica (+1%) y nuclear (+4%) respecto al mismo periodo del año anterior frente a un descenso en la hidroeléctrica (-40%). La demanda en el ejercicio descendió un 2,9% respecto al año anterior que, en términos ajustados por laboralidad y temperatura, supuso un descenso del 3,9%. En el cuarto trimestre las reservas hidroeléctricas estuvieron en niveles del 44%, frente a un índice de 0,9 y niveles de 36% en las reservas para el mismo periodo de 2021.

Por filiales, la estadounidense Avangrid aumentó su beneficio neto un 25%, hasta 881 millones de dólares, mientras la brasileña, Neoenergia, lo hizo en un 20%, hasta 4.718 millones de reales brasileño.

La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán alcanzó los 40.000 MW renovables operativos en 2022 y tendrá otros 7.676 MW en operación en los próximos cuatro años, de los cuales, 3.500 MW corresponden a eólica marina.

Las inversiones previstas permitirán incrementar la capacidad instalada en 3.000 MW y aumentar la base de activos regulados, que en 2022 superaron los 39.000 millones de euros.

El consejo de administración ha propuesto a la junta el pago de 0,49 euros por acción: 0,31 euros de complementario, que se suman a los 0,18 euros que se abonó a los accionistas en enero.

Iberdrola subraya que contribuyó a las arcas públicas con 7.500 millones de euros, 2.5600 millones en España. El impuesto de sociedades,1.161 millones de euros, descendió un 39% en 2022. En las previsiones para 2023, la energética apunta a un aumento del beneficio neto de entre el 8% y el 10%.


Contra la propuesta del Gobierno para reformar el mercado

Sobre la propuesta para la reforma del mercado energético que se está debatiendo en la Unión Europea (UE), el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha dicho que “esta de acuerdo” con que esta discusión sirva para “seguir mejorando”. No obstante, ha recalcado que, a su juicio, este mercado estaba “funcionando bien”, por lo que no está de acuerdo en las propuestas del Gobierno español y se ha alineado con las planteadas por Alemania y otros seis países del centro y norte de Europa.

Sobre la adquisición de la estadounidense PNM Resources indicó que espera que en “los próximos meses” haya resultados positivos. Esta operación fue bloqueada por la Comisión de Regulación de Nuevo México a finales de 2021, entre otras razones, por la implicación de Galán en el 'caso Villarejo·, cuyos miembros fueron sustituidos a finales de 2022, según recuerda la compañía. Este  organismo “ya está preparado para volver a analizar nuestra propuesta para llegar a un acuerdo y esperamos que tenga resultados positivos en los próximos meses”, ha indicado Iberdrola.  La compra de PNM, anunciada en octubre de 2020 y valorada en unos 7.000 millones de euros, representa una gran apuesta de la energética epañola en EE UU.  

Iberdrola también se ha referido a las medidas de la UE para contrarrestar la Ley para la Reducción de la Inflación (IRA) estadounidense, dotada con un paquete de 369.000 millones de dólares en subsidios verdes y que suponen, según distintos analistas, una amenaza de ‘uga de inversiones destinadas a la transición energética en Europa.

Galán considera que las medidas que se están adoptando en la UE son “las adecuadas” y ha argumentado que antes de la creación de la Ley IRA ya se había repartido en torno al 40% de los fondos Next Generation dedicados a la transición energética. “El tema está en qué podemos hacer para acelerar la ejecución de estos fondos. Medidas para poder reducir los permisos, aclarar la cuestión de la producción de hidrógeno verde, fomentar las interconexiones o para unificar la normativa. Las cosas se están haciendo bien y en las próximas semanas o meses las cosas seguirán mejorando”, añadió.

 

.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carmen Monforte
Es redactora de Energía de Cinco Días, donde ocupó también los cargos de jefa de Especiales y Empresas. Previamente, trabajó como redactora de temas económicos en la delegación de El Periódico de Cataluña en Madrid, el Grupo Nuevo Lunes y la revista Mercado.

Archivado En

_
_