_
_
_
_

La heredera del fundador de Pesquera pierde el pulso contra sus hermanas por el uso de la marca

Un juzgado de lo Mercantil de Madrid concluye que la familia Fernández Rivera sigue siendo propietaria de todas las marcas nacionales e internacionales registradas

Alejandro Fernández, creador de Bodegas Pesquera, y su hija Eva.  
Alejandro Fernández, creador de Bodegas Pesquera, y su hija Eva.  Iván Martínez
Nuria Morcillo

Eva Fernández, hija y única heredera del fundador grupo bodeguero Pesquera, Alejandro Fernández, ha perdido el pulso judicial que mantenía contra sus hermanas por la marca Tinto Pesquera. El Juzgado de lo Mercantil número 13 de Madrid ha desestimado la demanda que ella, junto a su padre, interpuso por la presunta infracción de sus derechos marcarios. En una sentencia con fecha del pasado 2 de febrero de 2023, la magistrada Bárbara Córdoba Ardao, concluyó que la familia Fernández Rivera sigue siendo propietaria de las marcas nacionales e internacionales registradas.

“La mercantil Alejandro Fernández Tinto Pesquera S.L. es propietaria de los registros de marcas nacionales e internacionales registradas con anterioridad y posterioridad a la constitución de la sociedad que hayan sido alguna vez utilizadas por la sociedad”, reza el fallo dictado el pasado 2 de febrero, que, a su vez, condena en costas a los demandantes, según ha informado la familia Fernández Rivera en un comunicado.

La directora general del grupo, Lucía Fernández, ha asegurado que con esta resolución, que aún no es firme, ya que contra ella cabe recurso, permite dejar atrás “años de incertidumbre y sufrimiento de una familia que nunca quiso litigar”. “Para nosotros este conflicto solo tenía sentido en la defensa del patrimonio familiar, de la sostenibilidad de un legado y en la protección de los derechos de nuestros colaboradores”, afirmó, según se recoge en la nota de prensa.

Años de enfrentamiento

Alejandro Fernández, fallecido en mayo de 2021 y que impulsó la denominación de origen Ribera del Duero, llevaba años enfrentado con su exmujer Esperanza Rivera, con la que levantó el imperio de los vinos, y sus otras tres hijas, Olga, Mari Cruz y Lucía. La trifulca familiar comenzó en 2017 cuando la cuarta hija, Eva Fernández, fue despedida como enóloga y su padre se puso de su parte. Así, un año después, el empresario fue destituido de todos sus cargos y se le prohibió la entrada en la bodega, unos hechos que la otra parte de la familia niega rotundamente.

Todo ello dio inició a la presentación de demandas por la vía penal y mercantil. Al mismo tiempo, Alejandro Fernández y su hija crearon dos empresas con el nombre Tinto Pesquera y Alejandro Fernández Tinto Pesquera Original.

En paralelo, en 2019, la familia dio un giro de timón y rebautizó el grupo empresarial bajo la denominación Familia Fernández Rivera, que se compone de cinco bodegas Tinto Pesquera, Condado de Haza, Dehesa de la Granja y El Vínculo; además del Hotel AF Pesquera, en Peñafiel (Valladolid), en la capital de la región vinícola de la Ribera del Duero. Lucía Fernández aseguró entonces que este cambio no se debía entender como un paso más hacia la ruptura familiar, sino que se enmarcaba a un plan de modernización.

Varios procesos judiciales

El uso de la marca Tinto Pesquera fue uno de los motivos para iniciar una batalla judicial. Alejandro Fernández, con el apoyo de su hija Eva, alegó que él inscribió la marca en el registro de patentes a su nombre y que su vinculación al grupo ya no existe desde el momento en que salió de la compañía. El Juzgado de lo Mercantil madrileño no les ha dado la razón.

Por otro lado, Alejandro Fernández se querelló contra su esposa y tres hijas por un presunto delito contra la propiedad intelectual relacionado con el uso de las marcas de la empresa, pero el Juzgado de Instrucción número 49 de Madrid archivó el caso en 2019 al no ver indicios de delito.

Asimismo, en Valladolid existe otro procedimiento abierto por falsificación de un contrato de arrendamiento de los viñedos; y consiguió la victoria, en julio de ese mismo año, cuando el Juzgado de Primera Instancia número 9 de Valladolid condenó a las tres de sus cuatro hijas y a su exmujer a indemnizarle con 6.000 euros por el uso de su imagen personal.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Nuria Morcillo
Periodista de Tribunales con más de 10 años de experiencia. Tras dar los primeros pasos en El Mundo y ABC, llegó a la agencia de noticias Europa Press, donde comenzó a profundizar en el mundo jurídico. Después pasó por La Información, donde siguió especializándose en ese área. En CincoDías desde diciembre de 2022.

Archivado En

_
_