_
_
_
_
En colaboración conLa Ley
_

Legal Management Forum: sí a la tecnología sin perder el toque humano

El evento de referencia en el sector llega a su décima edición y reúne a la élite de la abogacía de los negocios

Cristina Sancho, presidenta de Aranzadi LA LEY, durante el acto inaugural del Legal Management Forum
Cristina Sancho, presidenta de Aranzadi LA LEY, durante el acto inaugural del Legal Management Forum

Como cada año desde hace diez, este lunes ha arrancado la sesión plenaria del Legal Management Forum LMF), el evento de referencia del sector legal organizado por la Fundación Aranzadi LA LEY e Inkietos. Durante toda la jornada, en el auditorio Mutua Madrileña, la élite de la abogacía de los negocios ha debatido sobre los asuntos más candentes para poner rumbo al futuro. La décima edición de este cónclave se celebra bajo el lema Future Tech, Human Touch, toda una declaración de intenciones sobre cómo subirse a la ola de la inteligencia artificial sin perder el timón.

La nueva edición de esta ágora, reconocido como mejor evento jurídico del 2022, cuenta una vez más con la presidentica de honor de su Majestad el Rey Don Felipe VI y el respaldo del Banco Santander y Mutua Madrileña , patrocinadores principales del encuentro.

Tampoco ha faltado, como en años anteriores, el apoyo de grandes firmas jurídicas y despachos de abogados, veintiuno en la edición de este año: Andersen, Auren, BDO, Broseta, CCS Abogados, Cuatrecasas, Deloitte Legal, DLA Piper, Ejaso ETL Global, Eversheds Sutherland, Estudio Muñiz, Gómez-Acebo & Pombo, Garrigues, KPMG, Linklaters, Ontier, Pérez-Llorca, RocaJunyent, SavviaLegal, Squire Patton Boggs y Uría Menéndez.

Las ponencias de la sesión plenaria han versado sobre temas de interés para los profesionales de la abogacía, poniendo el acento en las implicaciones de la inteligencia artificial generativa para los bufetes y las asesorías jurídicas internas.

Los prestigiosos ponentes también han debatido sobre el crecimiento de los despachos en el nuevo contexto económico; la apertura de nuevos mercados para las firmas; la transformación efectiva de la función del área legal en las empresas o la estrategia de innovación y eficiencia en la industria legal.

La inauguración de la sesión plenaria, celebrada a las 9:15 horas, ha corrido a cargo de Cristina Sancho, presidenta de la Fundación Aranzadi LA LEY; Mercedes Carmona, presidenta de la Inkietos y directora jurídica de Becton Dickinson para España y Portugal; Emilio Martínez, socio y COO de Cuatrecasas y miembro de Inkietos y Julia Fernández, directora de Colectivos y Negocio No Residentes en Santander España. La jornada ha sido conducida por la periodista Gloria Serra.

Cristina Sancho, en su discurso de apertura, ha puesto en valor la aplicación de la inteligencia en el mundo de los negocios como eje vertebrador de la sesión plenaria. “Vamos a enfatizar el aspecto humano en el uso de la tecnología y la innovación en el ámbito de la abogacía de los negocios. Insistiremos en la prevalencia del factor humano sobre las máquinas”, puntualizó.

Para Mercedes Carmona, la llegada de la inteligencia artificial generativa en la abogacía definirá lo que será el nuevo perfil jurista del siglo XXI. “La innovación en el sector legal va más allá de seguir la última tecnología, es una mentalidad, a imaginar lo que podría ser. Debemos pensar más allá de los límites convencionales y obtener lo que la tecnología nos brinda”.

Por su parte, Emilio Martínez ha destacado la grandeza que supone celebrar por décimo año consecutivo el Legal Management Forum. Un evento que permite afirmar “con cierta rotundidad que el sector legal ha alcanzado una posición de liderazgo muy relevante y se ha convertido en uno de los eventos jurídicos más importantes del país”, ha concluido.

La diferencia la seguirán marcando las personas

La décima edición del LMF se ha iniciado con una ponencia de Xavier Marcet, presidente de LTC (Lead To Change), sobre liderazgo humanista en la era de la inteligencia artificial generativa.

A lo largo de la misma, Marcet ha puesto particular énfasis en la importancia de las personas en unos momentos de cambio, en los que la tecnología parece ser el único factor diferenciador para las organizaciones. La diferencia de las firmas que alcancen el éxito seguirán siendo las personas, porque pensar empodera y solo las personas son capaces de pensar.

En esta línea, Marcet ha destacado la importancia de un management minimalista, orientado a dar resultados centrándose en las personas y capaz de afrontar el futuro en trayectorias largas. Para ello hay que ser consistente y evolucionar con los clientes ajustándose a sus necesidades reales, sin anticiparse en exceso a las mismas.

Se requiere un liderazgo consciente tanto de la importancia del equipo, como de la propia función del jefe.

En primer lugar, hay que impulsar en la firmas un ecosistema que, como una gran orquesta, cuente con buenos solistas, que saben que no son nada sin el conjunto de la banda, y una banda que sabe que es mucho mejor con esos solistas.

En cuanto al liderazgo, Marcet ha subrayado que liderar es servir, no servirse, mantener la cordura y evitar la autocomplacencia. Al líder se le recuerda cuando es capaz de crecer haciendo crecer a los demás. A los clientes, por supuesto, pero también a los compañeros, ha añadido.

Resultados

En una segunda ponencia, Teresa Zueco, socia directora de Squire Patton Boggs, dejó claro que la tecnología "debe tener un resultado" en la hoja de resultados y cumplir alguna necesidad del cliente. Compartió esta perspectiva Andrea Miskolczi, CEO de InterAlia Consulting, quien afirmó que hay que preguntar a los abogados "cuáles son sus necesidades" antes de invertir en herramientas.

Stefan Schwarz, director de legal operations de Linklaters, aseguró que los 'juniors' ya preguntan qué herramientas de digitalización tiene un bufete en la entrevista de ingreso. "Es un factor para atraer talento", dejó claro. La mesa fue moderada por José Rodríguez, director de innovación y tecnología de KPMG Abogados, quien agregó que son los clientes los primeros que demandan eficiencia, "también respecto al coste".

Claves de éxito

Tres pesos pesados de la abogacía de los negocios han tomado la palabra durante una de las mesas de la sesión plenaria del LMF 23. José Vicente Morote, socio codirector de Andersen en España y Portugal; Rosa Vidal, socia directora de Broseta; y Pedro Pérez-Llorca, socio director de Pérez-Llorca, han apuntado los ingredientes básicos para cocinar una receta de éxito que sepa a crecimiento con la ayuda de Carlos García-León, socio director de Legal Reputation y miembro de Inkietos, que ha moderado el debate. Y es que las firmas que dirigen estos abogados han destacado en los ránkings de facturación por incrementos de doble dígito e incluso con saltos superiores al 20%.

Rosa Vidal ha señalado que en la abogacía de los negocios el éxito se mide en crecimiento, pero la clave en Broseta es haber hecho un "poyecto atractivo para los profesionales a los que hemos conseguido acercar la cultura".

Este conocimiento de los valores internos también es nuclear para José Vicente Morote, que ha desvelado que los ingredientes básicos en Andersen España y Portugal han sido "la cultura y mejora permanente".

Pedro Pérez-Llorca ha resumido en una frase el éxito de su firma: "Nos gusta mucho hacer socios". El despacho se vanagloria de buscar a los mejores profesionales y darles una oportunidad para crecer y así hacer crecer la firma.

Retos para las asesorías internas

Las asesorías jurídicas internas y los desafíos a los que se enfrentan en los próximos años han tenido espacio en la décima edición del LMF. La mesa, moderada por el socio de Deloitte Legal Manuel Fernández, ha tratado de fijar cuál ha sido la evolución de los departamentos jurídicos de empresa en la última década y cuál será el camino en el futuro más próximo. Ana Bayó, directora de la asesoría jurídica, patentes y compliance de Bayer para España y Portugal; Rosario Baquero, directora del Centro de Innovación Legal de Iberdrola (LINCE), y Juan Riego, director jurídico y secretario del Consejo de Carrefour España, han coincidido en la transformación absoluta del rol de estos abogados, que han pasado de prestar un asesoramiento interno a ser prescriptores para el negocio formando parte del comité de dirección: “Ya no es solo un técnico”, ha resumido Ana Bayó.

Cada uno de ellos ha contado cómo se ha producido este cambio en su empresa. Juan Riego ha reconocido que la transformación en Carrefour ha ido de la mano de la necesidad por ser más eficientes. Rosario Baquero ha explicado el gran proceso de transformación interna en Iberdrola que, ha subrayado, ha sido consecuencia de un pensamiento estratégico en el que la sostenibilidad, santo y seña de la compañía, está en el centro.

Por su parte, Ana Bayó ha advertido que las asesorías se enfrentan a unos retos muy intensos durante los próximos tres años y que las firmas legales deben acompañarlas en este camino. La crisis económica y la tecnología darán la vuelta a la forma en que se trabaja.

Cultura y talento

Los expertos debatieron sobre las claves a tener en cuenta en el momento que se lleva a cabo una fusión entre dos firmas de abogados. En la mesa más allá de lo orgánico: superando las barreras, moderada por la presidenta de la fundación Aranzadi LA LEY Cristina Sancho, los ponentes coinciden en que la clave para lograr un proceso de fusión eficiente pasa por lograr afianzar una estrategia cultural para la organización, así como también tener la capacidad de poder retener el talento del despacho. Enrique Ceca, socio y consejero ejecutivo de Ceca Magán explica que cuando se hace una operación es porque tiene que cuadrar la estrategia de ambas firmas, pero lo que hay que tener claro es “que si la cultura no encaja la operación está condenada al fracaso”.

En la misma línea responde Pedro Rodero, presidente ejecutivo de Ontier ya que considera que hay que proteger esa cultura es lo que define la entidad de la empresa. “Tiene que haber mucha comunicación en la parte previa y asegurarse de que los de la fusión sean líderes naturales de la organización porque la cultura define el comportamiento de la organización. Una cuestión en el que ambos expertos coincidieron que, conocer la estrategia de la empresa, es “todo un reto”.

Falta de conocimiento

La inteligencia artificial es una herramienta que va a irrumpir de lleno en el sector jurídico, pero el desconocimiento para usar esta tecnología es un tema que preocupa mucho al sector. La mesa Implicaciones de la IA generativa para bufetes y asesoría jurídicas internas, bajo la moderación de Beatriz Pérez-Olleros, directora de Producto y Soluciones de Mercado de Aranzadi LA LEY, abarcó este tema.

Según Elen Irazabal, fundadora y CEO de AdvocatusAI, "los abogados tienden a que se haga todo por ellos, que venga ChatGPT y que lo haga todo. Cosas que un abogado puede hacer mirando en internet. Veo que hay un analfabetismo absoluto en la IA y eso lo veo un problema muy gordo para implantar esta herramienta. Sobre todo, en aquellos que van a asesorar en la nueva norma europea de Inteligencia Artificial".

Para Asier Crespo, director jurídico de Microsoft Ibérica, "uno de los principales problemas es la cultura que implica a los profesionales. Los departamentos jurídicos tienen que entender cuales son sus procesos, que políticas quiere implementar como abordarlas (…) hay que coger el toro por los cuernos y ver lo que necesitamos y como lo vamos a implementar". Por su parte, Idoya Fernández, socia y directora del Área de Conocimiento e Innovación de Cuatrecasas, considera que conocer la herramienta dentro de la firma es fundamental. "Hay que saber preguntar, poner en contexto lo que quieres hacer y poner en común en las áreas jurídicas donde ha funcionado bien o donde no", para detectar el error y así reforzar la herramienta en aquellos aspectos donde no está funcionando correctamente.

Más empatía

Por último, Reena SenGupta, directora de RSGI Limited, ha cerrado la cita con una reflexión sobre cómo la inteligencia artificial (IA) transformará la abogacía en los próximos cinco años. En su opinión, los bufetes serán "lugares más felices" y los procesos de formación para los juniors "serán más divertidos", pues habrá más tiempo para aportar valor a las nuevas generaciones y para fidelizar el talento. La IA abre la puerta a una bicefalia donde los bufetes no solo vendan "derecho", sino también "comodidad y confort". Y esta será, dijo, una nueva variante de rentabilidad del negocio que tendrá que ser muy tenida en cuenta por el sector.

En este sentido, SenGupta también ha pronosticado una enorme explosión del negocio legal enfocado al dato. Tendrá un gran protagonismo "los modelos de suscripción" a aquellos grupos que sepan sacar partido a la gestión de sus archivos de datos, y todo ello no cerrará la puerta a la rentabilidad. Al contrario, "los despachos seguirán siendo muy rentables", ha vaticinado la experta. Y ha agregado: "Se incentivarán los modelos de suscripción y las ratios de rentabilidad seguirán siendo amplios". Cambiarán las estructuras de poder, en la que el socio ya no será la figura incontestable y compartirá protagonismo con la máquina.

Pero la digitalización no nos hará menos empáticos. "La IA permitirá que los abogados tengan el tiempo de ser más humanos", ha reafirmado SenGupta. Fue un mensaje muy repetido en esta ágora de la abogacía: la tecnología no nos hará peores personas. Tampoco peores abogados. En cualquier caso, coincidieron los expertos, más eficientes.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_