_
_
_
_
_

España es el país de la UE con más porcentaje de pymes

La empresa española es una de las más pequeñas de Europa, junto a Italia y Portugal

El 94% de las empresas españolas tienen una media de 1,7 empleados, lo que hace que sea, junto a Italia y Portugal, el país de la Unión Europea con el mayor número de empresas de tamaño mediano o pequeño.

Este es uno de los datos esenciales que se pueden extraer del informe de Crecimiento Empresarial, elaborado por el servicio de estudios de CEPYME, que es la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa.

A su parecer, el hecho de que en España haya empresas de tamaño tan pequeño está afectando a la recaudación de las arcas públicas, y está empeorando los datos del paro y del PIB. Basándose en sus propios datos, es interesante analizar cuáles son las conclusiones que los representantes de los empresarios sacan sobre su situación económica actual. Y también qué posibilidades barajan y proponen al gobierno para que todo mejore.

Fomentar el crecimiento empresarial: la principal medida que propone CEPYME

El pequeño tamaño de las empresas de nuestro país trae peores ventas y exportaciones. Mientras la media europea, con empresas de mayor tamaño, ocupa a un 23% más de personas que en España, las exportaciones europeas rondan los 400.000 euros de ventas frente a los 217.000 en el caso de las pequeñas empresas españolas.

Además, la productividad también es más baja que la media europea y esto, según el propio CEPYME, empeora a su vez la capacidad de pagar buenos salarios.

Ante esta situación que se describe mediante los datos que CEPYME aporta en su informe mensual, sus propuestas son claras: fomentar un entorno normativo en el que sea más fácil que las empresas crezcan.

Esto, según ellos, bajaría la tasa de paro en cinco puntos porcentuales, aumentaría el PIB un 5%, reduciría el déficit fiscal, elevaría las ventas, expandiría la masa salarial e incrementaría, en general, la recaudación en más de 21.000 millones de euros.

Y si hablamos de medidas concretas que piden al gobierno, ahora que este empieza una nueva legislatura, CEPYME habla en su informe de ampliar el tiempo que se les da a las empresas para iniciar los escalones regulatorios. En este caso, hablan de una ampliación de cuatro años para que un nuevo proyecto pueda asentarse.

Además, también piden que se ponga fin a la política de costes y carga burocrática que el gobierno ha llevado a cabo en los últimos años, y que no haya intervención estatal en cuanto al Salario Mínimo Interprofesional, porque este impide que las pequeñas y medianas empresas puedan ampliar sus plantillas al no saber cómo hacer frente a los gastos frente a las ventas.

No obstante, los datos de nuevas contrataciones del pasado año contradicen, en cierta manera, que ninguna pequeña empresa española tenga capacidad para ampliar sus plantillas. La afiliación a la Seguridad Social creció en 2022 un 3,9% más que el año anterior, y eso después de haber superado con creces el nivel de empleo pre-pandemia.

Las PYMES, siempre más vulnerables ante los problemas económicos

Otro tema sobre el que se desarrolla el informe de Crecimiento Empresarial realizado por CEPYME, es sobre el hecho de que las PYMES, por sus datos menores en cuanto a ventas e ingresos, son siempre más vulnerables que las grandes empresas a los vaivenes económicos.

Según ellos, la supervivencia empresarial va íntimamente vinculada al tamaño de las compañías. Y en esto se apoyan también en los datos que ofrece DIRCE, el Directorio Central de Empresas, donde se especifica que las empresas con más de diez empleados tenían una edad media cinco años mayor que las que solamente tenían un empleado.

Si bien los datos que se ofrecen al respecto sobre cómo España es el país con mayor número de Pymes, y que estas, a su vez, son los proyectos más vulnerables para lograr salir adelante y tener un futuro prometedor, son algo evidentemente real, las conclusiones pueden ser, sin embargo, variables.

Los diferentes análisis económicos sobre la situación de las empresas en nuestro país, y en el resto de Europa y el mundo, son debatidos entre sí, y a su vez sacan conclusiones muy distintas. Mientras CEPYME reitera que, bajo su punto de vista, el sistema tributario y la intervención del estado de España en la asignación de salarios es negativa, hay otras voces que argumentan que es el camino para conseguir una menor precarización laboral de todas las personas que son contratadas, por empresas grandes o de tamaño mediano y pequeño.

En cualquier caso, las propuestas de CEPYME que se muestran en su informe pasan por la reducción de costes, cargas burocráticas y barreras regulatorias para todas las empresas, con el fin de que aumente el número de grandes empresas en España.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_