Cristina Retana: "ChatGPT solo será seguro en el sector legal si lo son los datos que lo alimentan"

La experta pronostica un ahorro indudable en tiempo y recursos para los abogados gracias al uso de esta tecnología

Cristina Retana, directora de contenidos e innovación de Aranzadi LA LEY en España y JusNet en Portugal
Cristina Retana, directora de contenidos e innovación de Aranzadi LA LEY en España y JusNet en Portugal

Cristina Retana es la directora de contenidos e innovación de Aranzadi LA LEY en España y JusNet en Portugal. Desde esta posición, su principal reto se centra en diseñar la estrategia de contenidos y de soluciones tecnológicas de ambas marcas, centrando sus esfuerzos en la aplicación de la innovación como vía para cubrir las necesidades de los profesionales jurídicos en su día a día.

La experta en tecnología y gestión jurídicas ha diseñado relevantes soluciones de Inteligencia Artificial para abogados. Como Jurimetría, un potente software que permite a los letrados predecir cómo fallará un juez según las vicisitudes del caso, auspiciado en un poderoso banco de sentencias y documentos jurídicos.

“La tecnología aplicada al ejercicio de la abogacía es un paso más en esa digitalización que todos estamos asumiendo y que nos ahorra muchísimo tiempo y recursos”, afirma Cristina Retana. "El abogado debe perder el miedo a la innovación y la tecnología y convertirlas en sus compañeras de viaje. Es indudable que la adaptación del mundo jurídico al entorno virtual está siendo un proceso lento pero imparable".

ChatGPT, ¿amenaza u oportunidad?

ChatGPT es una herramienta de inteligencia artificial basada en el deep learning, el aprendizaje no supervisado. Su irrupción de la mano de la empresa OpenAI, con un chat gratuito que vio la luz en noviembre de 2022, ha sido un revulsivo para las Ciencias Jurídicas, que en pocos meses han vivido una auténtica revolución.

La directora de innovación y contenidos de Aranzadi LA LEY destaca el enorme potencial de tecnologías como ChatGPT para un sector como el jurídico. Sin embargo, subraya que “no hay que olvidar dos factores clave en la relación de su uso en el ámbito legal, como son la fiabilidad jurídica y la protección de los datos. Terrenos donde la inteligencia predictiva aún no ofrece garantías”.

“ChatGPT y las plataformas de inteligencia artificial se nutren de gran cantidad de datos de múltiples fuentes que están disponibles en Internet”, remarca Retana. Pero apostilla, “lo que diferencia al sector jurídico en este ámbito es que solo es válida aquella información de fiabilidad jurídica precisa y segura, que garantice que las respuestas están actualizadas y cumplen los requisitos legales aplicables en cada momento”.

En este sentido, Retana se para en una idea clave: las respuestas de ChatGPT en el mundo legal sólo serán válidas y seguras si lo son los conjuntos de datos que se utilicen para entrenar los algoritmos de inteligencia artificial generativa. "Y eso solo se consigue en una infraestructura y entorno seguro que proteja la confidencialidad y fiabilidad de los datos”, añade.

Evitar el sesgo

Otra de las dudas que plantea el uso de la inteligencia artificial es hasta qué punto respetará la privacidad de los datos, o si evitará los sesgos en su tratamiento, esto es, errores que se producen cuando la máquina discrimina unas respuestas respecto a otras. La organización de Retana se afana por poner la deontología en la primera línea para conseguir el software más fiable del mercado en este sentido, una misión en la que vierten enormes esfuerzos. "Como no podía ser de otra manera, todos los productos que desarrollamos cumplen estrictamente con la normativa vigente en cada momento. Pero, más allá de eso, cumplen también con los estándares y recomendaciones de instituciones y organismos especializados en las diferentes materias o áreas de conocimiento”.

Digitalización del sector legal

Recientemente, la fundación Aranzadi LA LEY ha dado a conocer el informe Break the limits (2023 Legal innovation report), un documento que mide la evolución de la transformación digital en el sector legal en España. Según el trabajo, nuestro país aún cuenta con margen para ponerse las pilas en materia de innovación tecnológica: los datos muestran que solo menos de un tercio de los profesionales jurídicos afirman que su organización cuenta y está ejecutando un plan focalizado en la innovación y la transformación digital con un presupuesto dedicado específicamente para este fin. En el caso de las administraciones públicas el porcentaje empeora: solo el ocho por ciento de los encuestados afirma contar con este tipo de estrategia.

“En cuanto a las principales tendencias que pone de manifiesto el Informe”, valora Retana, “podemos destacar que despachos, asesorías jurídicas y administraciones públicas coinciden en tres que consideran imparables en el sector legal: la necesidad de invertir en tecnologías que mejoren la productividad, la complejidad creciente de la regulación y la realización de un número creciente de funciones sin incremento de los recursos". La expansión del teletrabajo, añade, también es considerada por despachos y asesorías una tendencia que se impondrá definitivamente en los próximos años.

Como se desprende de los resultados de esta encuesta, que recoge la opinión de más de 300 profesionales de despachos, asesorías jurídicas y administraciones públicas, la automatización de tareas es otra de las tendencias que más llama la atención de los profesionales jurídicos en los despachos de abogados que la perciben como un avance imparable en el sector. "Por el contrario", analiza Retana, "los encuestados en las administraciones públicas subrayan el relevo generacional como la tendencia más significativa en este ámbito".

Normas
Entra en El País para participar