_
_
_
_
Compañías

EBN se adelanta al Santander y se convierte en el primer banco con hipoteca inversa

La entidad cobra un interés del 6% fijo por el préstamo

EBN se ha convertido hoy en el primer banco en ofrecer una hipoteca inversa en España, un producto financiero que permite a los propietarios de una vivienda, mayores de 65 años, obtener un préstamo que no tienen que devolver hasta que expire la duración del mismo y que tiene como garantía la vivienda. Al contratarse no implica perder la propiedad ni el uso del inmueble, al contrario que sucede, por ejemplo, con la nuda propiedad.

Entre las condiciones que ofrece EBN, la entidad destaca que el interés de esta hipoteca es un tipo fijo del 6% anual por un valor máximo, dependiendo de edad y número titulares, de hasta el 43% del valor de tasación de la vivienda. El préstamo tiene una duración variable en función de la edad del contratante y es cancelable en cualquier momento, lo que da la posibilidad de vender la vivienda.

Haciendo un ejercicio hipotético. Si se tiene una vivienda valorada en 300.000 euros y se contrata la hipoteca inversa, obteniendo el préstamo equivalente al 43% del valor del inmueble, EBN daría un crédito de unos 129.000 euros. Si hay que pagar un interés del 6% anual y el préstamo dura 17 años, implica que habría que devolver a su término aproximadamente 260.000 euros. 

La entidad se ha adelantado con el lanzamiento del producto al Banco Santander. La compañía presidida por Ana Botín anunció el pasado mes de octubre que lanzaría una hipoteca inversa "próximamente", pero sin dar fechas. Fuentes de la compañía aseguraron para un anterior artículo de CincoDías que “es muy importante que sea un producto que los clientes entiendan al 100%” y que esperan una elevada demanda.

En el anteriormente citado artículo, se explicaba que la hipoteca inversa es un préstamo para mayores de 65 años (o dependientes severos) propietarios de su vivienda habitual y que quieran obtener un dinero extra en su jubilación. "Funciona al contrario que un crédito tradicional, dado que es el banco el que paga al titular de la vivienda, siempre que no tenga cargas, al tiempo que mantiene la propiedad y la residencia. Se puede elegir entre un abono único, una renta mensual vitalicia o una combinación de ambas. Tras el fallecimiento, los herederos deciden si devuelven lo prestado o renuncian a la propiedad. La mayoría opta por vender la vivienda para saldar la deuda acumulada, ya que los intereses hacen que sea elevada por lo general", detallaba ya entonces.

La diferencia entre una hipoteca normal y una inversa es, en suma, que la inversa no hay que devolverla o bien hasta que expire el plazo acordado, o hasta que los herederos asuman la herencia y, con ella, la deuda. 

A modo de simulación, EBN Banco ha introducido en su página web una calculadora que permite hacerse una idea de las condiciones. El producto no se dirige a todos los propietarios. "No todos los inmuebles son susceptibles de la hipoteca inversa, ya que tendrán que ser valorados y aprobados por EBN Banco", señala el comunicado.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_