Sabadell, medalla de oro del sector gracias a los tipos

El banco prolonga el rally y acumula una subida cercana al 30% en 2023

Una sucursal de Banco Sabadell, en Madrid.
Una sucursal de Banco Sabadell, en Madrid.Pablo Monge

Sabadell ha pasado de ser el patito feo al cisne de la Bolsa. Tras ser el banco más castigado desde la crisis financiera, ha cambiado de rumbo. Se anotó un alza del 55% en 2022 y acumula una revalorización cercana al 30% en 2023, liderando de nuevo el sector. Este giro tiene como principal apoyo el alza de los tipos de interés.

Los resultados al cierre del ejercicio pasado arrojaron un beneficio de 859 millones en el banco, que supuso un crecimiento del 61,9% y la mayor ganancia de los últimos 15 años. El margen recurrente se incrementó un 26,3% y la rentabilidad ROTE fue del 7,8%. Otros logros importantes para la entidad fueron las ganancias récord antes de impuestos de su filial británica TSB y la contención de la ratio de morosidad, que se situó en el 3,41% frente al 3,65% anterior. Con ello, la entidad ha elevado sus objetivos de rentabilidad para los próximos años., así como el reparto de dividendos. El pay-out sube al 50%

La reacción del mercado ha sido doblemente positiva. Además de la subida de la acción, varias firmas han mejorado sus previsiones. Es el caso, por ejemplo, de Jefferies que ha elevado el precio objetivo de 1,15 a 1,40 euros, y UBS, que ha pasado de neutral a comprar y la valoración a 1,40 euros. De forma global, las recomendaciones se reparten así: 64% compra y 32% mantener; solo hay una de venta, la de Oddo BHF, según el consenso recogido por Bloomberg. El precio objetivo medio es de 1,34 euros, que supone un potencial de más del 20%.

“Sabadell está bien posicionado para capturar la subida de tipos (en la zona euro y en Reino Unido) porque el margen de intereses representa sobre el 73,3% de los ingresos, la demanda de crédito empresarial (clave en el banco) se mantiene firme y los índices de calidad crediticia son buenos”, subrayan en Bankinter.

Más dividendo y un alza del 360% desde mínimos

 

Retribución. Los positivos resultados conseguidos por Sabadell en 2022 han llevado al banco a elevar el pay-out hasta el 50%, frente al 31,8% del año precedente. En total, destinará 430 millones de euros a remunerar a sus accionistas, que se repartirán casi a partes iguales entre un dividendo en efectivo y recompras de acciones. En diciembre abonó 0,02 euros por título y pagará otro dividendo complementario de igual importe en los próximos meses. Al precio actual, ofrece un cupón del 5%, algo más alto que el de Santander (4,8%).

Evolución. El banco ha vivido una recuperación prácticamente sostenida desde que en octubre de 2020 bajara al mínimo histórico de 0,2397 euros. Desde entonces se ha revalorizado el 362% y ha alcanzado una capitalización que roza los 6.300 millones de euros, por encima de Bankinter y Unicaja Banco.

Solvencia. El BCE ha elevado los requisitos de capital de algunos bancos como Sabadell. Para 2023 deberá tener al menos una ratio CET1 del 8,65% (en 2022 era del 8,46%) y una de capital total del 13,09% (12,9% anterior). Al cierre del ejercicio pasado, la ratio de solvencia fue del 12,54%.

 

UBS también augura buenos tiempos para la entidad: “Los resultados del cuarto trimestre son sólidos y es optimista la orientación de gestión para 2023 y 2024; son lo suficientemente fuertes como para apoyar nuestro cambio de consejo. Ahora, con mayor evidencia sobre la reducción de los riesgos de recesión en la Eurozona, hemos ganado confianza en los múltiplos de precio sobre valor en libros actuales, que parecen conservadores frente a rendimientos futuros. La percepción de los inversores ha mejorado significativamente”, comenta.

Por su parte, Divacons Alphavalue tiene a Sabadell en neutral, porque contempla “aún un escenario de profunda recesión”, aunque reconoce “la probabilidad de mejorar sustancialmente las previsiones de ganancias del banco impulsadas por un mayor margen de interés neto y un coste de riesgo reducido”.

Con respecto al impuesto temporal al sector diseñado por el Gobierno, Divacons Alphavalue argumenta que “si los bancos españoles disfrutan de una sentencia positiva [pretenden reclamar la inconstitucional de la medida ante los tribunales] supondría un alivio estimado de 200 millones para Sabadell.

Mientras, la tesis de inversión de Renta 4 (sobrepondera el valor) se apoya en “la revisión del modelo de negocio, con foco en las pymes y empresas hacia productos más especializados, un mayor desarrollo de la banca corporativa, y en la gestión de activos”, ya que “serán la base para el crecimiento del grupo respaldado por la recuperación de su filial TSB”, explica Nuria Álvarez. “El proceso de repreciación de la cartera de crédito recogiendo la recuperación del euríbor permitirá compensar las presiones por el lado de los gastos de explotación y las provisiones a nivel grupo”, añade.

Igualmente, Antonio Aspas, socio y consejero de Buy & Hold, espera que la entidad “siga mejorando a lo largo de 2023”. “Su principal fortaleza es una mayor cuota de mercado entre las pymes, un segmento que genera una rentabilidad superior a otros”. Sin embargo el experto destaca “la fuerte competencia que vive el sector con una creciente guerra de precios y productos de diferenciación cada vez más difícil”.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas

Más información

Archivado En