_
_
_
_

España y Marruecos rescatan el viejo proyecto de un túnel bajo el estrecho de Gibraltar

La ministra de Transportes postula a la construcción española para la extensión de la red de alta velocidad del país vecino en 1.300 kilómetros

El ministro marroquí de Transporte, Mohammed Abdeljalil, junto a su homóloga española Raquel Sánchez esta tarde en Rabat (Maruecos).
El ministro marroquí de Transporte, Mohammed Abdeljalil, junto a su homóloga española Raquel Sánchez esta tarde en Rabat (Maruecos).
Javier Fernández Magariño

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha trasladado al Gobierno de Marruecos el interés del sector constructor español por participar en el desarrollo de infraestructuras en el país vecino y ha sacado del letargo un importante proyecto que viene de años atrás: la construcción de un enlace fijo que conecte las dos orillas, para lo que se tanteó la posibilidad de un doble túnel como solución más viable que la de un puente.

“Vamos a dar un impulso a los estudios del Proyecto de Enlace Fijo del Estrecho de Gibraltar que se inició por ambos países hace ya cuarenta años. Un proyecto estratégico para España y Marruecos y también para Europa y África”, ha resaltado Sánchez tras reunirse con el ministro de Infraestructuras y Agua, Nizar Baraka, y el de Transportes y Logística, Mohammed Abdeljalil. En esos encuentros ha conocido de primera mano las necesidades de Marruecos en alta velocidad ferroviaria, puertos, aeropuertos o instalaciones de gestión del agua.

Rabat prevé 1.300 kilómetros en nuevas líneas de altas prestaciones para conectar en alta velocidad Casablanca-Marrakech- Agadir, por un lado, y Oujda con Rabat, por otro. También tiene planes para aumentar la capacidad de los aeropuertos de Marrakech, Tánger y Agadir, además de precisar la modernización de la red de navegación aérea.

“España apoya a Marruecos en su ambiciosa estrategia para dotarse de una red de infraestructuras que le sitúe como líder en su región, con el consiguiente beneficio para su tejido empresarial y para sus ciudadanos. En ese marco, España querría estar presente en los nuevos desarrollos de infraestructuras, en particular en los planes para ampliar la red ferroviaria de alta velocidad y la red aeroportuaria”, ha señalado la ministra de Transportes durante su intervención en la sesión plenaria de la Cumbre España-Marruecos que se celebra en Rabat.

Sánchez ha firmado dos Memorandos de Entendimiento (MoUs) con los ministros de Infraestructuras y de Transportes para definir marcos para la cooperación. El primero de ellos contempla la posibilidad de colaborar en el despliegue de sistemas de monitoreo y supervisión de infraestructuras; de programación y seguimiento de operaciones de mantenimiento de carreteras y autopistas y de optimización de los costes de explotación de la red en servicio, o de apoyo a los estudios de viabilidad y planificación de los puertos, entre otras áreas.

El MoU de Transportes, por su parte, recoge que ambos países puedan realizar actividades de colaboración relacionadas con el desarrollo de la infraestructura ferroviaria y la explotación de las operaciones ferroviarias y del tráfico ferroviario, incluyendo el mantenimiento de trenes y material rodante, el diseño de talleres, la formación del personal ferroviario, la implantación y explotación de sistemas de gestión del tráfico ferroviario, etcétera. Además, se incluye la colaboración en proyectos de planificación, gestión y regulación del sector de servicios de transporte por carretera o de control del tráfico marítimo y gestión y explotación del servicio de ayudas a la navegación.

La representante del Gobierno español también ha tocado en sus encuentros el desarrollo de las relaciones marítimas y aéreas, especialmente en el área de Estrecho y de Canarias, para facilitar el comercio exterior y la movilidad de los ciudadanos, según apunta el Ministerio de Transportes.

Mapa del posible trazado del túnel entre España y Marruecos.
Mapa del posible trazado del túnel entre España y Marruecos.

Décadas de estudios y sondeos para diseñar el paso del Estrecho

El primer proyecto del que se tiene noticia para una infraestructura que atraviese el estrecho de Gibraltar data de 1869. El Consejo de Obras Públicas, que dependía del Ministerio de Fomento, realizó un primer esbozo. Desde entonces fueron varios los ingenieros que han diseñado túneles excavados, como Carlos Ibáñez de Íbero (1908) y Pedro Jevenois (1927), o puentes, como es el caso de Alfonso Peña Boeuf (1956).

La ejecución del túnel japonés de Seikán animó al Ministerio español de Obras Públicas a crear en 1972 una comisión para el estudio de viabilidad de una vía de comunicación permanente con África. Ya en 1979 se firmó la Declaración Conjunta Hispano-Marroquí, por el que ambos países se prometían colaboración en la realización de los estudios. De ahí salió la creación de la marroquí SNED y la española Secegsa para la investigación de las condiciones que ofrece el área del estrecho.

Antes de 1990 se habían identificado las posibles soluciones técnicas y se optó por dos: el puente suspendido y el túnel excavado. Hasta 1995 se elaboró un anteproyecto primario para ambas alternativas, además de los estudios económicos y financieros. Todo ello pasó por el IV Coloquio Internacional de Sevilla, en el referido 1995, donde las opiniones ya se decantaron por un túnel ferroviario a imagen y semejanza del que opera en el canal de La Mancha.

Faltaba examinar la geología del trazado, para lo que se lanzaron tres obras experimentales: el Pozo de Bolonia y la Galería de Tarifa en España, y el complejo de pozos y galerías de Malabata, Marruecos.

De 1996 a 2005 los estudios se centraron en la viabilidad económica y previsiones de tráfico, al tiempo que se mantuvieron los sondeos a más de 300 metros de profundidad. Las calas se toparon con paleocanales con brechas que debían ser definidos. Según Secegsa se trataba de “formaciones geológicas pliocuaternarias de matriz principalmente arcillosa que contiene inclusiones duras, muy heterogéneas y de baja conductividad hidráulica”. A partir de ese momento y hasta 2005 fueron realizados más de 3.000 metros de sondeos, lo que sirvió para descartar el primer trazado barajado.

Un estudio posterior de Evaluación Global analizó otras áreas, nuevas técnicas de ejecución y de explotación. Y desde 2010 hasta ahora se han ido actualizando los informes de previsión de tráfico e impacto económico y ambiental.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Archivado En

_
_