Renovables

La junta de Siemens Gamesa pone fin a 22 años de cotización en Bolsa

El consejo de administración se reduce de diez a tres miembros

Junta de accionistas de SG.
Junta de accionistas de SG.

Pocos podían imaginar el desenlace que se ha materializado este miércoles en Bilbao. El grupo industrial Gamesa, hoy Siemens Gamesa (SG), se estrenó en Bolsa hace 22 años. Antes se había desprendido de sus negocios aeronáutico (la actual Aernnova) y de la división de componentes de automoción por considerar que solo brillaba en el parquet su negocio eólico.

Pero la fusión con parte de los activos renovables de Siemens, en la actualidad concentrados en Siemens Energy (SE), ha dado un vuelco a esa trayectoria. La junta extraordinaria de Siemens Gamesa ha aprobado, como estaba previsto, la exclusión de Bolsa, después de que SE se hiciera con el 92,72% del capital tras la adhesión a la OPA de exclusión del 77,88% de los accionistas minoritarios, que aceptaron la oferta de 18,05 euros por título. El 98,43% de los votos de los accionistas presentes o representados respaldaron esta salida.

Por tanto, la junta ha puesto fin a esos 22 años en Bolsa. La reunión también aprobó la reducción de los miembros del consejo de diez a tres. Solo quedan el nuevo presidente no ejecutivo Christian Bruch, asimismo presidente y consejero delegado de SE, además del CEO de SG, Jochen Eickholt y de Anton Steiger. Se constituyen como el núcleo de gestión de la filial de la multinacional alemana.

La reunión también respaldó un cambio en los estatutos sociales del fabricante de turbinas para adaptarlos a la normativa para una empresa no cotizada. Siemens Gamesa presentará el próximo 2 de febrero los resultados de su primer trimestre, que abre al 1 de octubre. Las pérdidas superarán los 800 millones después de que adelantara unos resultados negativos de explotación de 760 millones por fallos en aerogeneradores en operación que obligarán a compensar a los clientes con 472 millones.

Durante la junta y en la primera intervención pública en su nuevo cargo , Christian Bruch explicó que la industria eólica está "en una situación crítica", porque a pesar de las grandes inversiones en renovables "ninguno de los grandes fabricantes de aerogeneradores gana dinero".

Siemens Gamesa está en plena aplicación de su Plan Mistral, que incluye 2.900 despidos y la venta de fábricas, que impacta en España con la pérdida de 352 empleos y la desinversión en ocho fábricas. Una estrategia que SG "debe ejecutar rigurosamente".

Sobre la salida a Bolsa afirmó que "nos permitirá centrarnos en un cambio de rumbo financiero indispensable". En paralelo, Siemens Gamesa seguirá "debatiendo con reguladores, responsables políticos y clientes los requisitos necesarios para que el sector eólico, de importancia estratégica, tenga éxito".

Normas
Entra en El País para participar