Calviño pide “bajar el tono en general” tras las nuevas críticas de Belarra a los empresarios

La vicepresidenta aboga por una subida del SMI consensuada con patronal y sindicatos

La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño.
La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha instado este miércoles "a separar totalmente las declaraciones políticas que se producen en el marco de los partidos políticos de la realidad de un Gobierno que ha trabajado mano a mano desde el primer día con los empresarios". "Tenemos que bajar el tono en general, incluso cuando calificamos declaraciones que se producen en el marco de los partidos políticos, en las que no voy a entrar", ha respondido Calviño al ser preguntada por los 'ataques' de la líder de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, al presidente de Mercadona, Juan Roig.

Calviño, en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, ha subrayado que las empresas "son el corazón" de la economía española y que el Gobierno "de ninguna manera" puede trabajar sin contar con ellos, "colaborando y apoyándoles" y también "llamándoles a que ayuden en este momento a contener y bajar el precio de los alimentos". La vicepresidenta ha asegurado que la evidencia de la que dispone el Ejecutivo es que sí se están bajando los precios de los alimentos tras la rebaja del IVA. "Yo siempre pregunto a la gente y cuando hago la compra veo que van bajando (...). Siempre hay anécdotas de que en algún lugar puede que no se haya trasladado plenamente pero la evidencia que tenemos es que sí se está trasladando", ha insistido.

Con todo, la líder de Podemos ha vuelto a la carga y ha indicado este miércoles, en referencia al presidente de Mercadona, Juan Roig, que "no hay nombre propio, por pomposo que sea, que esté por encima del derecho a una alimentación asequible". Belarra se ha manifestado en la inauguración de la jornada 'Materializando los derechos sociales: avances y retos', organizada por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza en el Estado Español (EAPN-ES).

La ministra de Derechos Sociales ha reprochado que se "aprovechen duras crisis económicas para engordar la cuenta de resultados" y ha añadido que "cerrar la brecha de desigualdad pasa por que la élite económica más privilegiada arrime el hombro en los momentos difíciles para proteger a la mayoría social". El pasado fin de semana, la ministra de Derechos Sociales acusó al dueño de Mercadona de ser un "capitalista despiadado" por subir los precios de los alimentos en sus supermercados y, este martes, el empresario respondió a Belarra defendiendo el papel de los directivos y empresarios en España."Somos los que generamos riqueza y bienestar. Si después a los que les toca gestionar lo saben hacer, hay riqueza para todos; si no, hay enfrentamiento", respondió Roig en un desayuno informativo.

Salario mínimo

Calviño, además, ha abogado este miércoles por intentar cerrar un acuerdo con patronal y sindicatos sobre la subida del salario mínimo interprofesional (SMI). La vicepresidenta ha incidido en que el SMI, actualmente en 1.000 euros brutos mensuales en 14 pagas, tiene que volver a subir, pero de forma que sea compatible con crear empleo y con bajar el paro juvenil.

Y si es posible, ha añadido, "con acuerdo de los agentes sociales" algo que abordarán en los "próximos días". Calviño también ha señalado que no solo hay que pensar en el salario mínimo, sino en que suban todos los salarios, y ha vuelto a abogar por un pacto de rentas. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, se ha mostrado esta semana "partidaria" de subir el salario mínimo interprofesional teniendo en cuenta "el tramo alto" propuesto por el comité de expertos, que planteó una horquilla de entre 1.046 y 1.082 euros. Los sindicatos UGT y CCOO han abogado por llegar a los 1.100 euros, mientras que la CEOE ha planteado elevarlo a 1.040 euros.

Normas
Entra en El País para participar