Ahorro conservador

Los depósitos en la zona euro rentan un 70% más de media que en España

La banca española se sitúa a la cola con tipos promedio inferiores al 1%

Italia, Estonia, Holanda o Austria pagan los intereses más elevados

Depósitos Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Las rentabilidades de los depósitos han mejorado tras la fuerte subida de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE), pero de manera muy desigual entre los países de la zona euro. España se sitúa en el furgón de cola con remuneraciones promedio por debajo del 1%. Así, en la eurozona se paga de media un 73% más por los ahorros que en la geografía española. Aunque sobresalen ofertas, la mayoría de entidades que opera en suelo español no se ha lanzado a por el pasivo de forma agresiva y la gran banca se mantiene todavía al margen.

En concreto, el interés medio de las imposiciones a plazo fijo hasta dos años es del 0,69% en España frente al 1,20% en la región del euro, según los últimos datos disponibles en Eurostat correspondientes al pasado mes de noviembre. La diferencia es aún mayor (del 86%) en periodos más largos, con un 0,97% frente al 1,81%.

Italia y Holanda son los países donde más rentan los depósitos bancarios hasta 24 meses, por encima del 1,8% de media. Les siguen Estonia y Finlandia, con rendimientos del 1,73% y un 1,63%, respectivamente. En el otro extremo se sitúa Chipre, donde apenas se obtiene un interés del 0,11%. Grecia da el 0,20% y Portugal, un 0,35%. Otros cuatro países, además de España, rinden menos del 1%.

En los plazos a más de dos años, Estonia ocupa la primera posición con casi un 3% (2,94%). Luxemburgo, Lituania, Italia, Francia y Austria también ofrecen más del 2%. España es el tercer miembro de la zona euro que menos paga, solo por detrás de Irlanda (0,7%) y Portugal (0,14%).

Las ofertas más atractivas en suelo español rondan el 2,50% TAE y son de neobancos

En España, son los bancos online y de nuevo cuño los que han batallado por los depósitos en los últimos meses, a raíz del alza de los tipos oficiales de interés, después de muchos años de retribuciones en mínimos históricos. Así, los intereses han ido subiendo gradualmente y las ofertas más rentables rondan o incluso superan el 2,5% TAE. Renault Bank elevó hace unos días hasta el 2,83% TAE su plazo fijo a 24 meses. Wizink comercializa el 2,50% TAE a 36 meses y el 2,30% a 25 meses, EBN ofrece el 2,40% TAE a 36 meses. BFF Bank paga incluso un 2,27% TAE en sus depósitos a seis meses y un año.

Sin embargo, las grandes entidades se resisten a entrar en liza. El sector considera que tiene una gran posición de solvencia por la abundante liquidez y, aunque es probable que en un futuro tengan que retribuir más el dinero de los ahorradores porque los tipos de interés van a seguir aumentando, no prevé altos rendimientos. Fuentes bancarias auguran que los tipos medios podrían superar el 1% o llegar al 2% “como mucho”.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, destarta ver en el corto plazo una subida “generalizada” de los depósitos. Desde Asufin ven “muy improvable” una guerra de pasivo y constatan que los bancos se inclinan más por captar nuevas nóminas. La asociación de consumidores sostiene que el mercado de depósitos no experimenta aún movimientos porque los bancos no tienen incentivos para hacerlo, dado que siguen ensanchando su margen de beneficios por el lado de la financiación, donde sí se ha trasladado rápidamente el incremento de los tipos.

Sector y expertos descartan una guerra del pasivo por la liquidez todavía disponible

Las mismas fuentes comentan que las menores remuneraciones respecto al resto de Europa se deben también “a los todavía mayores costes de la red de oficinas, el impuesto a la banca en España y la menor diferencia de liquidez entre pasivos y activos”. Víctor Alvargonzález, socio fundador de Nextep Finance, cree que “los bancos de más tamaño aguantarán todo lo que puedan antes de entrar en ese tipo de competencia, e irán subiendo la remuneración de los depósitos poco a poco y estableciendo condiciones para fomentar la venta cruzada de sus propios productos financieros”.

Los depósitos de bancos extranjeros que se pueden contratar a través de la plataforma Raisin son más generosos. Las remuneraciones siempre han ido un paso por delante y alcanzan el 3,35% TAE en un banco francés, el 3,19% TAE en uno lituano o el 3,05% TAE en uno italiano. Por su parte, la responsable de la fintech en España, Mónica Pina, opina que "el BCE ha reavivado la competencia por el ahorro y casi ningún banco podrá ignorarla a largo plazo". Así, cree que "los ahorradores pueden seguir esperando subidas en los tipos de interés y mayor número de ofertas".

Normas
Entra en El País para participar