Hacienda destina 70 millones a construir un edificio para unificar departamento tecnológico

Elige la zona conocida como Madbit de la capital de España

Rescata un proyecto previsto desde hace más de una década

Sede de la Agencia Tributaria, en Madrid.
Sede de la Agencia Tributaria, en Madrid. EFE

Hacienda apuesta por la zona conocida como Madbit de la capital de España para levantar su back office tecnológico. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer el anuncio de licitación que permitirá al ministerio de María Jesús Montero empezar a construir un edificio con un coste de 70 millones para albergar la sede del Departamento de Informática Tributaria (DIT), dependiente de la Agencia Tributaria.

El inmueble estará ubicado en el número 480 de la calle de Alcalá, en una parcela de 11.000 metros cuadrados propiedad del Estado, junto a la estación de Metro de Suanzes. Se prevén 14.000 metros cuadrados de garaje subterráneo y otros 25.500 metros cuadrados de superficie sobre rasante con capacidad para unas 1.320 personas. La idea, explican fuentes de la Agencia Tributaria, es que allí se trasladen tres de los cuatro departamentos del centro que actualmente están en Madrid, el grueso del DIT.

La sede pretende “mejorar significativamente las condiciones técnicas del Centro de Proceso de Datos”, explican fuentes de Hacienda, además de “reducir de forma considerable los gastos de carácter inmobiliario de los servicios informáticos de la Agencia Tributaria, al unificar las principales áreas del departamento de informática de la agencia en una sede”. El edificio, según las previsiones que manejan fuentes conocedoras, debería estar en pleno rendimiento antes de 2027 con el objetivo de impulsar un departamento clave de la política tributaria. Desde la Agencia Tributaria recuerdan que el nuevo centro estará mucho más adaptado a la realidad tecnológica, algo que permitirá mejorar y agilizar la labor del departamento.

El plan para construir este back office no es nuevo. Ya en 2011, en época de la socialista Elena Salgado como ministra de Economía y Hacienda, se decidió que ese suelo sería donde se levantase el departamento tecnológico. Esa decisión llegaba después de que se abortara la idea inicial de llevar a esa parcela el Parque Móvil del Estado. Una década después se retoma ese proyecto.

De esta forma, Hacienda se suma a una zona, conocida tradicionalmente como el polígono de Julián Camarillo, que está atrayendo a numerosas empresas que llevan allí a sus departamentos tecnológicos. Muy cerca de la futura ubicación de la Agencia Tributaria, en la misma calle de Alcalá, el Banco de España también dispone de una sede que sirve como almacén de dinero.

Este polígono ha virado desde su tradicional actividad industrial hacia zona residencial y de oficinas. Gran parte de los propietarios de oficinas se asociaron para rebautizar a la zona como Madbit, debido a que está atrayendo a empresas y centros tecnológicos, a semejanza del distrito 22@.

Empresas como la farmacéutica Rovi, la alemana Bosch y el laboratorio ALK-Abelló mantienen allí sus centros de producción. En oficinas, destaca la reciente mudanza de L’Oreal a un nuevo edificio en el 546 de Alcalá. Otras compañías cuentan allí con sus sedes o back offices como Roche, PRISA (editor de CincoDías y El País), Indra, Santa Lucía, Pelayo, Telefónica, Ferrovial, Dragados (ACS) e IBM. La firma estadounidense Interxion lo ha elegido para construir centros de datos. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) dispone allí también de uno de sus grandes centros y la biofarmacéutica Moderna acaba de trasladar allí su laboratorio de calidad para su vacuna del Covid-19.

Normas
Entra en El País para participar