‘Expediente Cellnex’: 4.000 millones más y silencio sobre una opa

Recupera el precio previo a la colocación de Hutchison en noviembre

Las acciones suben cerca del 18% desde principios de año al calor de rumores de fusión

Tobías Martínez, CEO de Cellnex.
Tobías Martínez, CEO de Cellnex.

Cellnex parece haber consolidado la subida en Bolsa de casi el 10% del pasado viernes. Tras las dudas del lunes, sesión en la que los títulos bajaron un leve 0,6%, ayer subieron un 0,77%, hasta 36,53 euros. Desde principios de año, los títulos del gigante español de las infraestructuras de telecomunicaciones se revalorizan cerca del 18%, subida que supone que el grupo ha ganado en torno a 4.000 millones de euros en capitalización bursátil durante este periodo.

Ahora, Cellnex cuenta con un valor de mercado superior a 25.800 millones de euros, que sitúa a la empresa en la séptima posición del Ibex 35.

Las acciones del grupo, además, han recuperado el precio previo a la colocación acelerada de derivados realizada por Hutchison, por un 3,6% del capital, con un descuento del 7,4%, y que provocó un fuerte desplome en la parte final del año, llevando los títulos a perder la cota de los 31 euros.

De esta manera, los títulos concluían un ejercicio complicado, en el que registraron una bajada del 39%, penalizadas por el riesgo del incremento de los tipos de interés. Cellnex ha adoptado un perfil de empresa tecnológica en su evolución en los mercados financieros. De hecho, durante 2022, replicó, en buena medida, el comportamiento del Nasdaq.

Esta consideración de compañía tecnológica ha estado motivada por la fuerte presencia de los inversores estadounidenses, que suponen en torno a un 50% del capital.

El grupo parece recuperar los niveles en los que cotizaba cuando tras anunciar el cambio de ciclo, en noviembre, para concentrar su estrategia en el crecimiento orgánico y la consolidación del grado de inversión con S&P.

En el mercado se sigue hablando de los rumores de opa por parte de American Tower y Brookfield, que sacudieron a la compañía el viernes, en plena transición tras el anuncio de su CEO, Tobías Martínez, de que dejará el cargo en junio.

Fuentes del mercado coinciden en que Cellnex es muy grande para que pueda ser opada fácilmente. Con el citado valor de mercado de 25.800 millones, más los 17.000 millones de deuda, junto con una prima para los accionistas, la transacción superaría los 45.000 millones.

Otras fuentes del mercado advierten de que la mayoría de los grandes private equity ya están inmersos en operaciones multimillonarias en el propio sector. Brookfield, por ejemplo, está inmerso con DigitalBridge en la compra del 51% de GD Towers, filial de torres de Deutsche Telekom; mientras que KKR, una de las entidades más activas en las telecos, está en proceso de compra, junto con GIP, del 50% de Vantage, filial de Vodafone.

Estrategia

Una cuestión que se maneja en el sector es qué estrategia podrían aplicar los private equity en Cellnex. Actualmente, es difícil que pudiesen adoptar una agresiva estrategia de compras, porque las operaciones transformacionales en torno a GD Towers y Vantage ya están en marcha con otros socios. Apenas quedan portfolios pequeños, cuyo impacto sería pequeño. La estrategia de Cellnex es a largo plazo, por encima de los periodos de inversión de los fondos.

Con respecto a los grupos de EE UU, fuentes del mercado señalan que American Tower, Crown Castle y SBA, han analizado las opciones en Europa. La primera, la más grande, tendría que encarar problemas regulatorios en varios países, entre ellos España, por el solapamiento de sus activos con los de Cellnex. Además, encararían posibles problemas fiscales, dado que cotizan en EE UU con el régimen de socimis.

Normas
Entra en El País para participar