Previsiones

Daniel Lacalle: “Es improbable que la Fed pueda ya bajar tipos este año”

El economista jefe de Tressis advierte de que inflación va a seguir siendo muy alta

Vidal Maté, consejero delegado de Tressi, y Daniel Lacalle, economista jefe.
Vidal Maté, consejero delegado de Tressi, y Daniel Lacalle, economista jefe.

La sociedad de valores Tressis, que asesora un patrimonio financiero de sus clientes por valor de 6.400 millones de euros, cree que los mercados seguirán moviéndose en 2023 al ritmo que marque la inflación, tal y como ocurrió el año pasado. Su economista jefe, Daniel Lacalle, advierte de que los precios van a seguir creciendo muy por encima de los objetivos de los bancos centrales y considera que "es muy improbable que la Reserva Federal pueda empezar a bajar tipos en la segunda mitad del año, tal y como auguran algunas casas de análisis".

El ejercicio que ahora comienza arranca marcado por el descalabro que sufrieron la mayor parte de los activos financieros en 2022. La inflación desbocada llevó a los bancos centrales a subir tipos de interés a toda velocidad, lo que acabó impactando sobre el valor de los bonos y las acciones.

José Miguel Maté, consejero delegado de Tressis, indica que el proceso de normalización monetaria va a continuar durante todo este año. No solo con subidas de tipos, que podrían llegar al 5,2% en Estados Unidos y al 3,25% en la zona euro, sino también con la reducción del balance de los bancos centrales.

"Desde 2009, el precio de los activos de riesgo ha estado muy condicionado por el excepcional crecimiento de los balances de los bancos centrales. Este año, por primera vez en mucho tiempo, no va a haber ese efecto, lo que va a condicionar mucho los mercados", reflexiona Maté, en un encuentro con prensa.

Los bancos centrales han pasado años emitiendo deuda para mantener los costes financieros de los Gobiernos a niveles muy bajos y así reactivar la economía o lidiar con los efectos de la pandemia global. Pero ahora ha llegado el momento de adelgazar esos balances.

"El volumen de deuda pública que han promovido estas políticas monetarias expansivas es enorme, y eso acaba lastrando y condicionando la evolución de las economías", apunta Maté.

Todas las miradas de los inversores están centradas en la evolución de la inflación. "Aunque estemos oyendo decir que está controlada, no es así. La inflación subyacente está en el 6,2% en la eurozona y en el 5,7% en Estados Unidos. Es un nivel altísimo. Y, además, hay que recordar que hay un efecto acumulación, que los bancos centrales tienen muy presente", apunta Daniel Lacalle.

Estos precios aún disparados son los que provocarán que los bancos centrales se vean obligados a seguir subiendo tipos y a mantenerlos altos durante bastante tiempo, de acuerdo con los expertos de Tressis. Además, la reapertura de la economía China será un factor que contribuirá a meter más presión a los precios, por la fuerte demanda de materias primas como el carbón o el gas natural.

Desde Tressis indican que la renta fija vuelve a ofrecer unas valoraciones atractivas y unas rentabilidades que no se veían desde hace una década. La rentabilidad de los bonos en todos sus plazos ha aumentado por la subida de los tipos oficiales, y es posible que continúen subiendo a medida que se reduzca el balance de los bancos centrales y que la inflación subyacente se mantenga elevada.

En cuanto a la Bolsa, la entidad valora que la primera parte del año será favorable para los sectores más defensivos y las compañías con políticas de distribución de beneficios sostenibles a sus accionistas. 

Por ello, Tressis cuenta con fondos en cartera centrados en estas características, ya que consideran que proporcionan una cobertura frente a la inflación y a la volatilidad en periodos de subidas de tipos como el actual. Por último, “seguimos favoreciendo los mercados desarrollados frente a los emergentes y las empresas de mayor capitalización frente a las pequeñas”, señala Lacalle

Normas
Entra en El País para participar