Los planes de pensiones perdieron el año pasado un 10% de su valor

La rentabilidad media anual de los últimos 25 años no ha batido a la inflación

Sucursal de BBVA.
Sucursal de BBVA.

2022 ha sido un año nefasto para los planes de pensiones individuales. Por término medio, los dueños de estos vehículos han sufrido unas caídas del 10%, algo nunca antes visto, ni siquiera en la crisis de Lehman Brothers. Ha sido el peor ejercicio desde que se creó este tipo de vehículos de ahorro para la jubilación hace 27 años.

La inflación disparada y la respuesta de los bancos centrales subiendo tipos de interés arrasó el año pasado con la valoración de los bonos. Uno de los principales activos en los que invierten los gestores de planes. Además, las Bolsas de todo el mundo registraron importantes caídas, de entre el 5% y el 15%.

De acuerdo con los datos que ha divulgado hoy Inverco, la asociación sectorial, los planes de pensiones de Bolsa perdieron en 2022 un 13,6% de su valor. Y, lo más sorprendente, los planes de pensiones de renta fija a largo plazo, que están entre los más conservadores, se dejaron un 8,9%.

Estas caídas, unidas al mayor volumen de salida de dinero (por jubilaciones) que de entradas, ha hecho que el patrimonio agregado de los planes cierre el ejercicio en 80.234 millones de euros, frente a los casi 89.000 millones de euros con los que cerró el año pasado.

Cuando se analiza las rentabilidades a largo plazo también son muy pobres. En un periodo de 25 años, estos vehículos han rentado de media un magro 2,2%, un nivel inferior a la subida de precios durante este periodo.

Normas
Entra en El País para participar