El número de partícipes en fondos de inversión se ha cuadruplicado en diez años

Estos vehículos se han convertido en la vía de inversión más popular

Fondos de inversión pulsa en la foto

España terminó 2022 con 16 millones de partícipes de fondos de inversión. La cifra casi multiplica por cuatro la que había en diciembre de 2012, un año que cerró con 4,5 millones de partícipes. El incremento ha sido sostenido durante toda la década. Incluso en estos últimos 12 meses el número de dueños de fondos ha crecido en 300.000 personas, pese al nefasto ejercicio financiero que se ha producido, con pérdidas generalizadas en todos los productos.

El hecho de que haya 16 millones de partícipes en fondos de inversión no equivale a que 16 millones de españoles tengan uno de estos vehículos. Si una sola persona es dueña de cuatro fondos, implica que constará como partícipe de cada uno de ellos. De acuerdo con el Barómetro del Ahorro realizado por Inverco, la asociación sectorial, los españoles que invierten en fondos tienen de media entre dos y tres, por lo que el número total de personas dueñas de un fondo está entre cinco y ocho millones.

El fondo de inversión no es el único formato para invertir que existe en España. También se puede hacer por medio de fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés), con planes de pensiones individuales, planes de empleo, planes de pensiones asegurados y otro tipo de productos con formato de seguro (como los unit linked). Sin embargo, las características de los fondos de inversión los han convertido en el medio predilecto de los españoles para acceder a los mercados financieros.

El hecho de que el número de partícipes se haya multiplicado por cuatro se explica, además de por la popularidad de los fondos, por el hecho de que cada vez sea más frecuente invertir por medio de carteras de fondos.

Si en el año 2010 un inversor con un perfil prudente tenía normalmente un fondo de renta fija mixta gestionado por su banco, ahora lo más habitual es que ese mismo cliente tenga una cartera con cinco o seis fondos de inversión, normalmente de gestoras internacionales, y con comisiones más bajas de las que tenía antes.

Esta tendencia ha estado impulsada por la regulación europea Mifid 2, que ha hecho cada vez más difícil que los bancos puedan cobrar altas comisiones vendiendo fondos de inversión propios de baja calidad. De hecho, según los últimos datos, el 66% de los fondos de inversión que se distribuyen en España se venden bien con contratos de gestión discrecional de carteras (el cliente acepta que se mueva su dinero, dentro de unos parámetros, y paga una comisión explícita por ello) o bien por medio de un asesoramiento individualizado. Se acabó el colocar fondos de inversión entre la clientela de forma indiscriminada.

El dinero acumulado en fondos también ha crecido con fuerza en la última década, pasando de los 122.000 millones de euros de diciembre de 2012 a los 310.000 millones de euros con los que cerrará 2022 (tras bajar un 3%).

De la popularidad de los fondos de inversión da cuenta la Encuesta Financiera de las Familias, que elabora el Banco de España. En ella se recoge que el 12% de los hogares tiene contratado este tipo de vehículo. En el caso del decil más rico de familias, el porcentaje se eleva hasta el 16%.

Aunque hay más familias que son dueñas de acciones o de planes de pensiones, el saldo mediano acumulado en este tipo de vehículos también es mucho mayor. En concreto, en 2020 (última encuesta realizada por el Banco de España), el importe medio que tenían los dueños de fondos era de 25.000 euros. Hace una década el ahorro en fondos era de solo 10.400 euros. En el grupo del 10% de familias más adineradas, el patrimonio que tenían acumulado en fondos de inversión ha superado ya los 100.000 euros, mientras que en 2012 era de solo 75.000 euros.

Normas
Entra en El País para participar