Hacienda retrasa la obligación de declarar por criptomonedas hasta el año 2024

Según explican fuentes conocedoras, el aplazamiento se debe tanto a la actividad frenética de los últimos meses en materia tributaria como a motivos de calendario

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.GETTY

El Ministerio de Hacienda ha decidido retrasar hasta el año 2024 las nuevas obligaciones informativas sobre las monedas virtuales, una declaración que afectará a los saldos y actividades producidos en 2023. Todo ello, explican fuentes del departamento dirigido por María Jesús Montero, "sin perjuicio de la información ya exigible sobre criptomonedas en los modelos de declaración vigentes", como puede ser el relativo al impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

"Continua pendiente la publicación de las órdenes ministeriales cuya aprobación depende de la publicación del Reglamento de desarrollo de la Ley 11/2021, de 9 de julio, actualmente en tramitación", detallan estas fuentes. Por tanto, a la vista del calendario normativo, las nuevas obligaciones informativas sobre criptomonedas "no serán exigibles hasta 2024, respecto de 2023".

Los modelos afectados por esta prórroga son el 172, el 173 y el 721, que servirán respectivamente para declarar los saldos y operaciones en España y la tenencia de criptoactivos en el extranjero. Son el método que ha escogido la Agencia Tributaria para vigilar a todos los agentes que participan en la cadena de las criptomonedas: creadores, agencias de cambio, monederos virtuales, exchanges y wallets, servicios de custodia de claves, proveedores y resto de empresas y operadores del sector.

Según explican fuentes conocedoras, el retraso se debe tanto a la actividad frenética de los últimos meses en materia tributaria como a motivos de calendario después de que el Consejo de Estado, al evaluar la normativa, pidiese un informe a la Agencia de Protección de Datos para analizar el impacto de los modelos. Por ahora, "no parece que la Agencia de Protección de Datos vaya a pedir cambios". Sí podría solicitarlos el Consejo de Estado, aunque de momento no está previsto que esto suceda.

Otros expertos consultados ven más motivos. Emilio Pérez Pombo, asesor fiscal y economista, reconoce que en Hacienda están "desbordados" por toda la actividad de los últimos meses. Sin embargo, también cree que el ministerio se ha dado cuenta de que los modelos redactados "exigían una información que no tenía ningún sentido o que incluso era imposible de conocer para los operadores". Hay que pedir información, "pero con un grado de detalle mucho más leve y razonable, que vaya en la línea de la naturaleza de los criptoactivos", añade.

De quedarse tal y como está redactado, en el borrador "exigen una gran cantidad de información", apunta Raquel Jurado, asesora fiscal en el Consejo General de Economistas especializada en estos activos. Por eso, añade, es preferible que todo se publique con tiempo, ya para el próximo año.

Modelos

Hacienda ya presentó en junio sus propuestas para los citados modelos en el portal de audiencia pública. Estos borradores exigían a los afectados tributarios una cantidad considerable de informacióm con el objetivo de "mejorar el control fiscal de los hechos imponibles que puedan derivarse" de la tenencia y operaciones con criptomonedas. Sin embargo, pasaron los meses y la publicación definitiva no llegó a aparecer en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Hacienda confirma que tampoco lo hará en el BOE de mañana, el último del año, por lo que se retrasarán las obligaciones al menos un año más.

Los modelos 172 y 173 servirán para declarar a Hacienda los saldos y las operaciones con criptomonedas. Estarán obligadas a presentar la declaración aquellas empresas que tengan residencia fiscal y que estén participando dentro del sector creando monedas, prestando servicios de salvaguarda para claves de criptografía o servicios que conecten con otra actividad. También, aquellas empresas que sean agencias de cambio o de dinero digital o las que, en nombre de terceras empresas o personas físicas, mantengan, almacenen o transfieran monedas virtuales. En definitiva, aquellas personas físicas o empresas que sean residentes en España y que participen en el sector, no importando el lugar donde se presten los servicios o estén ubicados las monedas virtuales o sus titulares.

El modelo 721, inspirado en el modelo 720 de declaración de bienes en el extranjero, obliga a que los contribuyentes tengan que declarar las monedas virtuales que posean fuera de España. Afectará a los particulares que operan con criptomonedas más allá de la frontera, pero también a los beneficiarios, autorizados y apoderados.

Los declarantes, a grandes rasgos, deberán dejar constancia de su identificación fiscal, una información que también será extensible al declarado. Entre otros puntos, habrá que informar también de la clave o dirección pública con la que se identifica el monedero electrónico del declarado, del tipo de moneda virtual, del número de unidades al inicio y al final del periodo concreto, del valor de los criptoactivos y del saldo a 31 de diciembre incluido en la clave pública.

Renta

Esta prórroga, sin embargo, no afectará a las declaraciones de criptomonedas en el IRPF, que siguen vigentes. La campaña de la Renta de 2021 ya afloró datos concretos de los importes que mueven las criptomonedas en España, así como de su presencia en el mercado. Según los datos de la Agencia Tributaria, casi 35.200 declaraciones incorporaron ganancias derivadas de operaciones con monedas virtuales, por un importe de más de 759 millones de euros. En paralelo, en el impuesto sobre el patrimonio, un total de 1.275 declarantes incorporaron 911,9 millones de euros como saldo de sus carteras de criptomonedas a cierre de año.

Sobre la firma

Pablo Sempere

Es redactor de la sección de Economía y escribe habitualmente de fiscalidad y mercado inmobiliario, aunque también toca otros temas de índole macroeconómica. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha desarrollado casi toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde el año 2016 tras colaborar con otros medios.

Normas

Más información

Archivado En