_
_
_
_
Crónica de Bolsa

El Ibex avanza un 1,9% y pone fin a tres semanas consecutivas a la baja

El selectivo español se aleja de los 8.300 puntos

Las principales Bolsas a 23 de diciembre
Gema Escribano

Con la Navidad llamando a las puertas, los inversores estuvieron más pendientes de las celebraciones de los próximos días que del comportamiento de los mercados. En una sesión marcada por la batería de datos macroeconómicos y los reducidos volúmenes de negociación, el Ibex se movió sin rumbo fijo. Aunque el selectivo cerró el viernes en tablas (-0,04%), logró salvar la semana. En las últimas cinco jornadas la Bolsa española se revaloriza un 1,93% y pone tres semanas consecutivas a la baja. El Ibex se aleja de los 8.300 puntos.

El volumen de negoción fue pírrico. La Bolsa española apenas movió 829,8 millones, lejos de la media de 1.524 millones de diciembre. Este reducido importe, propio de fachas como estas, se produjo en una jornada en la que la Bolsa de Reino Unido solo estuvo abierta hasta media sesión. El FTSE británico concluyó en tablas. Este comportamiento mantiene intacto la evolución de la semana, periodo en el que se revaloriza un 1,92%. Como ha venido siendo una tendencia durante gran parte del año, el índice británico mantiene la excepción y aunque las subidas en el año se limiten al 1,2%, logra desmarcarse de las caídas que registran sus homólogos europeos.

Dentro del Ibex 35, solo nueve valores escaparon a las ganancias en la semana. Amadeus (-2,53%), Rovi (-2,69%) e IAG (-2,44%) fueron las cotizadas más bajistas. En el lado opuesto se situaron Repsol, BBVA y Grifols, que registraron ascensos del 5,93%, el 4,96% y el 4,91%, respectivamente.

La ausencia de un rumbo claro no fue solo cosa de la Bolsa española. El resto de índices europeos también fueron presas de la volatilidad propia de las jornadas con volúmenes reducidos. Aunque el comportamiento en la jornada fue muy limitado, lograron esquivar las pérdidas semanales. El Dax alemán subió un 0,34%; el Cac francés, un 0,81%; el Euro Stox 50, un 0,34% y el Mib italiano, un 0,8%. Los mensajes lanzados por Jerome Powell y Christine Lagarde adelantando que serán más restrictivos complica el rally de fin de año.

Una jornada después de que se confirmara la mejora del PIB de EE UU en el tercer trimestre, el viernes los inversores tuvieron que digerir el el índice de precios del consumo personal de noviembre (PCE), el indicador de precios más seguido por la Reserva Federal. Aunque la tasa interanual bajó cinco décimas hasta el 5,5% previsto, la tasa continúa estando lejos del objetivo del 2% que establece la institución. Esto unido a la fortaleza que sigue mostrando la economía estadounidense se convierte en el caldo de cultivo perfecto para que el banco central de EE UU siga adelante con la subida de los tipos a lo largo de 2023. Al cierre de los mercados europeos Wall Street registraba signo mixto en la semana.

El endurecimiento del mensaje por parte de los bancos centrales ha sido uno de los ingredientes que ha propiciado la salida de dinero de los fondos de renta variable. Según datos de Bank of America, en la semana del 21 de diciembre estos vehículos registraron reembolsos netos por importe de 42.00 millones de dólares (unos 39.534 millones de euros), la cifra más elevada desde 2008. En términos anuales la cuantía se eleva hasta los 166.5000 millones de dólares, el peor año para las acciones mundiales desde la crisis financiera y las perspectivas es que esta tendencia se siga manteniendo en 2023, un periodo que como ya adelantaron los bancos centrales seguirá estando marcado por el alza de los tipos. “Con muchos problemas aún sin resolver, los inversores deberían prepararse para un comienzo de año complicado. El debate entre inflación y recesión, las perspectivas de resultados, la reapertura de China y el conflicto de Ucrania seguirán dominando el mercado”, señala Emanuel Cau, estratega de Barclays.

Los reembolsos se trasladaron también a los fondos de deuda. Las salidas en el año alcanzan los 257.000 millones. Las rentabilidades de la deuda prolongaron la tendencia alcista. El rendimiento del bono español sumó 22 puntos básicos en cinco jornadas y firma su tercera semana alza. La deuda española con vencimiento en 2032 se aproxima al 3,5%, máximos de octubre. Un comportamiento similar lo registró el bono alemán que cotiza en el 2,4% mientras el estadounidense a 10 años repunta al 3,73%, frente al 4,3% y el 3,85% de la deuda a dos y cinco años.

El euro permanece estable en los 1,06 dólares mientras en el mercado de materias primas el Brent repuntó el viernes un 3%, hasta los 83 dólares.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Archivado En

_
_