_
_
_
_
_

El TJUE abre la puerta a la responsabilidad de Amazon por falsificaciones en su tienda

Determina que sean los tribunales de Bélgica y Luxemburgo los que resuelvan las denuncias de Louboutin por anunciar en su web productos idénticos.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) no descarta que Amazon pueda tener responsabilidad por la venta de productos falsificados por terceros en su plataforma. Así lo ha expuesto el máximo tribunal europeo en una sentencia, que se ha dado a conocer este jueves, acerca de la denuncia de la marca francesa Louboutin, en la que ha dejado en manos de los tribunales nacionales decidir si el gigante del comercio electrónico tiene alguna responsabilidad por anunciar en su web productos idénticos a los famosos zapatos con suela roja.

La compañía del diseñador Christian Louboutin interpuso dos denuncias en Bélgica y Luxemburgo contra Amazon, alegando que la compañía estadounidense estaba publicitando zapatos con las mismas características que los suyos sin su consentimiento. La suela roja en zapatos de tacón alto es un "signo" de la firma, ya que se encuentra registrada como marca comercial en Estados Unidos.

Los tribunales nacionales plantearon sendas cuestiones prejudiciales para aclarar si Amazon puede ser directamente responsable de la infracción de los derechos del titular de una marca. En la sentencia del TJUE, la Gran Sala, aclara en parte, estas dudas. Señala que el hecho de utilizar una seña de identidad de una marca concreta puede hacer entender al usuario del sitio que el producto que se está ofreciendo es de la marca publicitada. No obstante, deja abierta la posibilidad de que sea cada jurisdicción nacional, en este caso en Bélgica y Luxemburgo, los que determinen si la compañía de venta online debió controlar la publicidad.

En primer lugar, la corte europea afirma que "el uso de un signo idéntico a una marca por un tercero implica, en absoluto, al menos, que éste haga uso del signo en el marco de su propia comunicación comercial". No obstante, precisa que "el simple hecho de crear las condiciones técnicas necesarias para el uso de un signo y de ser remunerado por este servicio no significa que la persona que presta este servicio utilice él mismo dicho signo, aunque actúe en su propio interés económico".

De este modo, los magistrados recuerdan que, un caso similar sobre el operador en línea Ebay, ya determinó que el uso de signos idénticos o similares a las marcas en las ofertas expuestas en este mercado depende únicamente de los vendedores y no por el operador, siempre y cuando éste no utilice dicha identidad en su propia comunicación comercial.

"Método uniforme"

Ahora bien, en el caso de que el propio operador muestre en sus ofertas el signo distintivo de una marca, como puede ser el logotipo, puede hacer que los compradores tengan la "impresión de que los anuncios de los productos en cuestión no provienen de terceros vendedores, sino del operador de este mercado y que, por lo tanto, es este último quien utiliza el signo en cuestión en el marco de su propia comunicación comercial".

En cualquier caso, el TJUE destaca que para llegar a una conclusión, los tribunales que estudien el asunto deberán tener en cuenta que Amazon utiliza un "método uniforme" de presentación de ofertas de venta publicadas en su sitio web, mostrando al mismo tiempo anuncios propios y de vendedores externos y mostrar su propio logotipo de distribuidor acreditado, al tiempo que ofrece servicios adicionales de terceros.

Y son estas circunstancias las que "pueden hacer que sea difícil hacer una distinción clara y dar al usuario normalmente informado y razonablemente atento la impresión de que es Amazon quien comercializa, en su nombre y para su cuenta propia, productos Louboutin ofrecidos a la venta por vendedores externos", concluye.

Dictamen del abogado general

El pasado junio el abogado general del TJUE Maciej Szpunar presentó su informe preliminar, en el que descartó que Amazon tuviera algún tipo de responsabilidad. "A pesar de que integra en su oferta un conjunto de servicios, desde la publicación de ofertas de venta hasta el envío de los productos, este intermediario de internet no puede considerarse directamente responsable de las infracciones de los derechos de titulares de marcas cometidas en su plataforma mediante ofertas de terceros".

Szpunar llegó a esta conclusión al considerar que, pese a que la plataforma comercializa productos, pero en este caso solo actúa como intermediario. En esta línea añadió que aunque en el mercado electrónico, las ofertas de terceros vendendores las de Amazon se presentan de "modo uniforme y que todas incluyen el logotipo de distribuidor de renombre de Amazon, en los anuncios se especifica siempre si estos productos se venden por terceros vendedores o directamente por Amazon".

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_