_
_
_
_

Un año de récords para las grandes casas de subastas

Christie’s cierra 2022 con unas ventas globales de 8.400 millones de dólares La previsión de Sotheby’s es acabar el año en 8.000 millones, el mejor resultado desde su fundación en 1744

'La montagne Sainte-Victoire', de Paul Cezanne, perteneciente a la colección de Paul Allen.
'La montagne Sainte-Victoire', de Paul Cezanne, perteneciente a la colección de Paul Allen. GETTY
CINCO DÍAS

Los vaivenes de la economía mundial, que sufren en sus bolsillos los ciudadanos de a pie, no se notan en el mundo de las subastas, a juzgar por los datos ofrecidos por Christie’s y Sotheby’s. Las dos grandes casas dedicadas a este negocio han anunciado cifras de récord para este 2022 que ya se despide.

Christie’s, cuyo dueño es el magnate del lujo François-Henri Pinault a través del holding Artémis, ha alcanzado los 8.400 millones de dólares (7.900 millones de euros) en ventas globales, lo que supone el total anual más alto en la historia del mercado del arte. Del total, 7.200 millones corresponden a subastas, mientras que el resto, 1.200 millones, proviene de ventas privadas. El director ejecutivo de la firma, Guillame Cerutti, señala, en un comunicado remitido a la prensa, que entre los factores que explican las buenas cifras se encuentran “la resiliencia de los mercados de arte y lujo”, así como “el notable éxito de varias colecciones de arte importantes, incluida la inolvidable venta de Paul Allen”, en referencia a las obras que pertenecieron al confundador de Microsoft.

Por su parte, Sotheby’s, en manos de Patrick Drahi, fundador de la compañía de telecomunicaciones europea Altice, prevé cerrar el año con unas ventas de 8.000 millones de dólares (7.500 millones de euros), frente a los 7.300 millones de 2021, y muy por encima de las cifras prepandemia, pues en el 2019 las ventas ascendieron a 4.800 millones. Se trata del mejor resultado de la casa desde su fundación en 1744. En lo que se refiere a subastas públicas de arte y lujo, la compañía consiguió unas ventas de 6.400 millones de dólares, un 7% menos que el año pasado. Aunque logró que dicha bajada no se notara en sus resultados finales gracias a los resultados obtenidos en sus áreas de venta de inmuebles y coches de elevado precio.

A conseguir estos números de récord han contribuido varias subastas que han acaparado durante el año el interés de los compradores y medios por las cifras alcanzadas y la relevancia de las obras que se adjudicaron. Como asegura Cerutti, una de las colecciones que más interés levantó fue la de Paul Allen, que dejó escrito que, tras su muerte, ocurrida en 2018, se subastaran las 150 obras que la componían y lo recaudado se destinara íntegramente a obras benéficas. Las piezas, que abarcaban 500 años de la historia del arte, se adjudicaron por 1.600 millones de dólares, obteniendo el récord de la venta más grande en la historia de las subastas.

Un récord que se había establecido solo unos meses antes, cuando Sotheby’s subastó la colección de Harry y Linda Macklowe, cuyo acuerdo de divorcio recogía que debía ser liquidada. En este caso se recaudaron 922,2 millones de dólares durante dos sesiones. En la primera venta, en noviembre de 2021, se obtuvieron 676 millones, y los restantes 246,1 millones en la segunda, que tuvo lugar en mayo de este año.

'Shot Sage Blue Marilyn', de Andy Warhol.
'Shot Sage Blue Marilyn', de Andy Warhol.Getty

Otros de los hitos por los que será recordado el 2022, en lo que a arte se refiere, fue la subasta de Shot Sage Blue Marilyn, de Andy Warhol, que se adjudicó por 195 millones de dólares, cifra que la hace la obra más cara del siglo XX.

Pero no solo el arte mueve millones. Tanto Christie’s como Sotheby’s subastan joyas, que les han dado grandes alegrías a sus arcas en los últimos meses. La primera vendió un diamante rosa conocido como The Fortune Pink por 28,4 millones de francos suizos (unos 26,7 millones de euros), en una velada en noviembre en Ginebra en la que se recaudaron en total 56,5 millones. La segunda, por su parte, adjudicó en 57,8 millones de dólares el Williamson Pink Star, uno de los diamantes rosas más raros que se conocen, en una subasta celebrada en Hong Kong el pasado mes de octubre. Una cifra muy por encima de los 21 millones en los que se preveía su venta.

El diamante conocido como Williamson Pink Star.
El diamante conocido como Williamson Pink Star.Getty

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_