_
_
_
_

Orona y Ulma abandonan Corporación Mondragón y se consuma el cisma

La mayoría de los 4.500 socios de ambas optan por un futuro en solitario

Sede de Orona.
Sede de Orona.

Las cooperativas Orona y Ulma han decidido este viernes su salida de Corporación Mondragón tras la celebración de sendas votaciones entre sus 4.500 socios. Las llamadas a la unidad desde el grupo que preside Iñigo Ucin no han surtido efecto y han removido los cimientos de un proyecto cooperativo que nació hace más de 60 años.

Integradas en la división industrial de Corporación Mondragón y dos de sus referentes, Orona factura 842 millones con 5.507 trabajadores, de los cuales solo 1.750 son socios. Por su parte, Ulma logra unas ventas de 910 millones con 5.206 empleados (2.789 cooperativistas). Entre ambas concentraban el 15% de los ingresos y el 13% del empleo de toda la Corporaciópn Mondragón. Su salida es efectiva desde el 16 de diciembre.

Los socios de Orona han votado en la sede del grupo del sector de elevación en Hernani (Gipuzkoa) y los de Ulma lo han hecho en la plaza de toros de Illunbe en San Sebastián. Sin permitir el acceso a los medios de comunicación en ambos casos, los comicios han arrancado en primera convocatoria a las diez horas y en segunda a las 10,30 horas.

Ulma ha tenido que disponer en el recinto taurino de hasta nueve urnas por cada una de las nueve cooperativas que integran esta corporación de Oñati (Gipuzkoa). Ha fletado medio centenar de autobuses para trasladar a sus socios desde la zona guipuzcoana del Alto Deba. Con salidas desde Oñati y Legazpi hasta la capital donostiarra. Al final, el 80,52% de los socios de Ulma decidió el desmarque de Corporación Mondragón. La compañía de Oñati trabajará para "promover colaboraciones futuras" con el grupo que ahora abandonan. Con una velada critica a la forma en la que la dirección del holding gestiona los fondos que son aportados por el centenar de empresas que lo integran.

Ulma

Lander Díaz de Guereñu, presidente de Ulma, manifestó que "son los socios quienes determinan con su voto el camino que sigue la cooperativa". Y los gestores de la compañía han recibido este viernes "un mandato claro".

Por su parte, Orona ha organizado media docena de vuelos charter que han aterrizado en el aeropuerto de Noain (Navarra) para traer a los cooperativistas del grupo que residen fuera de Euskadi. En este caso, el 72% de ellos apostó por un futuro en solitario.

Con voto secreto y gestión electrónica, los comicios se han desarrollado con normalidad. Corporación Mondragón ya vivió hace años la salida de otras dos cooperativas, asimismo entre las más importantes de la división industrial. Fue la "deserción" del fabricante de autobuses Irizar y del productor de válvulas Ampo. La propia Ulma abandonó la órbita del holding de Arrasate / Mondragón en 1993 para luego regresar. Y Orona vivió una profunda crisis a finales de los ochenta que pudo superar con el apoyo del grupo. Hoy es unos de los principales fabricantes de ascensores de Europa. Uno de cada diez de los que ahora se instalan procede del grupo de Hernani.

Otro momento dífícil para la corporación fue la quiebra y posterior liquidación de Fagor Electrodomésticos en 2013. Fue la primera cooperativa del grupo y el germen del proyecto cooperativo que luego se consolidó. Años después, en 2016, Orona y Ampo dejaron de hacer aportaciones a Mondragón Inversiones, la sociedad de capital riesgo del grupo a la que cada cooperativa destina el 7% de sus beneficios y que es el brazo inversor común del centenar de empresas de economía social de la corporación. Cubre temas como el desarrollo de nuevos productos y servicios y las operaciones en mercados exteriores.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_