Sanidad

La concesionaria de hospitales públicos de Madrid y Valencia factura un 30% más

El holding Primero Salud sale de pérdidas y gana 34,7 millones en 2021

Fachada del Hospital de Torrejón en Madrid.
Fachada del Hospital de Torrejón en Madrid.

La concesionaria de hospitales públicos de Madrid y la Comunitat Valenciana, la empresa Primero Salud, facturó 659,7 millones de euros en 2021, lo que supone un 30% más en el último año, según las últimas cuentas presentadas recientemente en Registro Mercantil. Esta compañía es la dueña de Ribera Salud y de la concesión del hospital de Torrejón de Ardoz en Madrid, un negocio que su anterior accionista –el grupo asegurador estadounidense Centene– acaba de vender a finales de noviembre al grupo francés Vivalto Santé.

Esa mayor facturación tuvo repercusión directa en el resultado. De esta forma, Primero Salud consiguió salir de pérdidas, ya que frente a los números rojos de 3,7 millones en 2020, ganó 34,7 millones en el pasado ejercicio.

El germen de esta empresa nace en 1999 en la Comunitat Valenciana cuando la Generalitat, entonces presidida por Eduardo Zaplana (PP) se convirtió en el ideólogo de la creación de Ribera Salud, a través de las cajas valencianas (ya desaparecidas) para gestionar nuevos hospitales. Es lo que se denominó como modelo Alzira, por el nombre de la localidad valenciana en la que la compañía gestionó el primer centro. Un modelo que también se trasladó a Madrid en la época de Esperanza Aguirre (PP) como presidenta.

La empresa, sin embargo, ha visto como el pacto del Botànic (PSOE, Compromís y Podem) ha revertido la gestión a lo público de dos de esos hospitales, el de Alzira y el de Torrevieja (en este último caso en octubre de 2021) cuando la concesión venció.

En las cuentas de Primero Salud se reconoce que en 2020 y 2021, la compañía ha solicitado pagos atrasados de las consejerías de Sanidad por la gestión de los centros públicos: “Parte de las mencionadas reclamaciones han sido aceptadas y cobradas en el ejercicio y otra parte está actualmente en litigio con la Administración”. El auditor de las cuentas, KPMG, también avisa de que hay liquidaciones de los ejercicios 2010 a 2021 sin finiquitar, “existiendo determinados conceptos e importes sobre los que no se ha alcanzado un acuerdo final”.

Del conjunto de ingresos de Primero Salud, 559,8 millones provienen de la asistencia sanitaria hospitalaria y primaria; 17,8 millones de diagnóstico por imagen; 27,7 millones del laboratorio clínico; 43,6 millones de otros servicios; y 10,8 millones de un ingreso financiero por concesión sin especificar.

Esa empresa gestiona los hospitales públicos de Elche, Denia y Torrevieja (Alicante) y Torrejón en Madrid, además de participar en el laboratorio clínico central de Madrid, que da servicios a cinco hospitales públicos en la región. Asimismo, se ha expandido en la sanidad privada adquiriendo centros en Galicia, donde cuenta con cuatro clínicas (por ejemplo, el Hospital Povisa en Vigo); en Extremadura (Almendralejo y Villanueva de la Serena) y Murcia (Cartagena y Molina de Segura). El pasado año, la estaodunidense Centene controlaba a través de Primero Salud 25 filiales (también de tecnología sanitaria y en República Checa y Eslovaquia).

A finales de noviembre, Centene se desprendió del grueso de este negocio, traspasando la actividad en España, República Checa y Eslovaquia a Vivalto Santé, el tercer mayor grupo hospitalario francés, por una cantidad no desvelada.

Quién es el nuevo dueño

El negocio hospitalario español de Primero Salud (que agrupa Ribera Salud y Torrejón Salud) ha pasado a Vivalto Santé. Esta empresa está controlada en un 35% por empleados (en gran parte médicos) y el resto por un grupo de inversores agrupados en Vivalto Partners, firma presidida por Daniel Caille, fundador del grupo sanitario galo. Entre estos últimos accionistas se encuentran fondos y grupos financieros como Arkéa Capital, BNP Paribas, Crédit Agricole, Mubadala (holding estatal de Abu Dabi), la banca pública Bpifrance, IK Partners y Hayfin.

Normas
Entra en El País para participar