Hospitales

El grupo concesionario de Ribera Salud factura 508 millones en España

Es el primer ejercicio en el que la estadounidense Centene consolida sus resultados en el país. La aseguradora de EE UU analiza la venta de su negocio internacional

Hospital de Torrejón en Madrid.
Hospital de Torrejón en Madrid.

El grupo hospitalario y asegurador estadounidense Centene ha presentado sus primeras cuentas consolidadas de sus sociedades en España. El holding, llamado Primero Salud, facturó 508,5 millones de euros y perdió 3,7 millones en 2020, según las cuentas presentadas recientemente en el Registro Mercantil y consultadas a través de la plataforma Insight View. Esta corporación es propietaria de Ribera Salud, el grupo hospitalario conocido por gestionar hospitales públicos en Madrid y en la Comunitat Valenciana, además de un laboratorio central en Madrid y un total de 24 filiales.

Es el primer ejercicio en que Centene consolida el negocio en España a través de la empresa llamada Primero Salud, por lo que no existe comparable con ejercicios anteriores. La compañía realiza este cambio tras adquirir en 2019 el 40,1% de Ribera Salud al grupo Sabadell, por lo que pasó a controlar el 90,1%.

Se da la circunstancia de que en estos días se ha abierto una incertidumbre sobre el negocio de Centene en España, ya que hace 10 días la matriz reconoció que busca una salida para su negocio fuera de EE UU. “Centene está revisando sus activos no esenciales como parte de sus procesos de optimización de cartera en curso, incluida la evaluación de alternativas estratégicas para su negocio internacional”, afirmó la compañía en un comunicado. Al frente del negocio europeo se encuentra desde el pasado año Alberto de Rosa, el ejecutivo español que ha encabezado Ribera Salud en España en los últimos años.

Precisamente Ribera Salud mejoró un 13% su facturación en 2020, año en que comenzó la pandemia de Covid-19, hasta los 121,1 millones. Y prácticamente dobló su beneficio, hasta los 8,7 millones. Ese año, el grupo adquirió las sociedades Centro Inmunológico de la Comunidad Valenciana, Clínicas Santo Domingo Lugo y el Hospital de Polusa (Lugo). Además, la unión temporal de empresas (UTE) llamada UR Salud –y en la que participa junto a Unilabs– reforzó el contrato de gestión del laboratorio central en la región de Madrid para varios hospitales coincidiendo con la pandemia.

Esta empresa se hizo conocida por inaugurar el modelo Alzira, como concesionaria de un área sanitaria pública. En 2018, la Generalitat Valenciana revertió el hospital de Alzira (Valencia) a la gestión pública, igualmente que ha ocurrido este año con el de Torrevieja (Alicante). Aún gestiona el valenciano de Denia y el de Torrejón de Ardoz (Madrid) y participa en el de Elche.

Ejercicios sin liquidar desde 2015 en Madrid

El auditor, KPMG, explica en las cuentas de Primera Salud que el grupo reconoce los ingresos por los servicios de atención sanitaria en Madrid y Valencia por lo que llama método de grado de avance, lo que requiere una estimación de ingresos contractuales y gastos. Y avisa de una “variabilidad” asociada a las estimaciones que podrían dar diferencias en los ingresos. El grupo reconoce, por ejemplo, en sus cuentas que la Comunidad de Madrid tiene pendientes las liquidaciones definitivas desde el año 2015.

Normas
Entra en El País para participar