Louis Vuitton apuesta por Shanghái para abrir su primera tienda de decoración

La marca de lujo, parte del conglomerado LVMH, afirmó que la sala de exposición se probará durante varios meses

Louis Vuitton apuesta por Shanghái para abrir su primera tienda de decoración

Louis Vuitton anunció el viernes planes para abrir una tienda dedicada a muebles y artículos para el hogar en Shanghái, una primicia mundial para la marca de lujo francesa, ya que tiene como objetivo expandirse aún más en las ofertas de estilo de vida para clientes chinos adinerados.

La sala de exhibición, que abrirá el lunes, está ubicada en una mansión centenaria de tres pisos situada justo detrás de Nanjing Road, la principal zona comercial de lujo de la ciudad.

Louis Vuitton, parte del conglomerado LVMH, afirmó en un comunicado que la sala de exposición se probará durante varios meses y, si tiene éxito, se convertirá en un negocio permanente.

Si bien no se mostraron etiquetas de precios en la tienda durante una presentación preliminar para los medios, un empleado de Louis Vuitton afirmó que una silla colgante de colores brillantes diseñada por los hermanos Campana tiene un precio de más de 700.000 yuanes (93.800 euros) y una pequeña lámpara que se asemeja a una botella de leche de vidrio cuesta 40.500 yuanes (5.430 euros).

Un edificio lateral más pequeño está dedicado a mostrar diseños de Frank Chou, el primer diseñador de China continental contratado por Louis Vuitton para colaborar en la colección Objet Nomades, como se conoce a las gamas de muebles y artículos para el hogar.

Encontrar nuevas vías de crecimiento, particularmente entre los consumidores ricos, se está volviendo cada vez más importante para las marcas de lujo en China, ya que el gasto en lujo se ve presionado por las restricciones de Covid-19, la caída del mercado inmobiliario y la incertidumbre económica generalizada.

Louis Vuitton se sumergió en una oferta más orientada al estilo de vida en China el mes pasado cuando abrió una tienda en la ciudad suroccidental de Chengdu que incluía un espacio de exposición y un restaurante.

"LMVH se esfuerza por reposicionarse como una marca de lujo contemporánea aprovechando nuevas vías que resuenan con los dinámicos consumidores chinos millennials y de la generación Z", afirmó Bobby Verghese, analista de consumidores de GlobalData, cuya firma estima que las ventas en el sector del hogar de China crecerán a 782.000 millones de dólares para 2026. Verghese considera que los artículos para el hogar son una buena apuesta para Louis Vuitton, especialmente en China.

"A diferencia de sus predecesores que priorizaron la privacidad, los inmigrantes digitales de la Generación Y y los nativos digitales de la Generación Z no son reacios a hacer alarde de sus estilos de vida en las redes sociales", aseguró Verghese. "LMVH tiene como objetivo obtener una ventaja anticipada en este espacio emergente".

Normas
Entra en El País para participar