Mercado laboral

Garamendi: “Habrá que ver cómo compensa el Estado a las empresas por el permiso por cuidados”

El líder patronal critica que el Gobierno no ha informado a los empresarios de esta futura medida y ve lógico que las compañías recurran el nuevo impuesto energético

Antonio Garamendi, presidente de la patronal CEOE.
Antonio Garamendi, presidente de la patronal CEOE.

El recién reelegido presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha mostrado hoy su sorpresa y ha asegurado haberse enterado por los medios de comunicación de la propuesta de crear cinco días de permiso laboral retribuido al año para que los trabajadores puedan cuidar a familiares, según confirmaron este martes a distintos medios fuentes del Ministerio de Derechos Sociales. Pero, sobre todo, el líder empresarial ha reclamado al Gobierno que, de sacar adelante esta propuesta, compense a las empresas por el coste que tendrá estos días de ausencia del trabajo.

"Es como si yo te invito a cenar, pero digo que pagues tú" ha expuesto Garamendi preguntado por este nuevo permiso laboral retribuido que estaría incluido en la futura Ley de Familias que el Ministerio de Derechos Sociales pretende llevar al Consejo de Ministros el próximo martes. El líder empresarial se ha mostrado, en declaraciones a La 1 de la TVE, a favor de "todo lo que sea conciliación y ayuda a los trabajadores para los cuidados", pero ha reclamado al Ejecutivo que "habrá que ver como el Estado compensa a las empresas por el pago de este permiso", porque "son días en los que no se va a ir a trabajar".

Tras reiterar que nadie del Gobierno ha planteado ni negociado esta medida con las empresas ha zanjado: "La ayuda tiene toda la lógica, pero no me vale que el Ejecutivo diga, mira qué medida más buena tengo, pero la pagas tú". En la actualidad, el Estatuto de los Trabajadores solo reconoce un permiso retribuido de dos días por fallecimiento o enfermedad grave de familiares hasta segundo grado.

El Ministerio de Trabajo también ha colaborado en la redacción de este nuevo permiso. De hecho el pasado mes de junio ya anunciaba que estaba diseñando una reforma de los permisos laborales para “ampliar la unidad familiar para adaptarla a las nuevas realidades” y que los beneficiarios no fueran solo familiaries sin también "convivientes". Así, estas fuentes de Derechos Sociales el texto que se apruebe recogerá "un permiso por cuidado de cinco días al año, retribuidos, para atender a un familiar hasta segundo grado o conviviente".

En la propuesta inicial del Ministerio de Derechos Sociales y el de Igualdad, se incluía un permiso por cuidado retribuido de hasta 9 días (en el caso de que supusiera un desplazamiento a otra comunidad autónoma) y de 7 (si es en la de residencia), una propuesta que finalmente se ha rebajado a cinco días que es lo que recomienda la Unión Europea en la Directiva 2019/1158.

La futura norma, cuyo paso por el Consejo de Ministros ha sido ya retrasado en varias ocasiones, tiene previsto también ampliar la ayuda actual de 100 euros al mes por cada menor de 3 años para madres trabajadoras también a las que no lo son; y crear otro permiso parental de ocho semanas, que se podrá disfrutar de forma continua o discontinua, hasta que el menor cumpla 8 años.

Recurrir el nuevo impuesto energético

En otro orden de cosas, Garamendi, se ha referido hoy al nuevo gravamen temporal (por dos años) a las empresas energéticas aprobado en la madrugada de hoy en el Congreso de los Diputados, asegurando que ve "lógico" que las compañías afectadas puedan recurrir esta medida a los tribunales, tal y como les ampara la normativa europea.

Asimismo, ha defendido una revisión de las actuales subvenciones a los carburantes, previstas hasta el 31 de diciembre, de forma que se estudie, qué sectores o personas "lo necesitan de verdad" y pasen solo a aplicarse a estos colectivos, entre los que destacó especialmente al transporte y la logística. Porque, según dijo el líder empresarial, "las subvenciones genéricas y para siempre son un error".

Finalmente se refirió a la proxima subida del salario mínimo interprofesional (SMI) anunciada por el Gobierno y que aunque no tiene que ser negociada con los agentes sociales sí debe ser "consultada" según la ley. En este punto, ha asegurado que "nadie está diciendo que no se suba, pero si se quiere subir en función del IPC será un error para la economía".

Dicho esto, exigíó una vez más al Ejecutivo que, al igual que está firmemente determinado a subir el salario mínimo, indexe los contratos con las administraciones a estas subidas y compense los incrementos de esta renta a las empresas concesionarias de los servicios públicos.

Normas
Entra en El País para participar