Amundi se suma a la ola de reclasificación de los fondos ESG

Pimco, Axa o BlackRock también revisan esta estrategia

Sede central de Amundi, en París.
Sede central de Amundi, en París.

Amundi, la mayor gestora de fondos de Europa, ha decidido retirar de sus fondos de inversión la máxima calificación de la Unión Europea en términos de inversión socialmente responsable. La lista de firmas que deciden aparcar los fondos sostenibles pata negra cada vez es más larga. Las entidades denuncian problemas de definición legal para acceder a esta certificación.

El reglamento europeo sobre inversión con criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés) tiene dos categorías para este tipo de productos. Los artículo 8, que persiguen estos objetivos de una forma más genérica, y los artículo 9, los pata negra, que tienen una meta específica y mensurable en esta materia.

Amundi, ante las dudas legales que existen sobre qué productos se pueden comercializar como artículo 9 ha rebajado de categoría a los fondos que ya había registrado. Pasará a comercializarlos como artículo 8, según ha explicado a la agencia Bloomberg un portavoz de la gestora francesa.

De acuerdo con esta fuente, esta decisión es un “enfoque prudente” ante un entorno normativo en la Unión Europea que todavía está en evolución.

Amundi tenía casi 45.000 millones de euros en productos del artículo 9 a finales de octubre, según datos recopilados por Morningstar Direct y confirmados por Amundi.

Morningstar espera que al menos 85.000 millones de dólares en toda la industria en fondos del artículo 9 sean reclasificados en las próximas semanas y meses. De ellos, 70.000 millones de dólares corresponderán a estrategias pasivas, que se dedican replicar índices.

“Esperamos que muchos, si no todos, de los que llamamos fondos “conscientes del clima” y “de bajas emisiones de carbono” pasen de ser artículo 9 a artículo 8, apunta Hortense Bioy, directora global de investigación sobre sostenibilidad del instituto CFA.

Amundi es la última de una creciente lista de empresas de inversión que han eliminado de sus carteras la antaño codiciada designación ESG, en medio de la creciente confusión que rodea a la normativa de la UE para evitar el ecopostureo.

El artículo 9 aspira a configurarse como el patrón oro de la inversión ESG, pero la falta de concreción ha hecho que firmas como BlackRock, Goldman Sachs, Axa Investment Management, Pimco y NN Investment Group hayan decidido revisar la denominación de algunos de sus fondos.

El resultado es que los fondos de artículo 8 van a crecer en activos bajo gestión, mientras que el artículo 9 será mucho más pequeño, dijo Bioy.

Esta rebaja de la calificación sostenible podría enfadar a los clientes que pensaban que habían asignado dinero a la categoría ESG más importante de Europa, solo para descubrir que ya no es el caso.

La evolución también es embarazosa para la Unión Europea, cuyos esfuerzos por adelantarse al resto del mundo con su reglamento de inversión ESG está mostrando serios problemas.

Normas
Entra en El País para participar