Vodafone se desploma en Bolsa tras rebajar sus previsiones

La filial española reduce ingresos un 6% por la dura competencia

Sostiene la rentabilidad y registra un ebitda de 445 millones

Confirma que ligará sus precios a la inflación a partir de enero y que analiza oportunidades para su red fija

El grupo Vodafone ha registrado hoy una fuerte caída en Bolsa tras rebajar sus previsiones para el conjunto del ejercicio. Los títulos han caído un 7,73%, hasta 96,11 peniques, si bien, por momentos, han llegado a caer cerca de un 9% en la Bolsa de Londres, hasta 94,61 peniques, cerca de su precio más bajo en los últimos 25 años.

La operadora ha reducido sus previsiones de flujo de caja libre en 200 millones de euros para este ejercicio, como consecuencia del empeoramiento económico global y el aumento de los costes de la energía. De esta manera, se situará en 5.100 millones, frente a una estimación anterior de 5.300 millones.

El beneficio operativo ajustado se situará en un rango entre 15.000 y 15.200 millones de euros, frente a la anterior previsión entre 15.000 y 15.500 millones.

El ebitda después de arrendamientos (ebitdaal) del grupo descendió un 2,6% en el primer semestre, como consecuencia de la evolución comercial en Alemania, peor de lo previsto, y de la resolución de un litigio judicial en Italia. El margen de ebitdaal ajustado bajó en dos puntos porcentuales, en términos interanuales, hasta el 31,6%.

Filial española

Vodafone España registró unos ingresos de 1.965 millones de euros en su primer semestre fiscal, concluido a final de septiembre, un 6% menos que en el mismo periodo del año anterior, como consecuencia de la agresividad del mercado y la caída de las ventas de terminales.

En un comunicado, la compañía ha señalado que los ingresos por servicios se redujeron un 4,5%, hasta 1.782 millones de euros, como resultado del crecimiento del low cost, una base de clientes menor y de la reducción de los precios de las tarifas de terminación de móvil, parcialmente compensados por mayores ingresos de turistas.

En el primer trimestre, los ingresos por servicios bajaron un 2,9%, mientras que, en el segundo, el descenso fue del 6,1%. Según la teleco, la ralentización de la evolución interanual entre el primer y el segundo trimestre se debió en gran medida a la actualización de las tarifas efectuada durante el segundo trimestre del año fiscal anterior, así como por un mejor primer trimestre en ingresos de administraciones públicas y por menores ingresos mayoristas.

En términos de rentabilidad, el ebitda después de arrendamientos (ebitdaal) permaneció estable, con una leve subida del 0,2%, hasta 445 millones de euros, impulsado por eficiencias en los costes y por una mejora de la carga impositiva debido a una resolución judicial favorable, relacionada con el impuesto de actividades económica (IAE), totalmente compensado por la citada caída de los ingresos por servicio.

El margen de ebitdaal se incrementó en 1,4 puntos porcentuales hasta el 22,6% comparado con el mismo periodo del año anterior.

La base de clientes de banda ancha de Vodafone España se redujo en 40.000 durante el primer semestre, y en 10.000 el número de usuarios de su servicio de televisión, como resultado de la intensidad competitiva en el segmento del bajo coste. El grupo, no obstante, ha destacado que la base de clientes de tarifas convergentes fijo-móvil aumentó en 7.000, hasta 2,2 millones. En el segmento de contrato móvil, la compañía ganó 101.000 líneas en el semestre.

La teleco ha recordado que, en junio, se comercializó un nuevo portfolio de tarifas, más sencillas y transparentes, con el propósito de mejorar la fidelidad de los clientes y favorecer la recuperación comercial. “Esto ha tenido un impacto positivo en la actividad comercial y en el gasto por cliente (arpu), y mejoró el churn de contrato móvil residencial en 3,6 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior”m indica Vodafone España.

Además, en septiembre se anunció que las tarifas Vodafone se incrementarán en línea con la inflación para clientes particulares, pymes y profesionales cada año. Esta medida estará vigente desde el próximo cuarto trimestre fiscal, entre enero y marzo de 2023.

“El desempeño comercial en el primer semestre mejoró por las iniciativas implementadas por la compañía, aunque continuó impactado por el mercado low cost”, reconoce.

Oportunidades con la red en España

En su presentación con los inversores, el grupo Vodafone ha indicado que está analizando oportunidades con su red fija. A principios de octubre, la empresa contrató a Evercore como asesor para acelerar el proceso de reconversión estratégica, incluida la venta de una participación en su red fija en España.

La operadora señala que ha acelerado la transformación de sus operaciones en España, con una mejora de las eficiencias digitales, el control de los costes energéticos, que están fijados con precios atractivos hasta 2024. Vodafone, además, ha destacado la reducción del 34% de los costes fiscales por espectro, así como la retirada de la tasa de financiación de RTVE para los operadores móviles.

Con respecto a los fondos europeos de recuperación, una de las apuestas de Vodafone, la compañía ha señalado que ha habido un retraso de los procesos de aprobación inicial por parte del Gobierno, si bien ha indicado que, para las fases II y III, ya tiene aprobadas ayudas por 500 millones de euros cada una para los clientes de pymes.

Normas
Entra en El País para participar