El gasóleo encadena tres semanas rozando los dos euros

El Ejecutivo valorará en las próximas semanas si mantiene la bonificación de 20 céntimos por litro

El gasóleo encadena tres semanas rozando los dos euros

El precio del gasóleo, el combustible utilizado por el 80% de los vehículos que circulan en España, sigue en zona de máximos históricos. Los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea, hechos públicos esta mañana, muestran que el litro de gasóleo se vendió durante los siete primeros días a un precio medio de 1,97 euros de media, lo que supuso una levísima bajada de 0,01 euros respecto a la última semana de septiembre. De este modo, el precio del carburante roza los dos euros por tercera semana consecutiva y amenaza con volver al récord alcanzado el pasado mes de junio, cuando llegó a costar 2,10 euros. En el otro lado, el precio de la gasolina de 95 octanos bajó 0,04 céntimos hasta los 1,75 euros de media, lejos del máximo histórico de 2,14 euros por litro alcanzado también en junio.

Fuentes de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), que reúne a las principales empresas con actividad en España (Repsol, Cepsa, BP, Galp o Saras Energía) justifican el mayor encarecimiento del gasóleo por la desaparición de las ventas desde Rusia. “Rusia exportaba gasoil ya refinado y las sanciones europeas provocaron fuertes cuellos de botella en una parte importante de las refinerías en los grandes países de la UE porque no tenían capacidad para refinar otros gasóleos más pesados y más complejos y de esa forma sustituir al ruso”. Algo que, según esas mismas fuentes, no ha sucedido en España, donde las fuertes inversiones de 7.000 millones de euros desde la Gran Recesión “han evitado los cuellos de botella”. Esas mismas fuentes de AOP recalcan que el repunte de la cotización internacional del gasóleo en las últimas semanas es la constatación de que los inversores están descontando problemas en el suministro de gasóleo para calefacción en invierno por el desfase entre oferta y demanda.

El descenso de precio que ha experimentado el barril de brent, de referencia en Europa, tendrá un impacto en las próximas semanas en el precio del surtidor, ya que las bajadas no se transmiten de forma inmediata. En el último mes, el crudo ha bajado un 6% hasta los 93 dólares. Sin embargo, el ajuste a la baja en el precio de venta será inferior porque la variación solo afecta a la parte variable de la tarifa (un 56% en el caso de la gasolina y un 63% en el del gasóleo), ya que el resto son impuestos.

Este último encarecimiento del gasóleo meterá presión al Ejecutivo, que debe decidir en las próximas semanas si prorroga la bonificación de 20 céntimos a la compra de carburantes en vigor desde el pasado 1 de abril. En siete meses ya ha supuesto un coste de 3.676 millones de euros, un 28% más de lo previsto inicialmente, en gran medida porque esa bonificación ha estimulado que los conductores siguieran usando sus vehículos particulares pese a la subida de precios.

Normas
Entra en El País para participar