Amazon lanza nuevos robots y drones para acelerar la robotización de su logística

Presenta Sparrow, un autómata capaz de detectar, seleccionar y mover artículos individuales en su inventario

Robot Sparrow de Amazon.
Robot Sparrow de Amazon.

Amazon sigue avanzando en la automatización de sus centros logísticos y en la robotización de sus entregas a domicilio, mientras busca ganar eficiencia y ahorrar costes. El gigante del comercio electrónico ha anunciado este jueves su primer robot capaz de detectar, seleccionar y mover artículos individuales en el inventario de la compañía. El robot se llama Sparrow (gorrión, en inglés) y Amazon dijo que puede recoger y colocar objetos en contenedores para ayudarles a agilizar la clasificación de los paquetes en sus almacenes.

El nuevo brazo robótico es el primero de la compañía capaz de detectar, manipular y clasificar paquetes de todo tipo. Reconoce y manipula millones de artículos de miles de tamaños y formas aprovechando la visión por ordenador y la inteligencia artificial. Es incluso capaz de descartar artículos cuando detecta que el embalaje o el producto tiene algún defecto. Según Amazon, puede identificar alrededor del 65% de todo su inventario.

"Tratamos cientos de millones de objetos a diario que tienen que ser organizados correctamente para llegar a las casas de los clientes cada día en el menor tiempo posible. Necesitábamos un robot eficiente que tratara los paquetes de forma adecuada indiferentemente de su peso, forma o tamaño", aseguró Joseph Quinlivan, vicepresidente de Robótica, Fulfilment y TI en Amazon.

El directivo añadió que Sparrow se encargará, "trabajando junto a nuestros empleados, de las tareas más repetitivas, para que ellos puedan centrar su tiempo y energía en otras cosas, mientras mejoramos la seguridad en la operativa”. 

La compañía presentó el nuevo robot en el centro de innovación y fabricación robótica que tiene en Westborough, Massachusetts, a unos 40 kilómetros del centro de Boston (EE UU). La instalación, que fue inaugurada en octubre de 2021 e incluye laboratorios de I+D y fabricación de robots, abrió este jueves sus puertas a un grupo de periodistas para hablar sobre cómo será el delivery en el futuro. Amazon mostró equipos y tecnología que están mejorando sus operaciones y defendió la idea de que “cuando personas y robots trabajan en armonía, ocurren grandes cosas”.

La empresa reconoció que ese futuro requiere de avances en ciencia y que esto se materializará de muchas formas, ya sea mejorando la forma de seleccionar, empaquetar y clasificar los artículos, o gestionando una experiencia de entrega para clientes y conductores que sea “segura, fiable y sostenible”.

Sparrow convivirá en sus centros con otros robots recientemente presentados, como Cardinal o Proteus. El primero es un brazo robótico capaz de seleccionar, levantar y mover paquetes de hasta 15 kilos, incluso si están amontonados. Y el segundo, que se lanzará este año, es el primer robot móvil totalmente autónomo de Amazon, y está destinado a mover grandes carros por sus almacenes. La empresa mostró cómo este autómata puede navegar con seguridad alrededor de los empleados, a diferencia de otros robots anteriores que deben mantenerse enjaulados en zonas separadas.

Pese a mostrar sus avances en robótica, la tecnológica reiteró que no busca construir robots para dejar de contratar a personas, sino para hacer “la operativa más eficiente y segura”. Algo clave para una compañías que el año pasado preparó 5.000 millones de paquetes, unos 13 millones al día en todo el mundo. De ellos, el 70% fue procesado por algún robot.

Un dron más ligero y silencioso

Además de los robots para sus centros logísticos, Amazon presentó un nuevo dron con el que pretende agilizar las entregas al usuario final. Se trata de MK30x, con el que buscan poder rebajar el tiempo de entrega de una amplia selección de productos en menos de una hora, y eventualmente en 30 minutos. Este nuevo dron, que entrará en servicio en 2024, es más ligero y pequeño que el MK27-2, el dron que realizará las primeras entregas de la compañía en Lockeford (California) y College Station (Texas) a finales de este año.

La mayor autonomía del MK30x, su mayor tolerancia a la temperatura, sus características de seguridad y su nueva capacidad de volar con lluvia ligera permitirán a los clientes elegir el reparto con drones con más frecuencia, según explicó Amazon. Otras mejoras respecto a su antecesor es que es más silencioso, gracias a unas nuevas hélices que reducirán el ruido percibido en un 25%, y puede aterrizar en patios más pequeños.

Amazon insistió en que han creado un sofisticado sistema de detección y evasión, que permitirá al nuevo dron operar a mayores distancias y evitar de forma segura y fiable otras aeronaves, personas, mascotas y otros obstáculos. El MK30x será evaluado por las autoridades aeroespaciales nacionales, como la Administración Federal de Aviación para garantizar su seguridad y fiabilidad.

El nuevo dron se está construyendo actualmente y se prevé que entre en servicio a escala en 2024. El objetivo de Amazon es entregar 500 millones de paquetes con drones a decenas de millones de clientes al año para finales de esta década, incluso en zonas muy pobladas como Boston, Atlanta y Seattle.

 Más seguridad para el conductor

Amazon también anunció avances tecnológicos para mejorar el trabajo de los conductores que entregan los paquetes. La compañía ha integrado diferentes soluciones tecnológicas en los vehículos personalizados de Rivian y en su flota de reparto existente para mejorar la seguridad y señaló haber reducido en un 48% la tasa de colisión en su grupo de prueba desde que lo instalaron.

Entre otras cosas, han desarrollado una nueva tecnología llamada Fleet Edge, que incluye un ordenador integrado en el vehículo, una cámara de visión de la calle y un dispositivo GPS que recoge imágenes de fuera para actualizar la información de la carretera en su software de mapas, proporcionando los datos de ruta más actualizados para los conductores que entregan paquetes. “Gracias a Fleet Edge, ya hemos añadido más de 120.000 nuevas señales al sistema de mapas de Amazon”.

Normas
Entra en El País para participar