NH cerró en septiembre el mejor mes de su historia en facturación

Logró 200 millones de ingresos, nuevo máximo histórico. La cifra de negocio y el ebitda superaron los niveles de 2019 en el tercer trimestre

Ramón Aragonés, consejero delegado de NH Hoteles.
Ramón Aragonés, consejero delegado de NH Hoteles.

La recuperación de la demanda turística en los tres meses de la temporada alta ha permitido a NH alcanzar dos hitos. El primero es que septiembre se convirtió en el mes de la historia de la compañía con más ingresos, con una cifra de negocio de 200 millones de euros, superando los 190 millones alcanzados en junio de 2022. El segundo es que el crecimiento de turismo nacional, que sostuvo la actividad en el mismo período de 2021, junto a recuperación del turismo extranjero, tuvieron un efecto balsámico en las cuentas de la hotelera propiedad de la tailandesa Minor, ya que tanto los ingresos como el ebitda superaron los niveles precrisis.

En concreto, la facturación llegó a 1.258 milllones de euros y el ebitda a 167,2 millones. El tirón del tercer trimestre compensó la debilidad del primero y provocó que en el período acumulado entre enero y septiembre, lograra el primer beneficio neto recurrente desde que estalló la crisis del coronavirus, con 31 millones de euros. “La progresiva incorporación desde junio de los clientes de negocio en toda Europa ha reforzado todavía más la estructura de ingresos del grupo. A pesar de que ómicron los ralentizó durante el primer trimestre de este año, desde el mes de marzo la buena marcha tanto de los precios medios como de la ocupación nos ha permitido superar en los siguientes seis meses losingresos totales previos a la pandemia que habíamos obtenido entre enero y septiembre de 2019. Además, hemos conseguido rebajar sustancialmente la deuda financiera neta desde los 568 millones a cierre del 2021, a solo 315 millones de euros a septiembre. A medio plazo, la rápida recuperación de los congresos, eventos corporativos y las excelentes previsiones de vuelos para los viajeros internacionales de largo radio nos hacen ser moderadamente optimistas, que podrían compensar aquellos hipotéticos vaivenes de la economía y del turismo de ocio que puedan producirse en los próximos meses”, aseguró Ramón Aragonés, consejero delegado de NH.

Repunte de liquidez

El repunte de los ingresos ha elevado la liquidez de la compañía hasta los 668 millones de euros, repartidos entre 401 millones en caja y lineas de crédito disponibles por otros 267 millones. El incremento de la tesorería ha llevado a la hotelera a amortizar parte de la deuda en dos operaciones. La primera, ejecutada en agosto, permitió repagar de forma anticipada 100 de los 250 millones de un prestamo sindicado con garantía del ICO y que vencía en 2026. En paralelo tambien se ha aprobado otro repago de otros 100 millones en diciembre. De este modo, la deuda financiera neta se situó al cierre del tercer trimestre en 315 millones frente desde los 568 millones con los que cerró 2021 (253 millones menos)

Subida de tarifas

La compañía apenas ha notado el impacto de la subida de precios que ha disparado los costes energéticos, de personal o de compra de bienes y servicios por el fuerte incremento de las tarifas cobradas en sus hoteles y por el estricto control de costes, “mitigando el alza de la inflación”. Entre julio y septiembre, el precio medio por habitación en NH escaló hasta los 130 euros, lo que supuso un 17% por encima del mismo período de 2019, pese a que la ocupación fue cinco puntos inferior a los niveles precrisis. Una mejora progresiva desde que arrancó este ejercicio, con un precio medio de 90 euros en el primer trimestre, de 128 en el segundo y de 130 en el tercero. Las tarifas por habitación tocaron techo en septiembre, coincidiendo con la reactivación del turismo de negocios, con 145 euros por noche. La rentabilidad por habitación disponible también subió un 19% en el tercer trimestre en comparación con 2019 hasta los 90 euros.

Calendario de vencimientos de deuda libre hasta 2026

Hitos. A 30 de septiembre de 2022, NH contaba con una deuda bruta de 715 millones de euros, tras el repago de un credito sindicado con garantía del ICO de 100 millones en agosto. En diciembre realizará un repago similar.

Pagos. De este modo, la deuda pendiente de pago para 2022 se ha reducido a 7 millones, mientras que la cifra para 2023 es de 70 millones. El pasivo desciende hasta los 21 millones en 2024 y hasta los 10 millones en 2025, garantizándose cuatro años de tranquilidad.

Obstáculo. El contratiempo más importante en términos financieros lo afrontará en 2026, cuando tendrá que hacer frente al pago de 555 millones, de los que 400 corresponden a un crédito ICO y los restantes 155 millones a préstamos hipotecarios.

Normas
Entra en El País para participar