KKR se adelanta por las torres de Vodafone: Cellnex solo pujará si toma la mayoría

El fondo quiere cerrar un acuerdo en los próximos días

Cellnex sólo entraría en el proceso si es una transacción industrial

KKR se adelanta por las torres de Vodafone: Cellnex solo pujará si toma la mayoría

KKR quiere volver a sacar partido de otra de las grandes operaciones corporativas en el sector de las infraestructuras de telecomunicaciones en el Viejo Continente. La gestora está en primera posición en la carrera final para hacerse con una participación en Vantage, filial de torres de telecomunicaciones de Vodafone, que todavía tiene un casi un 82% del capital. Según Bloomberg, que cita fuentes conocedoras del proceso, el fondo tiene como socio en el proceso a Global Infrastructure Partners.

En este momento, Vodafone está decidiendo sobre las ofertas presentadas para la semana pasada, con la intención de tomar una decisión definitiva antes del 15 de noviembre, día en el que presenta resultados de su primer semestre fiscal, y ante los que hay una gran expectación por parte de los inversores.

En el proceso está también la española Cellnex, que acude con el respaldo de GIC, el fondo soberano de Singapur, precisamente, uno de los accionistas de referencia del grupo que dirige Tobías Martínez. En cualquier caso, Cellnex sólo pujará por Vantage si Vodafone opta finalmente por un proceso industrial, que permita a la empresa española tener la mayoría del capital y la gestión.

Si Vodafone opta por un proceso financiero para maximizar los ingresos por la venta de sus activos de torres, los favoritos pasarán a ser los fondos. Al cierre de esta edición, la operadora británica no había hecho ningún anuncio sobre el cierre de la transacción.

Fuentes de Cellnex no han querido hacer comentarios.

En cualquier caso, KKR y sus socios buscan cerrar un acuerdo, como muy tarde, a principios de la semana que viene. El fondo quiere evitar la derrota en el proceso en el último momento, tal y como sucedió el pasado verano, cuando Brookfield y DigitalBridge mejoraron su oferta por las torres de Deutsche Telekom, imponiéndose en la subasta por estos activos.

Durante los últimos días, en el mercado se han barajado los nombres de otros posibles interesados, como el fondo sueco EQT o el gigante American Tower, que en 2021 se hizo con las torres de Telxius, filial de Telefónica, en Alemania y España.

Los mercados financieros están pendientes de la posible transacción. Las acciones de Vantage subieron ayer un 1,51%, mientras que Cellnex bajó algo un 3,64%, hasta 31,99 euros, tras la recuperación de los últimos días. Vantage capitaliza cerca de 14.400 millones de euros, mientras que el valor bursátil de Cellnex ronda los 22.000 millones.

Para Vodafone, que ha sentido en los últimos meses la presión de distintos fondos de inversión activistas para acometer desinversiones y operaciones corporativas en diferentes países, la transacción tiene una amplia relevancia, dentro de sus planes para reducir deuda. La venta de las torres camina en paralelo a la posible venta de la red de telefonía fija de la filial española, así como con la creación de un vehículo de inversión en fibra óptica en Alemania, junto a Altice. Además, Vodafone negocia la fusión de su filial británica con su competidor Hutchison Three, y acaba de cerrar un acuerdo para adquirir la división portuguesa de MásMóvil.

Otras operaciones

El sector de las infraestructuras de telecomunicaciones vuelve a vivir un momento de efervescencia. De esta manera, Telefónica y Liberty Global planean vender su 50% de Cornerstone Telecommunications Infrastructure Limited (CTIL), compañía que agrupa las torres en Reino Unido de su joint venture Virgin Media O2 y Vantage, controlada por Vodafone, que posee el otro 50% del capital. El objetivo sería captar nuevos recursos para financiar el despliegue de fibra.

La sociedad, que tiene 15.000 emplazamientos y contratos a largo plazo con ambos accionistas, podría alcanzar un valor de 10.000 millones de libras (unos 11.460 millones de euros), según ha adelantado Bloomberg, que cita fuentes conocedoras del proceso. No obstante, otros analistas rebajan el precio. Meses atrás, Credit Suisse contemplaba la posible venta de la participación de Telefónica, en este caso un 25%, a la que valoraba en 600 millones de euros.

En ese sentido, la dirección de Vantage ya ha mostrado su disposición en los últimos meses para comprar esta participación y alcanzar el 100% del capital de CTIL.

No es la única transacción en marcha en el sector. Brookfield Asset Management ha puesto a la venta su participación del 45% del capital de la compañía francesa de infraestructuras de telecomunicaciones TDF. Entre los grupos favoritos para adquirir este paquete de acciones figura el fondo sueco EQT. TDF podría alcanzar una valoración de hasta 9.000 millones de euros, incluida la deuda, según Bloomberg. Entre las firmas interesadas figura también Tillman Infrastructure.

Normas
Entra en El País para participar