Tecnología

Amazon intensifica la guerra del ‘streaming’ multiplicando el catálogo de Prime Music

La empresa de Jeff Bezos incrementa de 2 millones a 100 millones el número de canciones que se pueden reproducir con la membresía de Prime, aunque algunas funcionalidades aún requerirán pagos adicionales

Amazon intensifica la guerra del ‘streaming’ multiplicando el catálogo de Prime Music

Amazon intensifica su contraofensiva en el mercado del streaming con una ampliación “masiva” de beneficios en Amazon Music para todos los suscriptores de Amazon Prime. Así lo ha revelado este martes la compañía, que tras haber reportado unos 128.000 millones de euros en ventas en el tercer trimestre de 2022, apunta a reforzarse en un sector donde aún no ha logrado superar a competidores como Netflix y Spotify. Desde la empresa de Jeff Bezos señalan que sus clientes podrán acceder a “más de 100 millones” de canciones que podrán ser reproducidas sin anuncios ni pagos adicionales, seleccionando el artista pero no la canción. En este contexto, Claire Imoucha, Directora del sector Música en Amazon España, ha indicado a CincoDías que la medida es parte de una estrategia para ofrecer a sus clientes distintos servicios en el mismo lugar y pagando una sola membresía.

El anuncio, que ha sido calificado por el Vicepresidente de Amazon Music, Steve Boom, como “una ampliación masiva”, extiende el catálogo del servicio en más de 98 millones de canciones y cambia el panorama de las aplicaciones de música en el mundo. En España, por ejemplo, las membresías de Spotify y Apple Music en sus diferentes planes van desde los 9,99 euros hasta los 16,99 euros, y sus catálogos albergan entre 80.000 y 100.000 millones de canciones. Asimismo, una suscripción a Netflix puede costar entre 7,99 euros y 17,99 euros. Con los cambios anunciados, los 200 millones de usuarios que ya pagan 4,99 euros a Amazon por recibir paquetes en tiempo reducido y por el servicio de vídeo contarán con un catálogo musical de extensión similar sin pagos adicionales. Cabe resaltar que, para poner canciones específicas, aún se tendrá que pagar las tarifas adicionales de Amazon Music Unlimited, que pueden costar entre 3,99 euros y 14,99 euros. En el marco de la lucha por el streaming, el gigante avanza en diferentes frentes. En septiembre, se reforzó con el lanzamiento en su servicio de vídeo de la precuela de El Señor de los Anillos, valorada en unos 715 millones de dólares (unos 728 millones de euros al cambio). No obstante, Imoucha asegura que en la empresa tienen el ojo puesto en las transmisiones en vivo, y en este sentido han iniciado campañas intersectoriales que borran la línea entre negocios que antes estaban claramente diferenciados. Este es el caso de las recientes colaboraciones con la red social Twitch, también propiedad de Bezos, para transmitir conciertos en vivo, o de la transmisión de festivales como el Primavera Sound en distintas plataformas.

“En España hemos invertido mucho en transmisiones en vivo, es un campo que nos interesa explorar. Además de música, pódcast y contenido editorial, a nivel internacional tenemos programas y música en directo”, indica Imoucha a CincoDías. La ejecutiva además asegura que en Estados Unidos ya se está extendiendo al sector de la venta de productos oficiales, y que también han trabajado con artistas como los raperos Kendrick Lamar y Maluma en línea con la transmisión de sus conciertos: “Nos interesa ofrecer más contenido a la mayor cantidad de consumidores posibles. Si están en Prime Video o Twitch, pues adaptamos el contenido al perfil del usuario de cada servicio”.

El sector de los podcast es otro donde las medidas de Amazon pueden impactar. El negocio de publicidad de su competidor Spotify ha crecido en un 19% en comparación al tercer trimestre de 2022, gracias a la venta de espacios que se reproducen en los distintos programas, entre ellos por ejemplo el del controvertido Joe Rogan. De forma opuesta, Amazon asegura que los usuarios de Prime también podrán acceder a todos sus podcast sin anuncios para hacerse más atractivos para los usuarios.

En junio, un estudio de la consultora C+R Research publicado por la cadena CNBC indicó que los ciudadanos estadounidenses gastaban de media 219 dólares (unos 221 euros) en suscripciones al mes, aunque el 46% pagaba menos de 100 dólares. De forma similar, la consultora Kantar indicó en 2021 que los hogares españoles gastaban unos 100 euros de media al mes en membresías. En este contexto, la estrategia de Amazon para el streaming frente a un mercado cada vez más competitivo parece alinearse más con la de las grandes aplicaciones chinas como WeChat o Baidu, que ofrecen múltiples servicios como mensajería, compras y streaming por una aplicación. En este campo también se convertirá en competidor de la aplicación TikTok, que anunció en julio que tenía la intención de incursionar en el streaming de música, complicando aún más el panorama.

Cabe destacar que las reproducciones de Amazon Music, hasta el momento, están principalmente ligados al uso del dispositivo Alexa, el altavoz inteligente y asistente virtual de la empresa, mientras que las de competidores como Spotify y Apple Music están más vinculadas a dispositivos móviles. Asimismo, desde Alexa también se pueden utilizar otras aplicaciones de streaming para reproducir música. En este sentido, desde la empresa aseguran que su estrategia no está enfocada en ganar cuota de mercado en otros soportes, sino mejorar la experiencia de sus usuarios, sobre todo de “aquellos que encuentran la interacción por voz más amigable que la interacción con pantallas y teclados”.

Normas
Entra en El País para participar