Un príncipe saudí será el segundo mayor accionista de Twitter

Al Waleed Bin Talal se suma a Elon Musk para la nueva etapa de la compañía

El príncipe saudí Alwaleed bin Talal.
El príncipe saudí Alwaleed bin Talal.

El multimillonario príncipe saudí Al Waleed bin Talal se ha convertido en el segundo mayor accionista del "nuevo" Twitter, después de que el magnate sudafricano Elon Musk haya comprado la red social.

"Querido amigo, 'tuitero en jefe', Elon Musk, juntos en todo el camino", dijo Al Waleed ayer en su cuenta de Twitter, después de que el propio Musk anunciara la adquisición de la red social.

El príncipe saudí dijo que transfirió la propiedad de las 34.948.975 acciones existentes que tenía en Twitter, valoradas en 1.890 millones de dólares, al "nuevo Twitter", por lo que Al Waleed pasa a ser "el segundo mayor accionista después de Elon Musk".

Un grupo de bancos liderado por Morgan Stanley, que incluye Bank of America y Barclays, ha comprometido 13.000 millones de dólares para financiar la compra de Elon Musk. Mientras tanto, el magnate ha recaudado al menos 7.000 millones de dólares para su oferta de una lista de inversores de capital, incluidos el cofundador de Oracle, Larry Ellison, el príncipe saudí Alwaleed bin Talal y los grupos de gestión de activos Fidelity, Brookfield y Sequoia Capital.

El príncipe saudí es un conocido inversor internacionalEs propietario de hoteles de lujo en París y Nueva York: Four Seasons Hotels & Resorts, Hôtel George-V en París y the Savoy Hotel en Londres. También ha sido accionista de Apple y Citigroup a través de Kingdom Holding Co. que cotiza el 5% en la Bolsa de Valores de Arabia Saudí.

El pasado mes de abril, el saudí rechazó la oferta de Musk, también consejero delegado de Tesla, de 43.000 millones de dólares (cerca de 40.000 millones de euros) para comprar la red social. "No creo que la oferta propuesta por Elon Musk (54,20 dólares por acción) se acerque al valor intrínseco de Twitter, dadas sus perspectivas de crecimiento", dijo entonces el príncipe.

Tras convertirse el viernes en el propietario único de Twitter, Musk dio sus primeros pasos en esta nueva etapa en la red con dos movimientos más o menos esperados: el despido de su cúpula directiva y su salida de la Bolsa de Nueva York, además de una nueva política de moderación de contenidos.

En la noche del jueves, Musk tuiteó "el pájaro ha sido liberado", lo que fue interpretado unánimemente como el anuncio de que la operación de compra de Twitter se cerraba por 44.000 millones de dólares, tras varios meses de vaivenes del imprevisible multimillonario, el hombre más rico del mundo.

Aunque no lo hizo público, unas horas antes se supo que Musk había comunicado a los cuatro directivos más importantes de la red que estaban despedidos, entre ellos el consejero delegado, Parag Agrawal, según publicaron los principales medios estadounidenses.

Normas
Entra en El País para participar