Elon Musk compra definitivamente Twitter, qué esperar ahora de la red social
Unsplash

Elon Musk compra definitivamente Twitter, qué esperar ahora de la red social

Una de sus primeras acciones ha sido despedir a varios de sus directivos

Para bien o para mal, el culebrón de la compra de Twitter por parte de Elon Musk se ha terminado. El magnate sudafricano ha pagado 44 mil millones de dólares para hacerse con la conocida red social y, según él mismo, llega una nueva era, ya que “el pájaro ha sido liberado”. Lo cierto, es que se avecinan muchas noticias al respecto y, muchas de ellas, serán impactantes.

Hubo un momento en el que parecía que la adquisición no se completaba e, incluso, que todo acabaría en un litigio largo y tedioso. Pero, finalmente, el dueño de Tesla, SpaceX y Starlink ha decidido no andarse más con rodeos innecesarios y completar la compra. Ahora, es el gran jefe de esta gigantesca compañía y, por lo tanto, todo lo que ocurra dependerá totalmente de lo que él decida. Ya sea para bien o para mal. Está por ver.

Las primeras decisiones de Elon Musk son todo un aviso

No se ha andado con rodeos el multimillonario, ya que entre las primeras decisiones (más allá de revisar la decoración de su nuevo despacho), ha sido de un calado importante: se ha cargado a cuatro de los máximos directivos de la compañía. Entre ellos, el que era CEO hasta la fecha y, también, el responsable financiero (Parag Agarwal y Ned Segal, respectivamente). Por lo tanto, deja bien claro Musk que la idea que tiene es cortar por lo sano desde el minuto uno. Y, esto, es toda una declaración de intenciones para los trabajadores de Twitter.

En consecuencia, está claro que son muchas las cosas que van a cambiar en la red social. Y no únicamente en lo que tiene que ver con los contenidos. Todo indica que la idea es ampliar las opciones que ofrece el servicio para convertirse en un “todo en uno” desde el que los usuarios no tengan la necesidad de irse a otro lugar. Suena fantástico, ciertamente, y existen precedentes como WeChat en China… Pero claro, es que estamos en occidente y las cosas son muy distintas.

Twitter en un teléfono y un café
Unsplash

El futuro de Twitter… solo Musk lo sabe

Pues si atendemos a las diferentes declaraciones que ha hecho el ahora dueño de la red social, una de las cosas que desea es que existan menos restricciones en lo que tiene que ver con la libertad de expresión. De esta forma, es fácil pensar que la moderación será menor… lo que puede ser algo muy positivo o, quizá, un problema a largo plazo. No hay que olvidar que Musk indicó que quitaría la prohibición de uso permanente que tiene Donald Trump, por poner un ejemplo.

¿Crear un nido de trolls? Pues este es el riesgo, sin duda alguna. Si esto es así, Twitter se puede convertir en un lugar simplemente infumable donde no merecerá la pena ni estar cinco minutos. Pero, eso sí, hay que esperar a ver cómo gestiona esto la compañía porque, como ocurre con los proyectos de Musk, muchas veces sorprenden a propios y extraños y acaban por ser muy beneficiosos.

Crecer, otra de las claves

Con la idea clara de crear la aplicación X (esa aplicación para todo de la que antes hablábamos), otra de las cosas que tiene en mente Musk ahora que lleva las riendas de Twitter es la de conseguir un crecimiento estable. Un ejemplo es que el nuevo propietario dijo que la idea es llegar a unos ingresos anuales de 26,4 mil millones en 2028 (ojo con las fechas, que es habitual que con Tesla y SpaceX estas casi nunca se cumplen). El caso es que hablamos de una mejora muy importante, ya que en 2021 Twitter consiguió 5 millones. Para lograr esto tendrá que conseguir mejorar en muchos apartados, especialmente en los usuarios.

¿Conseguirá todo esto? Es complicado, y un gran reto, pero en peores plazas ha toreado el bueno de Elon. Por lo tanto, no hay que descartar absolutamente nada.

Normas
Entra en El País para participar