Química

La industria química pega un frenazo en la producción ya en 2022 por el precio de la energía

Prevé un incremento del 0,2% en la actividad aunque disparará la cifra de negocios un 17,2% por el alza de precios. La patronal Feique elige a Teresa Rasero como nueva presidenta

La industria química pega un frenazo en la producción ya en 2022 por el precio de la energía

La industria química se está frenando por el elevado coste de la factura energética. El sector prevé cerrar este año con una producción únicamente un 0,2% superior a 2021, según datos proporcionados este jueves por la patronal Feique, que también ha elegido en su asamblea a Teresa Rasero (de Air Liquide) como presidenta de esta asociación empresarial. Estas compañías también han solicitado al Gobierno que tome medidas para poner un precio máximo para el gas de uso industrial, incluido el utilizado como materia prima. El desplome se ha producido en el segundo semestre del año motivado por el precio del gas y la electricidad, según destacan desde Feique.

Sin embargo, el alza de precios debido a la energía más cara que el sector está repercutiendo en el precio de sus productos permitirá a estas empresas cerrar el ejercicio con un incremento de la cifra de negocios del 17,6% hasta los 90.835 millones de euros.

“Tenemos un gran reto ante nosotros, iniciado ya en 2021 por el incremento constante del precio del gas, que se aceleró de forma definitiva tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Esta circunstancia sigue provocando, no solo precios desorbitados de la energía, sino también riesgos de desabastecimiento en múltiples materias primas que se encuentran en las principales cadenas de valor de la economía”, indicó la presidenta de Feique durante su intervención.

A partir de la invasión de Ucrania, y con mayor intensidad tras la reducción progresiva del suministro de gas desde Rusia, se inició un descenso en la curva de producción, según Feique, que advierte que el sector está viviendo paradas en las plantas de producción, ya que la demanda no contrarresta el incremento de costes. La situación no es homogénea para todo el sector químico, concentrándose la caída sobre todo en la química básica, más dependiente de la energía por su naturaleza, que ya acumula descensos de hasta seis puntos porcentuales este año.

En el ámbito de la Unión Europea, "la situación del sector es más crítica, especialmente en Alemania, donde la producción química ya está cayendo en torno al 10%", afirman desde la patronal. Esta coyuntura para el resto de grandes productores europeos supone un indicio muy negativo debido a la gran interdependencia de insumos que existe, explicó Rasero. Alemania es el mayor socio comercial del sector químico español, con intercambios comerciales que superan ampliamente los 12.000 millones anuales.

Medidas urgentes para gas y electricidad

La nueva presidenta de Feique aseveró que es fundamental que la Comisión Europea, una vez solventadas las reticencias alemanas, establezca con urgencia los mecanismos que permitan reducir el precio del gas, bien sea fijando un precio máximo de adquisición, modelos de compra conjunta o intervenciones en el propio precio de referencia europeo.

En el ámbito nacional, Feique pide al Gobierno la fijación de un precio máximo del gas para la industria, no solo aplicable a los consumos energéticos, sino también al gas como materia prima.

Rasero sustituye en el cargo a Carles Navarro, presidente de BASF, quien ha ejercido de máximo representante de la patronal desde octubre de 2018. Esta asociación agrupa a 3.000 empresas que dan empleo a 710.000 personas de forma directa en España.

Normas
Entra en El País para participar