El poder de fijación de precios de P&G pende de un hilo dental

La gente está a punto de deshacerse de algunas de las pocas pequeñas alegrías que le quedan, incluso cuando se trata de bienes necesarios

Pastas de dientes Crest y Close-Up, en un Safeway de Wheaton (Maryland, EE UU).
Pastas de dientes Crest y Close-Up, en un Safeway de Wheaton (Maryland, EE UU). reuters

Procter & Gamble, que vende de todo, ofrece una perspectiva del efecto de la inflación en el consumo. Los resultados del primer trimestre muestran una empresa cuyo poder de fijación de precios pende de un hilo dental. Sugiere que la gente está a punto de deshacerse de algunas de las pocas pequeñas alegrías que le quedan, incluso cuando se trata de bienes necesarios.

La firma dijo el miércoles que las ventas netas subieron un 1%, hasta los 20.600 millones de dólares, y que gran parte se debió a la subida de precios. Las ventas orgánicas, que excluyen los efectos del cambio de divisas y los ingresos de operaciones corporativas, crecieron un 7%, principalmente por el aumento del 9% en el cobro de más. La buena noticia es que el volumen cayó solo un 3%, y gran parte se debió a la reducción del negocio en Rusia. Esto sugiere que está manteniendo cierto poder de fijación de precios.

Pero no todas las unidades tienen el mismo rendimiento. Las ventas crecieron en tres de las cinco categorías, pero sobre todo en productos como la pasta de dientes, las toallitas para bebés y el detergente para la ropa. Las ventas de productos de aseo cayeron, mientras que los de belleza se mantuvieron estables. Ello indica que la gente aún no está dispuesta a renunciar a sus marcas favoritas para las necesidades diarias, pero sí lo hará en para artículos relacionados con la vanidad.

Además, los costes suben más rápido que las ventas, debido a los precios de los materiales y al aumento de las tarifas de transporte. Además, el resto del año fiscal, que termina en junio, no es prometedor. P&G ha rebajado sus previsiones: las ventas bajarán un 1%-3% en el año, en vez de un 0%-2%.

Eso indica que los hábitos de los compradores están cambiando rápidamente, y que pronto podrían empezar a reducir las compras de productos necesarios, ya sea adquiriendo genéricos o reduciendo en lo que usan. Fitch dijo el martes que el consumidor de EE UU está fuerte, pero que es probable que haya recesión en 2023, algo que también han sugerido los bancos. P&G demuestra que sus efectos podrían afectar rápidamente a los consumidores.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías