Iberostar redobla su apuesta por digitalizar sus 100 hoteles en todo el mundo

La segunda edición del programa ‘Hotel Digital’ prevé sacar adelante 18 proyectos escalables en inteligencia artificial o geolocalización.

Tomeu Benassar, director de Tecnologías de Iberostar.
Tomeu Benassar, director de Tecnologías de Iberostar.

Octubre de 2021 fue la fecha elegida por la hotelera balear Iberostar para lanzar el programa Hotel Digital, una iniciativa pionera que perseguía la búsqueda de empresas que desarrollarán proyectos de innovación abierta para poder ser aplicados de forma inmediata en los hoteles de la compañía. Para ello se rodeó de una veintena de empresas punteras, entre ellas Telefónica, Google, Microsoft, KPMG o Deloitte, con el objetivo de financiarlo.

Doce meses después, la compañía ha logrado desarrollar siete proyectos que ya se están aplicando en los 100 hoteles que tiene en todo el mundo. “En 2021 recibimos 147 propuestas, de las cuales 53 fueron analizadas y 7 se han desplegado. Todas son novedades que mejoran tanto la experiencia del cliente como la de los empleados y construyen en nuestro propósito de transformar el sector turístico hacía una industria más responsable”, recalca Tomeu Benassar, director de Tecnologías de Iberostar. Los siete proyectos compaginan la búsqueda de la transformación digital o el respeto por el medio ambiente y la sostenibilidad.

Una plataforma interna reduce en un 20% el tiempo de espera del cliente

Benassar destaca por una parte las iniciativas de carácter tecnológico. “El primero es una plataforma digital interna para optimizar el servicio de atención al cliente, que ha logrado reducir un 20% el tiempo medio para atender las peticiones de los húespedes. El segundo aporta una funcionalidad para reproducir el contenido del móvil o el ordenador en la televisión del hotel, facilitando al personalización de la experiencia. La tercera es una aplicación que agiliza el proceso de entrada en el hotel otra que permite agilizar el proceso de entrada al hotel (Web Check-In) y la cuarta es la integración de mapas en la app de Iberostar que permite al cliente guiarse en el complejo para facilitarle recorridos, puntos de interés o revisar el aforo de bares y restaurantes”.

Al ámbito de la sostenibilidad se ciñen los otros tres proyectos desarrollados durante el pasado ejercicio, como un canal corporativo en los televisores de las habitaciones que implica una reducción total en el consumo de papel y una mejora en la comunicación con el cliente; la aplicación de una tecnología que permite analizar los residuos que se generan en los hoteles con el fin de reducirlos y así avanzar en los objetivos de la Agenda 2030; y la firma con huella digital de los empleados que ha reducido en un 22% el tiempo dedicado a realizar tareas manuales, así como la eliminación del desperdicio de papel.

La firma con huella digital suprime las táreas manuales y el consumo de papel

El director de tecnologías de Iberostar se muestra muy contento con la puesta en marcha de la segunda edición de Hotel Digital. “Hemos recibido ya 80 nuevas propuestas y estamos desarrollando 18 proyectos que van desde el campo de la inteligencia artificial aplicada a la atención al cliente; la geolocalización a tiempo real para mejorar la experiencia en nuestros hoteles; la sostenibilidad para mejorar el gasto energético y la gestión de residuos o el uso de radiofrecuencia para controlar en tiempo real de las mercancias”.

Benassar recalca que que el camino ya no tiene retorno. “Queremos que todas las partes del sector se unan a nosotros para conseguir una industria turística que responda a las necesidades del cliente, la comunidad y el entorno".

La hotelera se fija 2025 como el límite para ser 'zero waste'

Hoja de ruta. La estrategia de sostenibilidad de la hotelera tiene dos grandes hitos. El primero llegará en 2025, cuando la compañía pretende ser zero waste, de manera que no enviará ningún resíduo al vertedero. El segundo se retrasará hasta 2030, fecha en la que aspira a ser neutra en emisiones de carbono.

Inteligencia artificial. Para la consecución del primer objetivo, la apuesta de la compañía pasa por la instalación de la tecnología de la empresa Winnow, que permite reducir el desperdicio alimentario (el mayor generador de residuos) a la mitad entre 12 y 24 meses. Esa tecnología ya está instalada en cinco hoteles de Iberostar, lo que ha ahorrado hasta la fecha 618.000 comidas al año, el equivalente a 1.065 toneladas de CO2 al año.

Sistema. La citada tecnología se está aplicando en las cocinas de Iberostar y funciona a través de la aplicación de la inteligencia artificial. Las máquinas reconocen qué se tira, qué se ahorra y sugiere cuáles son las decisiones más acertadas que se pueden tomar en función de los datos diarios y reales. El personal de cocina identifica en una tableta los alimentos desechados, mientras que una cámara, que es capaz de capturar hasta 600 alimentos diferentes, identifica la categoría de cada residuo. Una báscula mide el peso y envía un mensaje al chef, indicando el coste, el peso y la cantidad de comida desechada.

Normas
Entra en El País para participar