Valor a examen

Deutsche Börse gana con la agitación del mercado

El dueño de la Bolsa alemana se beneficia del entorno de mayor volatilidad que empuja

a los inversores a establecer coberturas para minimizar riesgos

Parqué central de la Bolsa alemana.
Parqué central de la Bolsa alemana. REUTERS

Las Bolsas están teniendo un año difícil y pocos valores ofrecen rentabilidad al inversor. Paradójicamente, el dueño del mercado alemán, Deutsche Börse, disfruta de un alza superior al 12% y es el segundo mejor valor en el año del Euro Stoxx 50. Detrás de este comportamiento está su estructura del negocio. Así lo resume Niklas Kammer, de Morningstar: “Deutsche Börse tiene un conjunto convincente de servicios, que lo convierte en uno de los grupos de negociación de valores dominantes en Europa”.

De toda su oferta, la parte de derivados es la que está haciendo de palanca en los ingresos, especialmente a partir de la guerra de Ucrania, cuando la negociación en este segmento se disparó para establecer coberturas y minimizar riesgos. El 53% de los ingresos de Deutsche Börse en el primer semestre de 2022 se generaron en la actividad de trading y clearing, y de este porcentaje el 57% correspondió a operaciones con derivados financieros y solo el 18% con acciones. El 20% y 5% restantes engloban la contratación de materias primas y de divisas, respectivamente.

Para Divacons Alphavalue, uno de los principales atractivos de la firma es que “con Clearstream –empresa de liquidación de transacción de valores propiedad de Deutsche Börse– tiene una base más amplia que cualquiera de sus competidores”. “Su cartera de productos y servicios cubre toda la cadena de procesos”, explica.

S&P también coloca a Clearstream como la pieza clave para el operador alemán. La agencia de calificación acaba de confirmar los rating de Deutsche Börse y Clearstream con perspectiva estable “por la solidez de los ingresos y de la estrategia”. “Es probable que la compañía continúe reportando fuertes ganancias en 2023, gracias a factores cíclicos generalmente de apoyo (como crecimiento de productos ESG) y una sólida ejecución de su plan Compass 2023, basado en el crecimiento orgánico y adquisitivo”. “Los negocios de Clearstream siguen siendo fundamentales para las ambiciones del grupo”, explicó la agencia de rating.

En el corto y medio plazo, S&P espera un “impulso continuado en el negocio de los derivados, las materias primas y las divisas, y vientos de cola para los ingresos netos por el aumento de los tipos de interés”. Citi, sin embargo, cree que una perspectiva de ingresos superior en 2022 “es posible que no pueda extrapolarse por completo a 2023, ya que es poco probable que los volúmenes elevados en el primer semestre de este ejercicio, por ejemplo en divisas y materias primas, se repitan en la misma magnitud.”

De momento, el mercado está nervioso con la amenaza de recesión, la inflación disparada y los tipos al alza. En la primera semana de octubre, las garantías contra posibles pérdidas depositadas en las operaciones con derivados en Eurex aumentaron hasta un nivel récord de 130.000 millones de euros “ante la gran volatilidad de los mercados y la persistente inflación”, según manifestó Erik Mueller, director general de Eurex Clearing. Esta cifra es superior a los 100.000 millones del inicio de la pandemia por Covid en 2020, anterior máximo.

Dentro de este escenario, Credit Suisse ha elevado previsiones de ingresos en el área de trading y clearing para Deutsche Börse en un 1,1% para 2022 y un 0,6% para 2023 y 2024. “Creemos que los depósitos de garantía permanecerán elevados debido a un entorno de mayor volatilidad”, señala el banco.

Credit Suisse sitúa la presentación de los resultados el 19 de octubre como el próximo catalizador para el valor. De momento, y mientras llega la cita, el mercado está posicionado a favor de la empresa. No tiene ningún consejo de venta y el 69% de las recomendaciones son de compra. El potencial de revalorización se sitúa en el 17% sobre un precio objetivo medio de 189,55 euros. En los últimos días firmas como JP Morgan y Jefferies han mejorado la valoración por encima de los 200 euros.

El valor tantea el máximo histórico

Deutsche Börse
  • Cotización. Deutsche Börse ha retrocedido en las últimas sesiones después de rozar el máximo histórico al que llegó en agosto de este año. A pesar de ello, presenta una evolución positiva mantenida en el tiempo. El operador de la Bolsa alemana tiene una capitalización de casi 32.000 millones de euros y cotiza con un PER sobre los beneficios de 2023 de 20 veces, frente a las 23 veces de la Bolsa de Londres y las 13 veces de Euronext. Su balance en el año, con un alza del 12,6%, supera a la subida de la Bolsa de Londres, del 6,5%, y contrasta con el desplome del 30% de Euronext.
  • Dividendo. El grupo ha distribuido un dividendo por acción de 3,20 euros a cargo de los beneficios de 2021. Supone un 6,6% más con respecto a los 3 euros abonados en el ejercicio anterior. El pay out se sitúa en el 49%. Sobre el precio actual, los títulos presentan una rentabilidad por dividendo del 2,2%, de las más bajas del Euro Stoxx.
Normas
Entra en El País para participar