Tecnología

Esta es la estrategia de Mark Zuckerberg para seducir a las empresas hacia el metaverso

Presenta un visor de gama alta que combina los mundos físicos y la realidad virtual y sella acuerdos con Microsoft para llevar Windows 365 y Teams a sus cascos de realidad mixta

Un hombre lleva un dispositivo Meta Quest Pro con dibujos en 3D
Un hombre lleva un dispositivo Meta Quest Pro con dibujos en 3D via REUTERS

Mark Zuckerberg dejó claro en la noche del martes (hora española) que su decisión de convertir el metaverso en una realidad no es un capricho pasajero, aunque para eso tuviera que presentar, como hizo, unas nuevas gafas de realidad virtual de alta gama, las Meta Quest Pro, que saldrán a la venta el próximo 25 de octubre y que costarán la friolera de 1.499 dólares (1.800 euros), mil más que el Quest 2 lanzado por Meta a finales de 2020 y del que ha vendido 15 millones de unidades.

Con este lanzamiento, y una alianza inesperada con Microsoft para utilizar las herramientas de productividad del gigante del soft­ware en su mundo virtual, la matriz de Facebook hacía palpable una nueva estrategia para desarrollar su metaverso, Horizon World. El gigante tecnológico quiere seducir a las empresas, muchas de las cuales han apostado por el teletrabajo tras la pandemia, pero que no se conforman con las videoconferencias tradicionales. Zuckerberg dijo que quiere comunicaciones “más ricas”, en un entorno donde se puede “reaccionar de una forma más natural y con la sensación de estar realmente presente con las personas”.

El propio CEO de Microsoft, Satya Nadella, explicó durante el Meta Connect, el evento anual de Meta para desarrolladores, que las herramientas de trabajo de Microsoft, como su plataforma colaborativa Teams, se podrán usar a partir de 2023 con las gafas Quest Pro, de forma que los avatares de quienes estén conectados en remoto podrán aparecer al lado del usuario mientras trabaja en su ordenador.

La alianza entre Meta y Microsoft, dos viejos rivales, fue una sorpresa, pero ambos parecen ver en el otro un socio clave para avanzar hacia un futuro donde se mezclará lo real y lo virtual. “Estamos trayendo una experiencia de reunión inmersiva de Microsoft Teams a Meta Quest para brindar a las personas nuevas formas de conectarse entre sí”, dijo Nadella. “Las personas podrán unirse a una reunión de Teams directamente desde Horizon Workrooms” y compartir una mesa virtual donde mostrar documentos y que todos los presentes puedan tocarlos e interactuar con ellos, continuó Zucker­berg, quien subrayó que lo que buscan es “aportar la sensación de que todo el mundo esté presente cuando trabajas con ellos, aunque realmente no esté ahí”.

El gigante de internet anuncia también alianzas con Accenture y Zoom

Pero esa oficina virtual del futuro por la que apuesta Meta y Microsoft no acaba ahí, pues esta última también está llevando Windows 365 a Quest para transmitir versiones completas de Windows a los dispositivos de realidad virtual de Meta. Y el gigante del software también está trayendo versiones 2D de sus aplicaciones de Office a Quest, y no es de extrañar que las adapte a 3D si se demuestra que hay apetito por la realidad virtual en las empresas.

La expansión hacia el mundo profesional del metaverso de Meta también quedó clara con otras alianzas. Durante el evento estuvo presente Julie Sweet, presidenta y CEO de Accenture, que ha adquirido 60.000 gafas de Meta para capacitar a sus empleados en todo el mundo. La consultora trabajará con Meta y Microsoft para crear espacios de trabajo virtual a medida para sus clientes. Zuckerberg también anunció una asociación con Zoom, con el fin de hacer que los avatares sean interoperables, y alianzas con Universal y DreamWorks, para explotar las experiencias inmersivas en la industria del entretenimiento.

Un dispositivo pensado para la productividad

Comodidad. Las nuevas gafas de realidad mixta de Meta, diseñadas y pensadas para la productividad, son más cómodas que las anteriores, gracias a un mejor equilibrio del peso de la batería, distribuida en la parte posterior de la cabeza. También son más avanzadas. Llevan cámaras orientadas hacia el exterior que capturan una especie de transmisión en vivo en 3D del entorno físico alrededor del usuario, lo que permite novedades de realidad mixta como colgar un cuadro virtual en una pared del mundo real o hacer que una pelota virtual rebote en una mesa real.

Avatares. Meta anunció nuevos avatares con piernas reales que pueden moverse y saltar, gracias a un modelo predictivo basado en inteligencia artificial que permite reconstruir extremidades invisibles cuando se está sentado a la mesa. Y ha incluido en las gafas sensores de seguimiento para que los avatares representen a los usuarios con expresiones faciales más naturales.

Visores. La ambición de Zuckerberg por el metaverso es elevada, pero sabe que hay retos. Así, admitió, por ejemplo, “que para que la realidad virtual alcance su potencia tenemos que conseguir que al menos 200 millones de personas logren hacer su trabajo mejor con sus visores que sin ellos”. Zuckerberg ha invertido miles de millones de dólares para impulsar su apuesta por los mundos digitales. Su unidad responsable de llevar el metaverso adelante, Reality Labs, perdió 10.200 millones de dólares en 2021 y ha perdido casi 6.000 millones en lo que va de año.

Normas
Entra en El País para participar