Política

CEOE y Gobierno se enfrentan por el aumento de la base máxima de cotización

La patronal ve "inadmisible e impresentable" la medida y Díaz le acusa de tener un "problema con la igualdad"

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, y Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno
Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, y Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno

Empresarios y Gobierno elevan el tono de su enfrentamiento, esta vez a cuenta de la subida de las bases máximas de cotización, del 8,6% en 2023, contemplada en los Presupuestos Generales de Estado. La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha criticado con dureza esta medida, que ha calificado como "inadmisible e impresentable". También la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) se ha mostrado muy crítica con la medida. Por parte el Gobierno, la decisión ha sido defendida en bloque por los ministros del área económica, incluida la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, y la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz. "La CEOE tiene un problema con la igualdad", ha dicho Díaz.

CEOE señaló en un comunicado que la subida de las bases máximas se ha adoptado "de manera unilateral y a espaldas del diálogo social", donde actualmente se está negociando la segunda pata de la reforma de pensiones, en la que precisamente uno de los asuntos a tratar es la pensión máxima y la base máxima de cotización.

"Existe una mesa específica con los interlocutores sociales para tratar este tema y se reunió por última vez el pasado lunes sin que se nos trasladase nada sobre este asunto, con lo que la decisión adoptada es impresentable y devalúa el diálogo social", subrayó la CEOE.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, apuntó que la subida de las bases máximas supone un incremento para las empresas por cada trabajador de 1.600 euros al año. En el caso de los trabajadores el incremento es superior a 350 euros, aseguró.

"Es la peor noticia y una decisión que toma el Gobierno de forma unilateral que es un daño terrible al diálogo social, que lo devalúa y que indudablemente va a tener consecuencias muy graves en las empresas que crean empleo", ha alertado Amor.

La respuesta de los miembros del Gobierno ha sido unánime. La más crítica ha sido la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, calificó de "curioso" que la patronal pida "diálogo social" porque "lleva desde el 5 de mayo sin sentarse a negociar la imprescindible revalorización de los salarios". En ese sentido, reclamó  que la patronal se siente a negociar y que tenga "comprensión con la igualdad".

La organización empresarial "no entiende" que se pida desde el Gobierno un pacto de rentas a los agentes sociales, y al mismo tiempo el propio Ejecutivo "tome decisiones unilaterales en aspectos que afectan a éste de forma sustancial".

Por su parte, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, dijo estar "sorprendido enormemente" con el comunicado porque, "obviamente, cada año suben las bases máximas de cotización", señaló en declaraciones a los medios de comunicación este viernes en Santa Cruz de Tenerife. Escrivá agregó que las bases máximas de cotización tienen que subir "más o menos como sube la inflación en todo el ámbito de las pensiones".

Por ello, indicó que este incremento "no es nada novedoso" y mostró su sorpresa porque en 2013 y 2014 la base máxima de cotización subió un 5% con inflación negativa y no hubo ningún comunicado "de nadie" al respecto.

También la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha respondido este viernes a las críticas de la patronal CEOE. "Lo normal y lo habitual es que se alinee la subida de las pensiones máximas con la subida de cotizaciones máximas para garantizar el equilibrio de todo el sistema", dijo la responsable económica del Gobierno.

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar