El mítico inversor Ray Dalio se retira tras crear el mayor ‘hedge fund’ del mundo

Su fondo Brigewater gestiona un volumen de activos por valor de 150.000 millones de dólares

El inversor Ray Dalio, fundador del fondo BridgeWaters.
El inversor Ray Dalio, fundador del fondo BridgeWaters.

Ray Dalio da un paso atrás. El célebre inversor, de 73 años, ha anunciado que dejará ser codirector del fondo BridgeWaters, el mayor hedge funds del mundo. Y que ha transferido todos sus derechos de voto a la junta directiva en la que continuará como fundador y mentor de su sucesor.

Dalio fundó este fondo de cobertura en 1973 y ha logrado convertirlo en un gigante, con un volumen de activos bajo gestión por valor de 150.000 millones de dólares. La firma cuenta en la actualidad con 1.300 empleados. Lo que ha convertido a Dalio en multimillonario, con un patrimonio estimado cercano a los 20.000 millones de dólares.

Los fondos de inversión libre (conocidos en la jerga como hedge funds) son vehículos de inversión que tienen la máxima libertad. Pueden concentrar su cartera en un puñado de compañías, o endeudarse mucho, o comprar activos con muchísimo riesgo. Son productos que solo están disponibles para inversores profesionales. En cambio, en los fondos de inversión convencionales (conocidos en Europa como fondos Ucits), hay normas muy estrictas sobre el grado de concentración o endeudamiento que pueden tener. En España se conocía su figura por haber realizado muchas apuestas por la caída de ciertas cotizadas (las llamadas, posiciones cortas).

Ray Dalio es muy conocido conocido por haber diseñado su propia estrategia de inversión, la llamada "cartera para cualquier clima" (all weather portfolio), cuyo fin es crear una cartera permanente y estable en el tiempo. Su estrategia parte de la base de que, siendo el futuro impredecible, los mercados tienen cuatro fases claras (crecimiento, recesión, inflación, deflación) a cada una de las cuales asigna un determinado tipo de activo.

Bridgewater Associates obtuvo una rentabilidad del 32% para su fondo bandera, durante la primera mitad de 2022, ya que se benefició del aumento de la volatilidad del mercado. El fondo Pure Alpha II subió un 4,8% en junio, impulsando la rentabilidad anualizada desde su creación en 1991 hasta el 11,4%, según datos revelados por la agencia Bloomberg.

Al igual que muchos otros fondos macro, la estrategia Pure Alpha de Bridgewater está repuntando después de años difíciles, consiguiendo una ganancia nominal anualizada durante una década antes de registrar una rentabilidad de alrededor del 8% en 2021. Había perdido un 12,6% en 2020, y varios clientes institucionales retiraron su dinero.

Normas
Entra en El País para participar