Elecciones

El real y el Bovespa aplauden la rivalidad de Lula y Bolsonaro en Brasil

La reducida diferencia en el porcentaje de votos augura una reñida segunda vuelta y un mensaje más centrista de Lula para ganarse apoyos

Bovespa pulsa en la foto

El candidato de izquierdas Luiz Inácio Lula da Silva ha logrado la victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil, con el 48% de los votos. Pero su rival Jair Bolsonaro ha logrado un respaldo mucho mayor al esperado, del 43%, lo que augura una reñida segunda vuelta y un previsible giro al centro de Lula que hoy está siendo aplaudido por los mercados financieros.

El real brasileño ha recibido el resultado electoral con un notable repunte superior al 3%, hasta las 5,22 unidades por dólar, que amplía la revalorización de la divisa brasileña en lo que va de año al 6,5%, desafiando las alzas de tipos en EE UU y la fortaleza del dólar. Se trata de la mayor subida diaria del real desde junio de 2020.

El índice Bovespa inicia la jornada con una subida superior al 4% y avances superiores al 7% en valores como Banco do Brasil o Petrobras. La buena acogida del resultado electoral ya se apuntaba en el inicio de la jornada bursátil en Asia, donde el ETF de Bolsa brasileña subió el 5%.

Los inversores mantienen su previsión de una victoria electoral de Lula en la segunda vuelta, pero los apoyos logrados por Bolsonaro, superiores a lo que apuntaban los sondeos, auguran una moderación en el discurso con el que ganarse a los votantes de centro. Según señala Thierry Larose, gestor de Vontobel, “Lula ganará la segunda vuelta, ya que la probable transferencia de votos de Simone Tebet y Ciro Gomes (7,2% juntos) debería favorecerle. Bolsonaro necesitaría atraer más de seis millones de votos (de 8,5 millones) de esos candidatos para ganar. En nuestra opinión, eso suena poco probable dada la alta tasa de rechazo de Bolsonaro”.

El experto prevé que Lula gane las elecciones con una estrecha ventaja, pero advierte que la coordinación entre el gobierno y el congreso será complicada, por lo que sus políticas podrían encontrar dificultades para su puesta en práctica. “Para los mercados esto podría ser positivo, ya que será imposible que Lula revoque las reformas pro-mercado que se introdujeron desde la presidencia de Michel Temer, sobre todo el tope del gasto público”, añade.

En Julius Baer también apuntan a una positive respuesta del mercado al resultado electoral en el corto plazo, a la vista de las mayores opciones que tiene Bolsonaro, aunque no sea el favorito de los sondeos, y de que la escasa diferencia entre ambos anticipa que Lula vire ligeramente hacia el centro para atraer a los votantes centristas de Simone Tebet y Ciro Gomes.

Fernando Figueiredo, socio de Maua Capital, “el resultado muestra que si Bolsonaro gana, se mantendrá la agenda de reformas. Pero si Lula gana, debería ser un president más pragmático, lo que sería positive para los inversores”, según señala en declaraciones recogidas por Reuters.

El apoyo que las encuestas han ido dando a Lula en los sondeos no ha ensombrecido en todo caso al mercado brasileño. El índice Bovespa es uno de los pocos que se mantiene en positivo en el año, con un alza del 9%.

Normas
Entra en El País para participar