Olea Gestión cuestiona el consenso de mercado sobre una inminente recesión

Su fondo tiene una alta exposición a emisiones de deuda corporativa de calidad media

Hernán Cortés, director de inversiones de Olea Gestión.
Hernán Cortés, director de inversiones de Olea Gestión.

Los gestores de fondos de la boutique Olea Gestión consideran que la visión generalizada en los mercados financieros sobre una inminente recesión en Estados Unidos y en Europa es demasiado pesimista. “Con los buenos datos de empleo, especialmente en Norteamérica, es difícil pensar en un fuerte estancamiento económico”, apunta Hernán Cortés, director de inversiones de la firma, que gestiona un patrimonio de 150 millones de euros.

No solo los datos de empleo no concuerdan con el escenario recesivo que se dibuja en casi todas las casas de análisis. “Los índices de producción manufacturera no son tan malos, las empresas siguen presentando un crecimiento de ventas y beneficios sólidos y el precio del petróleo se está moderando”, explica Cortés. “Todos estos datos nos animan a tener un cauteloso optimismo”.

El gestor de fondos recuerda que las Bolsas de Estados Unidos y de Europa han caído ya este año entre un 21% y un 24%, “lo que ya representa “una severa corrección”. Y descarta que vayamos a ver una recesión tan profunda como la que se vio en Estados Unidos en 2008 o en España en 2011. “En caso de que se produzca una contracción del PIB será bastante moderada”.

Al final, el dato más relevante, el que miran ahora todos los analistas, es la inflación. Mientras siga alta, los bancos centrales tendrán que seguir subiendo los tipos de interés, lo que terminará por dañar el crecimiento económico. “Creemos que en Estados Unidos los tipos llegarán al 5% el año que viene, lo que implica una subida muy rápida. Y en la zona euro podríamos alcanzar el 3%”. Ahora bien, si con esas fuertes subidas los precios siguieran escalando, si la inflación no se pudiera controlar, “sí que podríamos ver entonces correcciones bursátiles aún más fuertes”, apunta el gestor.

Ante este escenario, el fondo que gestiona aún está con un nivel de inversión en Bolsa muy bajo (menos del 20%), una posición alta de liquidez (del 14%) y una alta concentración en emisiones de deuda corporativa de calidad media. También han empezado a comprar deuda pública de Reino Unido.

Normas
Entra en El País para participar