Renovables

Iberdrola abre a la eólica la fórmula de las comunidades energéticas

Primer proyecto de 40 MW con el EVE en Álava

Iberdrola abre a la eólica la fórmula de las comunidades energéticas

Iberdrola ha extendido el modelo de comunidades energéticas al ámbito eólico. Consiste en que las localidades que acojan un parque de aerogeneradores en su territorio puedan disfrutar de un precio de la energía más bajo que el de la tarifa de mercado. Hasta ahora, estas iniciativas se ceñían al espectro fotovoltaico.

Los vecinos participaban en el capital de una cooperativa fotovoltaica en la proporción equivalente a su consumo anual de energía. Este modelo no se puede aplicar en eólica, con unas inversiones en nuevas turbinas muy superiores a la instalación de placas fotovoltaicas.

Iberdrola, junto con la sociedad EVE del Gobierno vasco, han lanzado un primer proyecto en Labraza, una pedanía del municipio de Oyón-Oion (Álava), que consiste en la implantación de ocho generadores de 5 MW de potencia unitaria.

Julio Castro, consejero delegado de Iberdrola Renovables, ha pedido más agilidad en la concesión de permisos para la puesta en marcha de complejos renovables. Unos trámites que ahora tardan cuatro años y que se pueden hacer en 12 o 14 meses, según ha señalado este miércoles en Bilbao en una jornada organizada por la revista Forbes.

Iberdrola ha presentado cinco proyectos de parques eólicos en Euskadi, tres de los cuales han superado los trámites iniciales. Otros siete integran la oferta de Capital Energy, otro de los operadores del sector que busca captar en Euskadi parte de este negocio renovable. En total, una docena de propuestas trasladadas al Ejecutivo de Vitoria suman una nueva generación de 400 MW, el triple de la instalada actuamente  en esta comunidad autónoma.

En el País Vasco, EVE y Krean, sociedad integrada en Corporación Mondragón, han impulsado 40 comunidades energéticas, pero ceñidas al ámbito fotovoltaico. Agrupan a 5.200 personas y suman la instalación de 17 MW. Los procesos se han completado en tan solo 18 meses.

Estos proyectos han sido gestionados por Ekiola, la sociedad conjunta de EVE y Krean. Las comunidades se constituyen como cooperativas en las respectivas localidades y cada vecino participa en su capital en equivalencia a su consumo energético anual. Hasta el momento, Ekiola ha recibido 4,2 millones de los fondos estatales para la puesta en marcha de seis proyectos.

En el encuentro de Forbes, Diego Fabeiro, director de activos e infraestrcuturas de Capital Energy, ha señalado la necesidad de la independencia energética de Europa, puesta de relevancia por la dependencia del gas de Rusia. Pidió acelerar el desarrollo de tecnología aplicable al ámbito renovable.

Normas
Entra en El País para participar