Infraestructuras

La CNMC aplaude la congelación de cánones de Adif para 2023, pero pide más bonificaciones

La Comisión reclama mayores rebajas al incremento de tráfico en los ejes Madrid-Barcelona y Madrid-Levante

La CNMC aplaude la congelación de cánones de Adif para 2023, pero pide más bonificaciones

La congelación de cánones ferroviarios para el próximo ejercicio, propuesta por Adif, ha sido bien recibida por la CNMC en su preceptivo análisis, pero el órgano supervisor cree que la empresa pública podría ayudar más, con un alza en las bonificaciones, a la consolidación de la liberalización del transporte de viajeros.

En un informe publicado esta mañana, la CNMC interpreta que evitar subidas de precios incidirá en la recuperación del tráfico tras la pandemia a pesar de los altos costes que asumen las operadoras por el encarecimiento de la energía. Renfe, por ejemplo, acaba de publicar resultados al cierre de agosto y su factura por la tracción eléctrica duplica lo presupuestado, lo que sume a la compañía en pérdidas superiores a los 100 millones.

En este contexto de negocio, la CNMC recomienda un aumento en las bonificaciones para animar a un mayor uso de los corredores abiertos a la competencia y también en las nuevas líneas.

Dentro de los cánones, que son las tasas que Adif y Adif Alta Velocidad cobran a las empresas de transporte ferroviario por usar las vías e instalaciones de servicio, se encuentran las rebajas aplicables cuando la actividad está por encima de lo previsible. Es a esos descuentos a los que apunta la CNMC con la petición de incrementos para las mejoras de tráfico en los corredores Madrid-Barcelona, donde ya compiten Renfe y Ouigo y se espera a Iryo a partir del 25 de noviembre, y en el Madrid-Levante, en el que la operadora pública va a tener la pugna de Ouigo desde el 7 de octubre.

De momento, la propuesta de Adif Alta Velocidad ha sido mantener bonificaciones de hasta un 25% en el Madrid-Barcelona y de un máximo del 50% en el Madrid-Levante y el Madrid-Norte. El cálculo de los cánones que cobra el administrador de la red se basa en sus costes estimados, pero ahora se tiene en cuenta el cálculo incluido en el convenio 2021-2025 firmado con el Ministerio de Transportes para la sostenibilidad de las infraestructuras ferroviarias, y no los costes incurridos en las últimas cuentas auditadas, que en este caso son las de 2021.

La CNMC explica que la nueva metodología arroja cánones más caros que la anterior, pero ello no tendrá efecto a la vista de la propuesta de congelación. En todo caso, la Comisión ha ordenado corregir la propuesta de adición al canon de servicios en la red convencional, lo que afecta a las Cercanías y servicios de Media Distancia de Renfe, al resultar superior a lo permitido.

Normas
Entra en El País para participar